Detenido tras golpear en el rostro con una piedra a un compañero de gimnasio

0
539

EL FARO

  • El suceso ocurrió sobre las dos de la tarde en el interior de un centro deportivo situado en el distrito Centro de la ciudad mientras los implicados estaban utilizando una máquina de musculación que fue el origen del conflicto
  • Los agentes tuvieron conocimiento de la agresión tras recibir numerosas llamadas en el CIMACC-091 realizadas por testigos que presenciaron la discusión
  • El presunto agresor, un varón de 22 años, fue localizado y detenido en su domicilio poco después del suceso mientras que la víctima se recupera de las lesiones sufridas en el rostro como consecuencia del golpe con la piedra
Vehículo de la Policía Nacional.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 22 años sin antecedentes policiales como presunto autor de las lesiones ocasionadas en el rostro contra otro usuario de un gimnasio situado en el distrito Centro de la ciudad que le habría producido al arrojarle una piedra. El presunto agresor fue localizado por los agentes poco después de la pelea, en su domicilio.

Numerosas llamadas realizadas al CIMACC-091 informaron de la reyerta

Pasadas las dos de la tarde se recibieron numerosas llamadas en la central CIMACC-091 informando de una reyerta en el interior de un centro deportivo del centro de la ciudad. A la llegada de los agentes, observan salir a un varón que evidenciaba haber recibido un fuerte impacto en el rostro el cual manifiesta encontrarse bastante mareado, así como que le han agredido, que ha mantenido una discusión con otro usuario del gimnasio el cual le ha amenazado. Según sus manifestaciones, ambos se habían enzarzado en una pelea siendo separados por otros usuarios del establecimiento. Poco después, el varón había vuelto con una piedra en la mano con la que le había golpeado en la cara de manera sorpresiva ocasionándole las lesiones que presentaba con inflamación y sangrado por nariz y boca. El varón fue trasladado hasta el hospital.

Al parecer, la víctima estaba utilizando una máquina de musculación junto con dos amigos más, intercambiándose entre ellos en la realización de las series correspondientes. Repentinamente, otros dos usuarios del centro deportivo, entre ellos el agresor, comenzaron a utilizar la misma máquina, para lo cual, además, realizaron modificaciones en la misma. Por tal motivo, el agredido se quejó diciéndoles que esperasen su turno que la estaban utilizando ellos. En ese momento, se inició una discusión que terminó con la agresión.

En cuanto al agresor, no se encontraba en el lugar, por lo que los agentes hicieron gestiones para su identificación e intentaron localizarlo en su domicilio, lugar en el que no se encontraba. No obstante, se personó poco después, al tener conocimiento de que los agentes lo estaban buscando, momento en el que fue detenido.

El detenido ya ha pasado a disposición de la autoridad judicial mientras la víctima se recupera de las lesiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí