El MOTRIL exige la sustitución de las “guillotinas” del Candelón

0
953
Presidente del MOTRIL mostrando la distancia de alguna de las “guillotinas” instaladas en la carretera hacia Salobreña, la tan comentada iluminación del Candelon

Los motoristas definen a los quitamiedos de las carreteras como “guillotinas de la muerte”, y por desgracia el ayuntamiento de Motril no ha tenido otra ocurrencia que proteger las farolas instaladas en el camino que va hacia el Candelón con estos elementos que en algunos lugares está a apenas 15 centímetros o incluso menos del trazado.

Santiago Medina, presidente del MOTRIL, (Movimiento Trabajador Ilustrado) que concurre a las próximas elecciones municipales, considera que “es inadmisible e intolerable que se coloquen nuevas trampas en esta carretera.  Está bien que exista iluminación, pero es una temeridad colocar esas protecciones para las farolas sin pensar que esas mismas protecciones para elementos como farolas se convierten en verdaderas guillotinas para motoristas, ciclistas y conductores en general que al más mínimo despiste o por cualquier causa extraordinaria se salgan lo más mínimo del trazado de la vía.”

Según Medina esas “protecciones” deben ser sustituidas de inmediato por otras que estén destinadas a proteger, no a las farolas, sino a los motoristas, ciclistas, etc., ya que “una farola se puede sustituir, pero la vida de una persona no, y creemos que incluso esta actuación podría ir en contra de las normas de tráfico al situar elementos peligrosos en el arcén, para lo que realizarán las consultas adecuadas a colectivos de moteros para evitar que se sigan colocando “guillotinas””, comenta Medina.

El representante del MOTRIL aconseja al alcalde motrileño que se olvide de convertirse en “Inaugurator Man” y piense más en los motrileños y en este caso en la seguridad y protección de los motoristas y ciclistas.  “El hacerse una foto con unas nuevas farolas no debe suponer un peligro para nadie y esperamos que estas “protecciones” sean sustituidas de inmediato por otras que eviten o minimicen daños a las personas.”, concluye Medina.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí