Policías, pancartas e insultos en el último pleno del mandato

0
1136

Si alguien ha querido entrar en el Ayuntamiento de Motril esta mañana se ha encontrado con hasta cuatro agentes de la Policía Local en la puerta principal y dos en la trasera. Si además quería acceder al salón de plenos otros tres policías guardaban la sala y pedían el DNI a los que quisieran entrar. Todo este ‘sitio policial’ ha sido causado por la presencia de un gran número de vecinos del anejo de Torrenueva que han acudido a la última sesión plenaria antes de las elecciones para continuar con sus protestas por el supuesto incumplimiento de pago por parte del Ayuntamiento matriz.

Como no podía ser de otra manera, y con los nervios crispados, desde primera hora ha habido enfrentamientos incluso con los concejales de Izquierda Unida quienes han intercambiado malas palabras con los policías. Para terminar la jornada, rondando el mediodía, los vecinos torreños han despedido al alcalde, Carlos Rojas, y al teniente de alcalde de Economía, José García Fuentes, a gritos e insultos con pancartas en mano. Y es que hace ya días que la tensión se viene creando con varias mujeres, vocales de la Entidad Local, sentadas en el patio de la Casa Consistorial a modo de protesta pues los responsables pedáneos siguen acusando de “asfixia económica por falta de los pagos acordados en el convenio marco de 2004”. Todo este revuelo ha venido por la presentación en el pleno de una propuesta sobre el pago de asignaciones presupuestarias de los años 2009 y 2010 a la Entidad Local de Carchuna Calahonda. Según ha podido saber EL FARO, a pesar de que este tema tocaba de cerca a la entidad local, el Ayuntamiento no ha avisado a los responsables del Llano.

Con el voto en contra de la oposición, se ha aprobado por mayoría el pago de adeudos de liquidaciones  de los dos últimos años, un pago en cuya cantidad discrepan ambas administraciones. Según palabras de García Fuentes, el Ayuntamiento matriz ha ingresado a Carchuna más de tres millones de euros “sumados al dinero que la Junta de Andalucía le ha pagado directamente tras la resolución”. “A Torrenueva se le han pagado más de 42 mil euros más de los que se deberían pagar”, ha apuntado el concejal quien ha asegurado que “todas estas cifras están en informes técnicos realizados por personas que nadie tienen que ver con la política; hay resguardos de los ingresos y de intervención. Todo está reflejado en la documentación pertinente”, ha continuado García Fuentes. El portavoz de Izquierda Unida, Felipe Villa, lo ha contrariado alegando que la última sentencia de lo administrativo-contencioso anula las decisiones tomadas “de manera unilateral” porque las partidas presupuestarias ingresadas no son suficientes.

Al contrario de lo que ha ocurrido en sesiones anteriores, el presidente pedáneo de Torrenueva, Manuel Carrascosa, no ha podido intervenir. Si ha estado instando a una vecina, no obstante, a que apuntara todo lo allí hablado para después “hablarlo fuera”. Los tenientes de alcalde de Deportes y Medio Ambiente, miembros de la coalición de gobierno, Antonio Escámez y Francisco Villoslada, se han levantado de su sitio durante el debate anunciando que “ni intervendremos ni votaremos en este asuntos”. Villoslada, además, ha abandonado el salón plenario para el resto de la sesión.

PURA POLÍTICA

La no intervención de varios miembros de la corporación se ha repetido en varias ocasiones pues el debate plenario ha derivado en cuestiones políticas y partidistas en puntos tales como la reprobación del presiente del PP en Granada, Sebastián Pérez, por sus declaraciones sobre los alcaldes socialistas o la reprobación de su homónima en el PSOE, Teresa Jiménez. Tanto IU como PA y el concejal no adscrito, Jacinto Rodríguez, se han mantenido al margen de lo que han considerado una discusión electoral.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí