LA ORDEN DE AGUSTINOS RECOLETOS CONMEMORA SUS 125 AÑOS DE PRESENCIA EN LA CIUDAD

0
760

Domingo A. López Fernández

-Cronista Oficial de la ciudad de Motril-

Fotos: EL FARO

LA ORDEN DE AGUSTINOS RECOLETOS CONMEMORA SUS 125 AÑOS DE PRESENCIA EN LA CIUDAD

El pasado sábado, 11 de mayo, la Orden de Agustinos Recoletos conmemoraba en Motril el 125 aniversario de su llegada a la ciudad, efeméride que es coetánea, igualmente, a la de su regreso a Granada. Precisamente, la celebración de este último hecho histórico se solemnizaba el pasado mes de febrero en la iglesia de Hospitalicos, donde el arzobispo de Granada, D. José María Gil Tamayo, presidía la eucaristía del día en unión de numerosos religiosos de la orden.

En verdad, toda celebración de la comunidad agustiniana goza de significativos antecedentes, dado que la orden preserva para conocimiento propio y para la historia su “Libro de Cosas Notables”, donde se anotan con detalle los hechos más significativos que acontecen cada año, además de la vida espiritual y pastoral de la comunidad. Solo así es posible que estas solemnidades no queden olvidadas ni pasen desapercibidas con el paso de los años. Para la historia quedan, pues señaladas conmemoraciones como la del centenario de la llegada de la Orden a Motril que tuvo lugar en el mes de diciembre de 1999 con una magna exposición de fotografías en la casa de la Palma. Igualmente, en el Teatro Calderón de la Barca, se celebraba un congreso histórico bajo el título de “Los Agustinos Recoletos en Andalucía y su proyección en América”, que aportó datos inéditos sobre la residencia agustiniana de Motril. Asimismo, en el mes de abril 2006, el colegio de San Agustín celebraba dentro de una gran expectación la “Semana Agustiniana” que conmemoraba los 50 años de servicio a la educación en la ciudad, en la que estuvieron presentes distintas generaciones de educandos motrileños.

La señalada efeméride de los 125 años de la llegada de la orden a Motril se rememoraba con una solemne eucaristía que tuvo lugar en la tarde en la iglesia de la Victoria. El acto daba principio a las 19:00 hrs ante un templo totalmente repleto de fieles, entre los que se encontraban presentes miembros representativos de las hermandades y cofradías radicadas en la iglesia, así como de otras parroquias motrileñas y asociaciones y fraternidades agustinianas de Motril, Granada y Monachil.

Con puntualidad accedía hasta el altar una fiel colaboradora de la Orden, Ana María Fernández, para trasladar a todos los presentes la trascendencia del acto e hilvanar, igualmente, la historia de la presencia agustiniana en Motril y la ciudad de Granada. Según daba a conocer, los agustinos recoletos se encuentran presentes en la archidiócesis desde 1614, año en el que se producía la fundación del Convento de Nuestra Señora de Loreto en el Albaicín. Tres años después se fundaba en Santa Fe el convento de San Juan Bautista y, en Granada, van a permanecer hasta el año de 1835 en que se produce la exclaustración debida a las leyes desamortizadoras. Con la perdida de las Filipinas, entre 1898 y 1900, casi 200 frailes abandonan el archipiélago y regresan a España, donde se les asignarán nuevos campos de misión en Colombia, Venezuela, Panamá y Brasil. En España los conventos agustinianos de Monteagudo y Marcilla (Navarra) acogerán a numerosos frailes y será orden del Superior General el abrir nuevas casas en España para continuar su labor pastoral y de espiritualidad, juntamente con la educativa. Así pues, la Residencia de Granada fue la primera en establecerse gracias a la mediación del Conde de Antillón, que consiguió asignasen a la orden la iglesia del antiguo Hospital del Corpus Christi, conocido popularmente como “Hospitalicos”, el día 11 de febrero de 1899.

Por lo que respecta a Motril, las crónicas cuentan que la comunidad de Monjas Agustinas Recoletas Nazarenas tenía necesidad de preceptores espirituales y mostraron su interés al sacerdote D. Francisco Granados para que mediase con alguna orden religiosa. Francisco Granados contactará con la Orden de Agustinos, primeramente calzados, y más tarde recoletos, ofreciendo, incluso, la cesión de la única finca de que disponía para establecer la casa conventual. Así, el día 15 de marzo de 1899, se producía la llegada del Padre Corro del Rosario para entrevistarse con las monjas nazarenas. Será éste el punto de partida para la fundación de la casa motrileña que en este año de 2024 cumple el aniversario de 125 años de asistencia espiritual en la ciudad.

Tras el preámbulo histórico, daba comienzo la celebración eucarística con la procesión de la cruz parroquial que accedía a la iglesia desde el patio del colegio para discurrir por la nave central junto a los acólitos y sacerdotes concelebrantes. La solemne función de iglesia ha sido presidida por el padre provincial de la provincia de Santo Tomás, D. Francisco Javier Tello Vegas, que ha venido expresamente desde Rio de Janeiro (Brasil), sede actual de la provincia. Asimismo, ha estado presente Monseñor Fortunato Pablo Urcey (OAR), quien durante diecisiete años ha sido obispo-prelado de Chota (Perú), y actualmente es emérito tras haber aceptado su renuncia el Papa por razones de salud. Para esta solemne ocasión han estado presentes en el presbiterio padres de la Orden Agustiniana venidos desde distintos puntos de la provincia, además del vicario provincial diocesano, D. Alberto Sedano, y los párrocos de la Divina Pastora y Nuestra Señora del Carmen del Varadero, D. Antonio Rodríguez Hervás y D. Alejandro Pablo Anguís. Igualmente, se hace preciso destacar que han ocupado lugares preferentes en la iglesia la Comunidad de Madres Agustinas Recoletas Nazarenas, junto a una comisión de religiosas del Monasterio de las Comendadoras de Santiago de Granada que se encuentran federadas a la Orden de Agustinos Recoletos. Junto a ellas ha estado la representación del equipo de gobierno municipal que ha presidido la alcaldesa, Dª. Luisa María García Chamorro. Igualmente, ha asistido una comisión de religiosas del Colegio Santo Rosario de Motril, además de la Madre General y Consejera de la Federación Española de Agustinas Recoletas venidas expresamente desde Madrid y religiosas de la congregación de Misioneras Agustinas Recoletas que tienen a su cargo el colegio de Nuestra Señora de la Consolación de la Chana en Granada. La santa misa ha contado, asimismo, con el canto coral de los seminaristas de la Orden que residen en el convento de Nuestra Señora del Buen Consejo de Monachil y que han venido a realzar la función sacra.

La solemnidad ha presidido en todo momento la función eucarística, que ha finalizado con la exposición pública de la Bendición Apostólica que ha otorgado el Papa Francisco al prior motrileño, Fray Antonio Martín Blanco, y a toda la comunidad agustiniana con ocasión del 125 aniversario de la llegada de la Orden a Motril, gracia papal que ha sido concedida en fecha de 12 de mayo de 2024.

Concluida la santa misa, todos los presentes han gozado de una jornada de convivencia en el patio del colegio de San Agustín, donde numerosos motrileños han podido saludar a estimados padres de la Orden que han cumplido su ministerio en la ciudad y que actualmente se encuentran adscritos a otros conventos repartidos por la geografía nacional. Entre ellos se han de citar al Padre Alfredo Arce, director durante bastantes años del Colegio de San Agustín, el Padre Jesús Cerezal, director que fue de la Escuela de Formación Profesional, o el Padre Laureano, quien durante bastantes años ha presidido las funciones eucarísticas en la iglesia de la Victoria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí