LA HERMANDAD DE LA DIVINA PASTORA CLAUSURA EL 275 ANIVERSARIO DE LA LLEGADA DE LA IMAGEN A LA CIUDAD

0
1010

Domingo A López Fernández

Fotos: EL FARO

LA HERMANDAD DE LA DIVINA PASTORA CLAUSURA EL 275 ANIVERSARIO DE LA LLEGADA DE LA IMAGEN A LA CIUDAD

El pasado sábado, 2 de diciembre, la Real Hermandad de la Divina Pastora celebraba en su sede canónica, la iglesia de Capuchinos, el acto de clausura del CCLXXV aniversario de la llegada de la imagen a la ciudad. Ha sido, desde luego, un día grandioso para todos los hermanos de la corporación y los numerosos fieles y vecinos del barrio que han estado presentes, pues la conmemoración del día ha contado con un intenso programa de actos que se ha podido cumplir en toda su integridad.

Atrás queda un emotivo año que ha estado cargado de celebraciones para recordar el innegable hecho histórico en el que la imagen de la Divina Pastora de las Almas arribada a la playa del Varadero un 24 de abril de 1748. Se iniciaba el aniversario con una solemne eucaristía de apertura que tenía lugar el día 23 de abril de 2022 en su sede canónica, la iglesia de Capuchinos, que fue oficiada por el rector del Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza, D. Daniel Barranco Rodríguez. Ese mismo día era presentado el logotipo conmemorativo del aniversario, obra del artista y restaurador motrileño Jesús Ortega Fernández. En el mes de junio de 2022, la hermandad daba comienzo a un interesante ciclo de conferencias que principiaba quien suscribe este artículo para dar a conocer la historia y la devoción de la Divina Pastora en Motril.

A comienzos del mes septiembre, en cabildo general de hermanos, se presentaba el nuevo escudo corporativo de la hermandad del que es autor el artista pastoreño D. Ismael Martínez Lunar. A final de dicho mes tenía lugar en el Centro de Arte José Hernández Quero la segunda conferencia del ciclo que con el título de “La Divina Pastora en el arte” quedaba a cargo del historiador D. Isaac Palomino Ruiz. Dando continuación al programa diseñado, en el mes de octubre se celebraba en la iglesia de Capuchinos el pregón de exaltación mariana a la Reina del lugar, que pronunciaba el conocido cofrade pastoreño Juan Carlos Medina Martín, acto al que habría de seguir el septenario dedicado a la titular. Asimismo, el día 16 de octubre, la Real Hermandad de la Virgen ponía en la calle su tradicional procesión de alabanza, que estuvo precedida de la función principal de instituto donde los fieles llegaron a abarrotar el templo eclesial para mostrar a la Divina Pastora su gran devoción. Ya en el mes de febrero de 2023, la iglesia de Capuchinos acogía la bendición del cuadro del que es autor el artista Juan Francisco Martínez Zamora, que plasma y rememora la llegada de la imagen a Motril, lienzo que posteriormente pasaba a ocupar un lugar privilegiado en la capilla de la titular. En el tránsito del mes de mayo a junio, dos nuevos actos venían a solemnizar la devoción del pueblo de Motril, pues la imagen era trasladada a la iglesia de Nuestra Señora de la Visitación para recordar el momento histórico tras su llegada a la ciudad. Dos días después la hermandad organizaba un rosario vespertino que hacía llevar a la Virgen hasta el templo de Nuestra Señora de la Encarnación, donde habría de permanecer igualmente otros dos días. Y, desde aquí, el día 3 de junio, partía la procesión extraordinaria de la imagen por las calles de la ciudad para hacerla regresar a su santa casa. Fiel a su cita anual, el domingo, 15 de octubre de 2023, la Real Hermandad de la Divina Pastora volvía a renovar su acto de alabanza mariana en la calle, función que ponía el fin a las tradicionales fiestas del barrio.

Como ha quedado referido, el día 2 de diciembre la Real Hermandad de la Virgen ponía el colofón a todos los actos reseñados para dar conclusión  al CCLXXV aniversario de la llegada de la imagen a Motril. Comenzaba este con una solemne misa de fin de aniversario que ha presidido su consiliario, D. Antonio Rodríguez Hervás, junto al sacerdote D.  Carlos Mathamel López, capellán del Centro Asistencial de San Juan de Dios de Málaga. Junto al altar, inconmensurable, se hallaba la imagen de la Divina Pastora, espléndidamente aderezada por sus dos vestidores, José Manuel Díaz Bustos  y Juan José Guidet Gómez, figurando para la ocasión el estreno de unas solapas bordadas a mano en sedas sobre damasco de color blanco que han sido rematadas en un finísimo encaje de concha de oro y que son donación de Cristina Maza Manrique, fiel devota de la Virgen que reside en la localidad de Navas de San Juan (Jaén). La función sacra ha contado con una amplia representación del equipo de gobierno municipal encabezado por su alcaldesa, Luisa María García Chamorro, junto a la que ha estado D. Luis Sánchez Choza, capitán jefe de la compañía de la Guardia Civil de Motril y el hermano mayor de la Real Hermandad de la Divina Pastora, D. Eloy Ibar Villa. Es de destacar que la feligresía del barrio ha arropado con total complacencia a la junta de gobierno de la corporación de gloria al abarrotar por completo todo el recinto eclesial.

En el inicio de la función sacra, el párroco hacía trasladar a todos los presentes el tiempo nuevo que celebra la iglesia, el Adviento, como preparación al nacimiento del Niño Dios. Siguiendo el rito de la celebración, una feligresa de la parroquia ha procedido al encendido de la primera vela de la corona de Adviento que se hallaba postrada a los pies del presbiterio, acto que tendrá su continuación cada domingo hasta el momento de la celebración del Nacimiento del Niño Jesús. El párroco ha recordado igualmente la intensidad de los actos celebrados para recordar la llegada de la imagen de la Divina Pastora a Motril y, ya al final, ponía su énfasis en el acto que iba a tener lugar en el altar de cultos de la Divina Pastora, donde a sus pies figuraba la pequeña imagen de San Miguel que iba a ser bendecida. Se trata de una efigie que ha sido realizada en madera de cedro real que ha sido policromada y estofada al óleo y tallada en un taller sevillano. La misma constituye una donación a la hermandad de la familia Quesada Martín. Así, con cercanía y desde el presbiterio, el párroco ha dedicado unas breves palabras para significar el rito de la bendición con el que se iba a poner a disposición de los fieles en pública veneración la nueva efigie del arcángel. Asimismo, invocaba ante los fieles la fuerza del espíritu que todos han de depositar ante la efigie ofreciendo la frase “sálvame Señor por la intercesión de San Miguel”. Posteriormente ha bajado hasta el altar de cultos, donde ha realizado el acto de la bendición y ha procedido a asperger la imagen con agua bendita mientras los fieles entonaban un sentido cántico religioso.

Finalizada la ceremonia, subía hasta el ambón Andrés Correa Salvador, vocal de formación de la hermandad, para dedicar unas breves palabras en el acto de clausura. Así, agradecía públicamente el acompañamiento que habían tenido en este día por parte de las autoridades de Motril e, igualmente, a la familia motrileña que había donado la imagen de San Miguel. Recordó, igualmente, todos y cada uno de los actos que se han llevado a cabo a lo largo de un año que ya han de quedar en la memoria de todos y muy particularmente en la hermandad de la Virgen. Seguidamente, invitaba a los fieles a escuchar la Salve que con el título de “Salve Pastora” ha sido compuesta por Francisco Molina, miembro del desaparecido  coro “Pasito a Paso Motril”. Fundado en 1984, el coro cumple en este año su 30 aniversario y, con este motivo,  se han vuelto a reunir para rendir tributo de fe y de devoción a la Divina Pastora al plasmar en su letra los emotivos momentos que se viven cada vez que la sagrada imagen procesiona por las calles de la ciudad. Impresionante actuación, pues la del coro, que ha sido seguida con intensa atención por los fieles y que ha recibido intensos aplausos a su conclusión.

Para terminar, Andrés Correa, anunciaba el último acto programado, el pregón extraordinario de fin de aniversario que quedaba a cargo del motrileño David Rodríguez Jiménez-Muriel. Fue, desde luego, un pregón cargado de esencia motrileña en la que con un rizado juego de palabras fueron desfilando por su envolvente verbo sonados personajes del ayer y del hoy que han hecho historia en la ciudad. Posteriormente, con el gesto serio, grave y circunspecto que le caracteriza, y con los consabidos ademanes que inciden peculiarmente en el contenido de sus frases, dedicó su oratoria a encumbrar a la Virgen en su advocación de Divina Pastora, su historia y el fervor y la devoción que desde sus primeros instantes le ofrecieron los motrileños. Finalizado su discurso, David Rodríguez Jiménez Muriel recibió la grata felicitación de los fieles que, en forma de aplausos, se dejaron oír durante breves instantes, precisamente en el mismo instante en el que el pregonero le ofrecía su genuflexión al crucificado del altar. Tras ello, y en agradecimiento, la hermandad procedía a entregar un cuadro conmemorativo del 275 aniversario con la foto de la Divina Pastora al pregonero, a la familia Quesada Martín, al Coro “Pasito a Paso Motril”, y a su director y compositor de la “Salve”, Paco Molina, sentidos instantes a los que los fieles supieron responder con los cálidos aplausos de rigor.

Para la historia queda, pues este señalado aniversario que ha recordado la llegada de la imagen de la Reina Madre de Capuchinos a la ciudad, homenaje que ha servido, igualmente, como agradecimiento a tantas y tantas generaciones de motrileños que en siglos pasados difundieron su fe y su devoción en la divina imagen que tenían prendida en sus corazones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí