ACTO INSTITUCIONAL EN EL DIA DE LAS PERSONAS DESAPARECIDAS

0
1047

Domingo A. López Fernández

Fotos: EL FARO

Motril recuerda a María Teresa Fernández, desaparecida en la ciudad en agosto de 2000 

Desde el año de 2010, el día 9 de febrero ha quedado fijado en el calendario como la jornada que recuerda a las personas desaparecidas sin causa aparente en toda España y son muy numerosos los ayuntamientos que rememoran esta fecha con un acto institucional. Así lo ha hecho el consistorio motrileño en la mañana de ayer, sábado, día con tiempo muy desapacible y una lluvia que no dejaba de cesar, pero que no fue inconveniente para que muchos motrileños se concentraran a la entrada del Parque de los Pueblos de América en apoyo de las personas desaparecidas, y muy particularmente en el caso que más nos afecta, el de María Teresa Fernández, que lleva ya 23 años sin ser resuelto.

El acto institucional tenía fijada su hora de inicio a las 12:00 hrs junto al monolito erigido en el año de 2022 en recuerdo todos los desaparecidos. El monolito se ubica a la entrada del Parque de los Pueblos de América, junto a la Fuente de la Esperanza, lugar en el que una placa perpetua la memoria viva de todos los desaparecidos con la siguiente remembranza: “En recuerdo de María Teresa Fernández, desaparecida en Motril con 18 años de edad, el 18 agosto de 2000. Y en memoria de todos de todos los desaparecidos. Nunca os olvidaremos. No descansaremos hasta encontraros”.

La lluvia que en esos momentos caía persistentemente hizo trasladar el acto oficial hasta la marquesina de la Oficina de Turismo, donde los motrileños presentes pudieron refugiarse. De forma institucional ha estado presente el equipo de gobierno municipal con su alcaldesa a la cabeza y las representaciones de la Guardia Civil, Cuerpo de la Policía Local y Cuerpo de Bomberos.

El acto ha dado comienzo con la lectura de un manifiesto que ha realizado Mercedes Fernández Martín, hermana de María Teresa, donde ha significado lo que representa el día 9 de marzo para los familiares de las personas desaparecidas, a la vez que ha reivindicado que no decaiga su búsqueda y que se dé trámite en las cortes a una ley que proteja su estatus. Por su trascendencia y el apoyo que siempre ha mostrado EL FARO en las búsqueda de María Teresa, trascribimos íntegramente el contenido del manifiesto, que dice así: “Nosotros familiares de María Teresa Fernández Martín, desaparecida el 18 de agosto del 2000, queremos manifestar que el 9 de marzo es el día de las personas desaparecidas sin causa aparente y en este día especial unimos nuestra voz para recordar a quienes nos faltan. Que las familias que estamos detrás de estas cifras queremos trasmitir a la sociedad lo que supone tener un ser querido desaparecido sin conocer su paradero ni saber si está o no con vida. Incertidumbre es todo lo que nos queda y duele más que nada porque nos condena a un terrible sinvivir. Cuando una persona desaparece, no desaparecen sus derechos y sabemos que ha sido una lucha de familiares y asociaciones la que hoy nos permite tener un centro de desaparecidos. También conocemos que todas las policías están mejorando sus protocolos de búsqueda y que se avanza, pero les tenemos que pedir algo más, que no los olviden, que les sigan buscando, que estamos esperando que los traigan a casa y que mientras tanto vamos a continuar demandando respuestas. A la clase política le pedimos que los derechos de los desaparecidos no pueden ser ignorados por más tiempo y tampoco los de los familiares que sufrimos su ausencia, por lo que reclamamos que el estatus de las personas desaparecidas se tramite sin más demora como ley en las cortes generales. Los familiares de las personas desaparecidas tenemos confianza en los ciudadanos, en nuestros vecinos, y a ellos y los medios de comunicación les pedimos que no nos olviden, que nos ayuden  a hacer realidad nuestro derecho a saber y para mantener viva la esperanza de reencontrar a nuestros seres queridos. ¡Hoy, 9 de marzo,  te seguimos buscando, te seguimos recordando!”.

Seguidamente, se ha dado paso a la ofrenda floral en el monolito de las personas desaparecidas, lugar hasta el que se han acercado la alcaldesa de la ciudad y los padres de María Teresa para depositar a sus pies un conjunto floral en el que destaca el color blanco, símbolo de la luz, en reivindicación de la respuesta que se lleva esperando durante 23 años.

A continuación la alcaldesa de la ciudad, Luisa María García Chamorro, tomaba la palabra para dar trascendencia al día mundial en que se conmemora la desaparición de personas. En este día tan especial, “como cada 9 de marzo, como hacemos cada 18 de agosto desde el año 2000, Motril dibuja en este día la cara de la joven motrileña. En este día mundial de las personas desaparecidas nos unimos para rendir homenaje a ella y a todas las personas cuyo destino desconocemos”. Asimismo, lanzaba un mensaje de esperanza a los familiares y amigos de María Teresa  al afirmar que la sociedad ha de mantener viva la memoria de todos los desaparecidos y que los motrileños están con ellos y le siguen apoyando en momentos tan duros y difíciles como el de este 9 de marzo. Por ello finalizaba su discurso  animándoles a no perder la esperanza, “no nos vamos a rendir, no vamos a dejar de recordar su nombre nunca…, sigamos manteniendo Motril unido en el recuerdo a María Teresa”.

Para concluir el acto, tomaba la palabra María Teresa Martín, madre de María Teresa, que con voz entrecortada lanzaba a los cuatro vientos que “por encontrar a María Teresa lucharemos contra viento y marea y con agua, lucharemos hasta que tengamos fuerza, somos pocos, los mejores, y sabemos que no estamos solos y que el pueblo de Motril nos acompaña porque tiene corazón y sabe lo que es tener una persona desaparecida, llevamos ya casi 24 años luchando y seguiremos hasta la muerte”. Asimismo, suplicaba al ministerio de justicia que organice un equipo de desaparecidos en cada comunidad autonómica, pues los desaparecidos tienen sus derechos, y “María Teresa, como española, como motrileña, los tiene”. Finalmente concluía sus palabras dando las gracias de corazón a todas las personas que estaban presentes y que habían venido a acompañarles en este día tan desapacible, pues “nos demostráis que no estamos solos”. Seguidamente, durante minutos, los motrileños pudieron mostrar su solidaridad con los padres y familiares, momentos que estuvieron cargados de gran emotividad y sentimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí