El PSOE pide al PP que deje de fomentar la crispación

0
1030

Manuel Pezzi, diputado socialista

El diputado socialista Manuel Pezzi ha criticado hoy la «estrategia de crispación y bronca» que desarrolla continuamente en materia de infraestructuras el PP, «un partido anclado en el absentismo de ideas y carente de un proyecto serio que vaya más allá de la descalificación y del agravio de todos contra todos».

«La bronca y la crispación la unen a las amenazas continuas de movilizaciones y de encuentros donde van a cantar las cuarenta al Ministro de Fomento, al presidente de la Junta, al de la Diputación o a cualquier socialista que tenga responsabilidad pública», ha señalado Pezzi.

El representante socialista ha destacado que el tramo Puntalón-Carchuna haya vuelto a comenzar para finalizar en el plazo acordado, «un hecho que es indiscutible». El Gorgoracha-Puntalón está en fase de licitación inmediata, algo también anunciado por el propio Ministerio de Fomento, mientras que el tramo Guadalfeo-Lobres está ya finalizado.

Los restantes -advierte Pezzi- siguen al ritmo previsto con los plazos acordados en la adjudicación y tras los modificados y complementarios aprobados con posterioridad.

«Esta situación no puede verse enmarañada por agravios ni comparaciones con otras provincias, otras obras o proyectos en nada comparables», ha indicado el diputado, quien ha hecho referencia en concreto a la autopista de peaje Las Pedrizas-Málaga, AP-46 que está construyendo con fondos propios la empresa Sacyr. Esta empresa es adjudicataria de una concesión administrativa que no ha logrado finalizar a tiempo, por lo que el Ministerio le ha fijado un nuevo plazo en la concesión de explotación y un aumento del 20 por ciento de las tarifas de peaje.

Según la concesión administrativa, esta infraestructura debió abrirse a finales de 2009 pero, por razones de mayor coste y falta de tesorería de la empresa, ésta ha necesitado de una prórroga que le permita acabarla el 31 de octubre de 2011. «Por tanto, nada comparable con la obra pública que dirige, paga y es responsabilidad única del Ministerio de Fomento, como es el caso de la A-7», apostilla Pezzi.

«Los malos augurios que a diario el PP y, sobre todo, los alcaldes de Granada y Motril anuncian para demostrar que todo en la provincia es un desastre por culpa de los socialistas raya en la esquizofrenia», ha denunciado el diputado socialista, quien ha lamentado que el PP ataque sin empacho la gestión en Sierra Nevada, en la Alhambra, en el Parque de las Ciencias, en el Parque Tecnológico de la Salud o en el Metropolitano, a pesar de que están informados con frecuencia de las actuaciones previstas e incluso representados en sus órganos y aprueban sus cuentas y estrategias.

Lo mismo les está ocurriendo con el AVE y la estación de Moneo, así como con el reinicio de las obras del tramo Puntalón-Carchuna de la Autovía del Mediterráneo, A-7, señala Pezzi.

«Durante meses exigen que las obras continúen, que se les mande los planos de la estación de ferrocarril y que se aclaren los procesos de contratación. Cuando esas demandas se cumplen declaran que se les está tomando el pelo, que es una maniobra de cara a la galería o que los trabajadores y las máquinas son sólo figurantes de una obra de teatro pero que realmente nos están trabajando en serio», ha manifestado el representante socialista, para quien esta actitud contrasta con el llamamiento continuo desde el PSOE para abrir vías de diálogo, de acuerdo, de trabajar juntos, rechazadas sistemáticamente.

Para el diputado socialista, el trabajo del PSOE por Granada está dando los frutos apetecidos, «a pesar de los obstáculos y zancadillas del PP». «Lo hemos demostrado en el AVE y estamos esperando que finalmente Torres Hurtado entre en razón y se de cuenta de que cuando habla y critica los andenes de 400 metros o de diez vías, o el soterramiento por la Chana con túneles de 10 metros no hace más que el ridículo, porque son especificaciones técnicas de obligado cumplimiento por la normativa europea y de la obra pública en España, acordadas por el administrador de ferrocarriles, ADIF, y jamás por un deseo o imposición de los socialistas.

«Queremos una estación de primera, como la de Málaga, la de Valencia, la de Zaragoza o Valladolid y el alcalde plantea, al parecer, un apeadero para poder salvar la cara de su bancarrota económica», critica Pezzi.

Los socialistas granadinos, ha declarado Pezzi, trabajamos para que el AVE esté terminado a finales de 2013 y peleamos a diario con todas las administraciones responsables para que se cumplan los plazos y se acelere la llegada del AVE a Granada, para que los tramos de la A-7 no se paren por ninguna causa, que los modificados y complementarios se aprueben rápidamente, que las licitaciones pendientes no se retrasen y que los Presupuestos Generales del Estado recojan las partidas necesarias para llevarlo a cabo.

«Nos esforzamos para que durante 2012 la A-7 pueda terminarse y ese es nuestro trabajo diario y permanente, una actuación que contrasta con la de otros que, en cambio, pelean exactamente para lo contrario, para que no se terminen y puedan seguir viviendo de la sopa boba del agravio, la bronca y la crispación», concluye Pezzi.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí