ASÍ SE PRODUJO EL RESCATE DE DOS NIÑAS EN TORRENUEVA COSTA, QUE SE AHOGABAN EN EL MAR

0
1283

José Manuel González/Entrevista EL FARO

José M. Gutiérrez: «Separé a las dos niñas que estaban ahogándose y permití que la más pequeña se agarrara a mí para que tomará un poco de aliento. Me sumergí y la levanté para que respirara un poco ya que estaba medio inconsciente. Sin embargo, la fuerza del mar era gigantesca…»

Litoral de Torrenueva Costa.

José Manuel Gutiérrez -natural de Jaén- ha contado a EL FARO cómo se produjo el rescate de dos niñas, el pasado 2 de junio, en una playa del municipio de Torrenueva Costa, y cómo se percató de la situación y qué acto realizó, junto a otra mujer de 53 años.

¿Cómo te diste cuenta de la situación dramática que se estaba produciendo?

Mi pareja observaba como varias niñas estaban en el agua pidiendo auxilio. Ella, me dijo, José Manuel, algo le está pasando a esas niñas. Sin dudarlo, me lancé al agua para socorrerlas. Me encontré con una niña, de entre 5 a 7 años, luchando por mantenerse a flote sin fuerzas y medio ahogada, agarrada a otra niña mayor que también estaba sin fuerzas. A unos escasos metros, veía a una mujer con otra niña que también luchaba contra la corriente pero me era imposible ayudar a todas a la vez. Con rapidez, separé a las dos niñas que estaban ahogándose mutuamente y permití que la más pequeña se agarrara a mí para que tomará un poco de aliento. Me sumergí y la levanté para que respirara un poco ya que estaba medio inconsciente. Sin embargo, la fuerza del mar era gigantesca y en un momento, ambas niñas me agarraron hundiéndome y la niña pequeña tras recuperar un poco de aliento me agarró del cuello impidiéndome respirar.

¿También intervino una señora que presenció lo sucedido?

Sí, en ese instante, una mujer súper valiente (fui a buscarla después pero me dijo otro señor que estaba en la toalla de al lado que se había ido), se sumergió y me ayudó con una de las niñas, la mayor que estaba algo mejor. A pesar de su ayuda, el mar nos arrastraba cada vez más hacia adentro. Tomé la decisión de soltarlas y comencé a empujarlas a todas hacia la orilla, hasta que finalmente lograron salir del agua.

¿Recuperaste fuerzas y volviste al agua?

Después de vomitar todo el agua que había tragado y recuperar un poco de aliento, tomé mis aletas que estaban en la toalla y me dirigí hacia la otra mujer que me había dejado atrás con la otra niña y que aún estaban en el agua. Al alcanzarlas, junto con varios jóvenes que habían acudido con un flotador, luchamos contra la corriente para llevar a la mujer y a la niña, que no mostraban signos de respuesta, hasta la orilla.

¿En tierra firme también realizaste la maniobra de Heimlich?

Una vez en la arena, y completamente exhausto, realicé la maniobra de Heimlich a la niña más pequeña, quien, afortunadamente, expulsó el agua que había tragado. Tras asegurarme de que la niña estaba estabilizada, me acerqué a la mujer y le pedí que moviera la mano si se encontraba bien, lo cual hizo. Poco después, los servicios de emergencia llegaron y se hicieron cargo de la situación.

¿Deseas agradecer la labor de la mujer que participó en el rescate?

Sí, quisiera expresar mi más profundo agradecimiento a la mujer que se sumergió conmigo y me ayudó a rescatar a las primeras dos niñas. Fue esencial y sin ella, me hubiera sido imposible sacarlas del agua. También, mi reconocimiento a los jóvenes que se lanzaron con el flotador.

Tras acudir los servicios sanitarios y fuerzas de seguridad, las dos niñas, se quedaron en observación en el Hospital Santa Ana de Motril, estando previsto que recibieran el alta a lo largo de la jornada de este pasado lunes, tras este dramático episodio vital que ha querido narrar a EL FARO José Manuel Gutiérrez, quien ayudó a una mujer de 53 años a rescatar a las pequeñas en el mar de Torrenueva Costa, afortunadamente, con final feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí