El SPJ-USO denuncia la precaria situación del Servicio Común del Partido Judicial de Motril

0
596

El Sindicato Profesional de Justicia de la Unión Sindical Obrera (SPJ-USO), que ostenta la condición de más representativo en la comunidad autónoma de Andalucía, pone en conocimiento de la  opinión pública la grave situación que padece el Servicio Común del Partido Judicial (SCPJ) de Motril, órgano judicial encargado del registro y  reparto de las demandas, querellas y escritos, así como de la realización de los actos de comunicación (notificaciones, emplazamientos, citaciones y requerimientos) y de los actos de ejecución (embargos, lanzamientos, tomas de posesión de viviendas, ….) que extiende sus competencias por los municipios de Albondón, Albuñol, Los Guájares, Gualchos, Itrabo, Lújar, Molvízar, Motril, Polopos, Rubite, Salobreña, Sorvilán y Vélez de Benaudalla, con una población total de 100.000 habitantes.

             Los servicios comunes que se vienen creando en Andalucía, como primer paso hacia la implantación de la Nueva Oficina Judicial, son órganos judiciales imprescindibles para el buen funcionamiento de la administración de justicia, pues constituyen el nexo de unión entre el ciudadano y los Juzgados, de manera que el ciudadano ejerce su derecho a la tutela judicial efectiva mediante la presentación de demandas, querellas, denuncias y escritos, a través de los servicios comunes, y los juzgados y tribunales se comunican con los ciudadanos y ejecutan muchas de sus resoluciones a través de los actos que se materializan en los servicios comunes.

            El SCPJ de Motril, se encuentra al borde del colapso, pues sus recursos humanos son muy limitados para poder afrontar la descomunal carga de trabajo que padecen por causa de la crisis económica.

            Así, mientras el número de escritos presentados  en el año 2.007 fue de 17.836, en el año 2.010 supera los 24.597, lo que evidencia un incremento de más de 6.700 escritos. 

           El incremento de actos de comunicación y ejecución (diligencias) que debe ejecutar el SCPJ es descomunal e inasumible: mientras que en el año 2.002 fue de 4.042, en el año 2.007 fue de 11.005 y en el año 2.010 se han superado las 20.000 diligencias.

            Desde SPJ-USO denunciamos la escasez de recursos humanos así como de recursos materiales, pues el traslado de los funcionarios para realizar los actos de comunicación y ejecución por todo el partido judicial de Motril, que necesariamente debe realizarse en vehículos que dispone la Delegación Provincial de Justicia de Granada, está limitado a tres horas al día. El colapso que está a punto de sufrir el SCPJ de Motril está provocando continuas interferencias en el ejercicio de la actividad jurisdiccional que afectan al ciudadano; así, a modo de ejemplo,  suspensiones en la celebración de algunos juicios por no estar citadas todas las partes o no haberse podido citar con la antelación legalmente establecida; tardanza excesiva en que los propietarios de viviendas alquiladas puedan recuperar la posesión de sus inmuebles, ante el impago de los arrendatarios, dejando inútil todas las reformas legislativas que se vienen haciendo para dotar de mayor celeridad los juicios de desahucio, …

            Desde SPJ-USO vencimos insistiendo ante la Administración la urgente necesidad de dotar a los servicios comunes en general, de una plantilla orgánica acorde a la carga de trabajo que soportan, y en particular, en el caso de Motril solicitamos:

1.      El aumento de la plantilla del SCPJ de Motril en:

A)    Dos funcionarios del cuerpo de Auxilio judicial, para poder garantizar la realización en tiempo y forma de los actos de comunicación y ejecución.

B)     Un funcionario del cuerpo de Tramitación Procesal ante la descomunal entrada de escritos.

C)     Un funcionario del cuerpo de Gestión Procesal para la correcta realización de los actos de ejecución, así como para la buena llevanza del reparto de asuntos, tarea que se verá incrementada con la próxima entrada en funcionamiento del Juzgado de lo Penal nº 2 de Motril, que obligará al establecimiento de un reparto penal que hasta ahora no existe.

2.      La urgente implantación de efectivos de refuerzo mientras tanto se lleva a efecto el aumento de la plantilla orgánica.

3.      El establecimiento de un plan de prolongación de jornada por la tarde, de carácter voluntario y por un periodo de seis mesesl, a fin de poder eliminar el preocupante retraso existente.

4.      La dotación de un mayor número de horas en la utilización de los coches que desplazan a los funcionarios por todo el partido judicial de Motril, al evidenciarse que son manifiestamente insuficientes.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí