Un estudio granadino revela que la exposición a mezclas de metales podría aumentar significativamente el riesgo de cáncer de mama

0
383

EL FARO

La investigación, liderada por expertos en Epidemiología del cáncer del ibs.GRANADA, analizó la exposición a 16 metales pesados y semimetales en 578 mujeres de cuatro comunidades

Un estudio granadino revela que la exposición a mezclas de metales podría aumentar significativamente el riesgo de cáncer de mama (EL FARO)

Investigadores del Instituto de Investigación Biosanitaria ibs.GRANADA, en colaboración con otros tres centros de investigación en Murcia, Navarra y País Vasco, han identificado vínculos significativos entre la exposición conjunta a ciertos metales pesados y el desarrollo de cáncer de mama en mujeres. Este estudio multicéntrico, desarrollado en el marco del proyecto EPIC (European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition), es pionero en analizar la influencia conjunta de estos elementos metálicos en el riesgo de cáncer de mama en España.

Los investigadores encontraron niveles significativamente más altos de cobre en mujeres diagnosticadas con cáncer de mama, mientras que los niveles de zinc fueron más elevados en mujeres sin la enfermedad. Sin embargo, el enfoque analítico en el que se estudió el efecto sinérgico de la exposición conjunta a las mezclas de estos compuestos es la aportación más innovadora de este estudio. Así, el modelo de mezclas reveló que un perfil específico con altos niveles de cobre, manganeso, antimonio y vanadio, junto con bajos niveles de zinc y tungsteno podría llegar a cuadruplicar el riesgo de desarrollar un cáncer de mama.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores determinaron las concentraciones de hasta 16 metales en las muestras de sangre de mujeres reclutadas en los años 90 en la cohorte EPIC-España. A estas mujeres se les ha realizado un seguimiento durante 25 años para identificar los diagnósticos de casos nuevos de cáncer de mama, gracias al contraste de sus datos con los registros de cáncer de población implantados en las provincias participantes. Posteriormente, se ajustaron modelos matemáticos que permitieran evaluar el efecto conjunto de las concentraciones de estos metales sobre el riesgo de haber desarrollado un cáncer de mama a lo largo del seguimiento, contemplando la potencial existencia de efectos no aditivos y no lineales. Este diseño epidemiológico, unido a una completa y rigurosa metodología de análisis para explorar relaciones complejas, garantiza la solidez y fiabilidad de los resultados obtenidos.

«Nuestros hallazgos sugieren que la combinación de estos elementos metálicos podría influir de forma muy significativa en el riesgo de cáncer de mama en mujeres. No obstante, es esencial replicar estos resultados en muestras más grandes y con mediciones repetidas para comprender mejor estas complejas interacciones», afirma Miguel Rodríguez Barranco, investigador principal del proyecto de investigación.

Por su parte, el investigador Nicolás Fernández Martínez, autor principal del artículo, subraya que «la asociación observada con esta combinación de metales destaca la importancia de entender cómo estos elementos pueden relacionarse con el cáncer. Este estudio brinda una nueva perspectiva sobre el rol que podrían desempeñar algunos metales, ya sean tóxicos o esenciales, sobre el cáncer de mama».

Los investigadores del estudio destacan la necesidad de investigaciones adicionales para comprender completamente las complejas interacciones químicas en el entorno y su impacto en la salud humana. “Este estudio supone un paso adelante en el conocimiento de cómo las exposiciones a tóxicos ambientales podrían contribuir al riesgo de cáncer de mama y señala la importancia de reducir estas exposiciones de cara a la prevención primaria de la enfermedad”, concluye María José Sánchez, directora científica del ibs.GRANADA y líder del grupo de investigación.

Sobre el grupo de investigación

El grupo de investigación “Epidemiología, Prevención y Control del Cáncer” del ibs.GRANADA, se creó en 1985. Incluye investigadores de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) y del CIBERESP con una amplia formación y experiencia en diferentes áreas: oncología, epidemiología del cáncer, estadística, economía de la salud, epidemiología ambiental, epidemiología nutricional, salud pública, antropología y psicología.

Los investigadores han participado en proyectos de investigación multicéntricos, tanto nacionales como internacionales, relacionados con la etiología, la atención médica y la supervivencia de los pacientes con cáncer, la epidemiología ambiental y la economía de la salud.

Más información sobre el grupo en https://www.ibsgranada.es/grupos-de-investigacion/a17-epidemiologia-cancer/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí