Detenido un varón por robar en una pizzería y agredir a su propietario con un palo

0
934

EL FARO

  • El detenido había sustraído tres teléfonos móviles de una pizzería valorados en unos 600 euros aprovechando el momento del cierre del local
  • El dueño del local fue agredido en la cabeza con un palo durante la persecución del presunto autor
  • Tan sólo doce días más tarde el presunto autor agredió también al dueño de una tienda de alimentación cuando intentaba sustraer productos de la misma
Vehículo de la Policía Nacional (Archivo)

La Policía Nacional ha detenido en Granada a un varón de 39 años de edad, el cual cuenta con numerosos antecedentes policiales, además de encontrarse residiendo ilegalmente en nuestro país, como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación tras haberse apropiado, aprovechando el momento del cierre del local, de tres móviles valorados en 600 euros. En el momento de la huida el presunto autor habría agredido en la cabeza con un palo al propietario del establecimiento.

Robo de tres móviles de un local en el momento del cierre

Los hechos comenzaron sobre las dos y media de la madrugada en el distrito Norte. Una dotación policial fue enviada por el CIMACC-091 hasta un aparcamiento, donde al parecer había un individuo que esta agrediendo a un grupo de jóvenes. Instantes después, la patrulla actuante localizó al detenido en el mencionado aparcamiento forcejeando con otras tres personas.

Los policías pudieron conocer, a raíz de las averiguaciones realizadas a continuación, que momentos antes el presunto autor habría sustraído tres teléfonos móviles valorados en 600 euros del interior de una pizzería que estaba cerrándose. El detenido se habría introducido por debajo de la persiana metálica a medio bajar para apoderarse de los tres teléfonos, utilizados normalmente para enviar las comandas, agazapándose a continuación en el suelo para evitar ser descubierto. El propietario del negocio localizó al presunto ladrón, invitándole a que dejase los teléfonos en su sitio. No obstante, la reacción del asaltante fue la de comenzar la huida del lugar. El propietario, nada más salir del local con la intención de perseguir al ladrón recibió, a la salida del establecimiento, un fuerte golpe en el rostro efectuado con un palo de madera de más de medio metro de longitud, quedando la víctima tirada en el suelo. Tras deshacerse de los terminales, el presunto autor fue perseguido por dos empleados del local. Finalmente, los tres consiguieron retener en un aparcamiento al presunto ladrón, recibiendo todos golpes y puñetazos, a la vez que recibían amenazas de muerte y de la quema del local, hasta la llegada de la patrulla policial.

Tan sólo doce días más tarde este mismo individuo protagonizó un hecho similar, agrediendo al propietario de una tienda de alimentación cuando este trató de impedir el robo de varios productos expuestos para su venta.

Numerosos antecedentes policiales y residencia ilegal en España

El presunto autor, un varón de 39 años de edad y nacionalidad senegalesa, cuenta con numerosos antecedentes policiales, además de encontrarse en situación de estancia irregular. A finales del pasado año se dictó contra él la expulsión del país durante un período de cinco años.

El detenido ya ha ingresado en prisión por decisión de la autoridad judicial

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí