Diputación crea dos plazas de funcionarios reservadas para personas con discapacidad intelectual

0
100

El presidente de la Diputación, Antonio Martínez Caler ha anunciado  esta mañana, durante la recepción a los cinco trabajadores con discapacidad intelectual que realizarán prácticas en la institución provincial a lo largo de este año, un paso más en la estrategia de inserción laboral de este colectivo, a través de  “la creación de dos plazas reservadas para personas con discapacidad intelectual, incluidas en la Relación de Puestos de Trabajo de 2011”. La iniciativa se enmarca “en las políticas de integración, que desarrollamos desde el convencimiento de que es obligación de los poderes públicos garantizar el acceso al empleo público en  igualdad de condiciones, mediante la adaptación de las pruebas selectivas en función del tipo de discapacidad de los aspirantes”.

Esta mañana la sede de la Diputación ha sido el escenario en el que se ha dado la bienvenida a los cinco nuevos trabajadores que se han incorporado con un contrato en prácticas. Los becarios  realizarán sus funciones distribuidos en diferentes servicios de la Diputación, tales como el Centro de Servicios Sociales Comunitarios de Salobreña, la Oficina zonal de Maracena de la Delegación de Deportes, RESUR, la Delegación de Cultura y Juventud y el Patronato de Turismo. Allí realizarán funciones ligadas principalmente a puestos de operarios y administrativos. Unas tareas para las que están capacitados, teniendo en cuenta que alguno de ellos cuenta con formación universitaria.

En la actualidad la institución provincial cuenta con un total de catorce trabajadores de estas características, nueve  de ellos contratados a los que desde hoy se unen los nuevos becarios uno por cada asociación.

Desde 2008 la Diputación Provincial apoya la integración laboral de personas con discapacidad intelectual a través de la puesta en marcha de un plan de empleo específico para este colectivo. Esa colaboración se inició con un convenio firmado con Granadown, al que se incorporan con posterioridad las asociaciones Feaps, Borderline, Asperger y Aspace. El fruto de esa apuesta ha sido la incorporación progresiva de las personas que han realizado prácticas, para luego, ser contratadas mediante un contrato de fomento de empleo.

Francisco Martínez, presidente de Asperger, ha destacado que “el empeño de esta institución y su apoyo en la labor de concienciación social, ha sido trascendente para que las personas con discapacidad puedan optar a ocupar un puesto laboral”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí