El 112 insta al uso responsable del material pirotécnico para evitar accidentes en Navidad

0
332

EL FARO

El teléfono único de emergencias de la Junta remarca que estos elementos nunca pueden ser tratados como juguetes

Material pirotécnico (112)

Emergencias 112 Andalucía, servicio adscrito a la Consejería de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa de la Junta de Andalucía que dirige Antonio Sanz, recuerda a la ciudadanía la importancia de hacer un uso responsable del material pirotécnico como mejor medida de prevención para evitar accidentes durante la Navidad.

El 112 subraya que es necesario fomentar conductas de autoprotección que ayuden a prevenir situaciones de emergencia, de modo que puedan disfrutarse los días festivos de forma segura, al tiempo que destaca la necesidad de mantener hábitos preventivos que minimicen los riesgos para las personas, los bienes y el medio ambiente con unos sencillos consejos de buenas prácticas para conocer los principales riesgos.

El centro de coordinación de emergencias único e integral para toda Europa subraya el valor de entender que los productos pirotécnicos no son nunca un juguete y, por eso, se deben manipular siempre con toda la precaución posible y evitar que los usen los menores. Si lo hacen, que sea siempre bajo la supervisión atenta de un adulto. Además, han de comprarse siempre en establecimientos autorizados y que cumplan todas las garantías de calidad y seguridad.

Su uso no es un juego de niños, -resalta el servicio de coordinación de emergencias-, y puede resultar extremadamente peligroso.

Productos por edades

El 112 recuerda que todos los productos pirotécnicos cumplan la legislación vigente en cuanto a la clasificación y la edad del niño en la elección del material. Los menores de 12 años, -recuerda Emergencias 112 Andalucía-, no pueden manipular ningún tipo de elemento pirotécnico, a excepción de los pistones de percusión para juguetes.

Los mayores de 12 años, en cambio, pueden usar solo los de categoría o clase 1, conocidos comercialmente como bombitas, bengalas de palillo, surtidores o voladores. A partir de los 16 pueden manipularse los de clase 2 (ruedas, tubos silbadores, tracas, bengalas, soles o carcasas), mientras que los mayores de 18 pueden comprar y usar los de categoría 3.

Manipulación

La forma más segura de lanzar los productos más comunes, caso de los petardos, bengalas o bombitas, es hacerlo siempre en el suelo, alejados de cualquier parte del cuerpo para evitar quemaduras y explosiones en las manos o en la cara. Bajo ningún concepto deben introducirse en papeleras, alcantarillas, latas, botellas o envases que pueden causar metralla y multiplicar sus efectos dañinos.

El 112 remarca, asimismo, la importancia de respetar la zona de seguridad y alejarse del petardo una vez esté prendida la mecha. Hay que tener en cuenta en este sentido que los artículos con mechas más largas ofrecen más garantías de seguridad a la hora de encenderlos. En este punto es fundamental subrayar que si un petardo no enciende bien, no debe volver a ser utilizado. Si ello sucede, lo más seguro es dejar pasar treinta minutos y mojarlo con agua para evitar su explosión espontánea.

Antes de usar cualquier tipo de artículo pirotécnico, hay que leer bien las instrucciones del fabricante y seguir sus indicaciones en todo momento. Los productos pirotécnicos no deben guardarse nunca en los bolsillos, porque pueden provocar quemaduras graves debido a una combustión inesperada, al igual que es recomendable no fumar en las proximidades ni emplearlos bajo los efectos de bebidas alcohólicas o estupefacientes.

Lugares

El servicio adscrito a la Consejería de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa de la Junta reseña, paralelamente, que la elección del lugar para el uso del material pirotécnico también debe elegirse con prudencia. Nunca debe usarse en espacios cerrados como viviendas, locales o establecimientos públicos. Para su lanzamiento lo más aconsejable son los espacios abiertos y seguros, alejados de zonas transitadas, viviendas, papeleras, mobiliario urbano y lejos de aglomeraciones de personas y animales.

En ningún caso se deben arrojar petardos u otros artículos inflamables desde balcones o ventanas. Su empleo de este modo puede herir a los peatones y provocar incendios en árboles, setos y otras viviendas. Tampoco desde azoteas porque al contacto con la ropa tendida pueden hacerla prender.

Si estamos en casa y en la calle están usando material pirotécnico, lo más aconsejable es cerrar las puertas y las ventanas para evitar que se cuelen en nuestro hogar los petardos y bengalas.

En centro de coordinación llama también a la responsabilidad cuando haya animales y mascotas en las proximidades, y recuerda que su calidad auditiva es más sensible que la de los humanos por lo que sufren más estrés.

En el caso de que nos encontremos en lugares de ocio y restauración, el 112 aconseja no usar bajo ningún concepto pirotecnia. En su lugar, el festejo se puede animar con un uso adecuado de luces LED o barras luminosas que no impliquen el uso de llama o pólvora.

Quemaduras

En caso de quemadura, se recomienda lavar con agua fría la superficie afectada y, si es grave, acudir a un centro sanitario o solicitar ayuda a través del 112.

Emergencias 112 Andalucía recuerda, en resumen, la necesidad de usar este tipo de artículos con responsabilidad y precaución, y subraya la importancia de conocer la normativa de cada municipio, así como los días y franjas horarias autorizadas para respetar el descanso de los demás sin olvidar el impacto que tienen tanto en zonas con personas enfermas, con diversidad funcional y también en los animales de compañía.

Ante cualquier situación de peligro, debe llamarse al 112, teléfono único de emergencias, gratuito y disponible las 24 horas del día, los 365 días del año y accesible, además, en inglés, francés, alemán y árabe.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí