El Banco de Alimentos pone en marcha la «operación kilo» en el Centro Comercial Alcampo

0
637

DOMINGO LÓPEZ FERNÁNDEZ 

                        Desde las diez de la mañana los voluntarios que se integran en la institución comenzaron a desplegar sus mesas petitorias en el interior del Centro Comercial a la vez que repartían folletos en los que figuraban los productos requeridos. Fundamentalmente se recomendaba la entrega de alimentos no perecederos, en concreto, arroz, alubias, garbanzos, azúcar, aceite, harina, leche, pastas y conservas varias. Hacía media mañana era ya considerable el volumen de alimentos donados, pues a esa hora la respuesta del público se podía considerar más que aceptable. La “Operación Kilo” ha continuado durante toda la tarde y se ha dado por clausurada al cierre del establecimiento comercial.

            A juicio del presidente de la Delegación Local del Banco de Alimentos, la respuesta del pueblo de Motril ha sido bastante positiva, aunque a falta de un recuento exhaustivo de los productos obtenidos se calcula que las donaciones han bajado un 25% con respecto al año anterior. Para Antonio Maldonado la crítica situación que viven las familias está pasando factura en todos los ámbitos de la sociedad y se ha dejado sentir con fuerza en la campaña. Contrasta esta situación con la vivida hace unos días en Granada, donde colectivos sociales, corporaciones, instituciones y asociaciones de todo tipo se han volcado con el Banco de Alimentos para recaudar productos a favor de las familias desfavorecidas. Ha sido tal la respuesta que la Fundación Banco de Alimentos de Granada ha decidido desviar parte de la colecta para la Delegación de Motril dado que las necesidades de la comarca costera se han incrementado notablemente. Como bien dice Antonio Maldonado, una de las instituciones más necesitadas es el comedor social Jesús Abandonado, donde actualmente se asiste a prácticamente doscientas personas al día, cuando hasta hace un año eran solamente 30 las personas asistidas. Aún así hace constar a EL FARO que el Banco de Alimentos no trata directamente con las personas necesitadas, sino que lo hace con instituciones y asociaciones y fundamentalmente con Cáritas, cuyo delegado diocesano es quien conoce de forma directa las carencias básicas de las familias menesterosas de la comarca.

            Pese al descenso de productos recolectados en el día de hoy, el Banco de Alimentos se siente particularmente satisfecho y da la gracias al pueblo de Motril por su gesto de solidaridad. Asimismo pone en conocimiento de todos los motrileños que mantiene abierta una cuenta en la entidad Caja Rural de Granada en la que todo el que quiera puede efectuar su donativo con este fin social. Solo tiene que acercarse a cualquier oficina y allí mismo le serán informados del número para concretar su donación, operación que, además, cuenta con beneficios fiscales.

            Paralelamente a esta actuación, este mismo sábado ha tenido lugar la caravana solidaria que organiza la hermandad de la Divina Pastora a favor de las familias desfavorecidas. Desde primera hora de la mañana una carreta enjaezada ha recorrido las calles de la ciudad solicitando la entrega de alimentos. En todo momento dicha carreta ha estado acompañada por miembros de la hermandad que iban cantando villancicos y a los que la policía municipal ha salvaguardado con un operativo especial para velar por la seguridad del cortejo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí