El AGS Sur de Granada recibe a 29 nuevos especialistas residentes y homenajea a los que terminan su formación

0
3789

EL FARO

El Hospital Santa Ana de Motril y los centros de salud de la Costa y la Alpujarra albergarán la formación de estos profesionales de Medicina, Enfermería y Psicología en 9 especialidades diferentes

El AGS Sur de Granada recibe a 29 nuevos especialistas residentes y homenajea a los que terminan su formación (EL FARO)

El Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada ha celebrado el acto de acogida de los 29 nuevos Especialistas Internos Residentes (EIR) que han elegido el Hospital Santa Ana de Motril para comenzar su carrera profesional.

Las especialidades en las que se formarán los nuevos profesionales son: Medicina Familiar y Comunitaria (8), Anestesiología y Reanimación (1), Cirugía General (1), Cirugía Ortopédica y Traumatología (2), Medicina Interna (1), Obstetricia y Ginecología (1), Psiquiatría (1), Psicología Clínica (1), Enfermería Familiar y Comunitaria (10) Enfermería Obstétrico Ginecológica (2) y Enfermería de Salud Mental (1).

El acto de bienvenida ha estado presidido por María Dolores Acón, directora gerente del Área Sanitaria Sur de Granada, quien ha estado acompañada del director médico, Maximiliano Ocete, la directora de cuidados de enfermería, Elena Morales y la jefa de estudios y presidenta de la Comisión de Docencia, María José Cruz. Así mismo, los nuevos profesionales han sido recibidos por los tutores de formación y compañeros residentes.

Durante el acto, la gerente del área ha puesto el acento en la importancia de su formación para ser buenos clínicos, pero sobre para ser buenos médicos, algo que implica ser buenas personas. “Atenderéis a personas que acuden en una situación de vulnerabilidad y necesitan algo más que una prueba diagnóstica o un abordaje terapéutico, necesitan también apoyo emocional y tener a los profesionales sanitarios a su lado, acompañándolos durante su proceso de enfermedad, una de las situaciones más difíciles de la vida”.

Por su parte, Antonio Torres, uno de los residentes que ha finalizado su periodo de formación ha recordado esta inolvidable etapa en el área, sus noches de estudio, las horas de preparación de sesiones clínicas, las guardias, las fiestas y, también, los anhelos… Torres ha resaltado la calidad humana de sus tutores y adjuntos, que le enseñaron algo más que conocimientos científicos, “transmitiéndonos valores y principios que nos van a acompañar durante toda nuestra vida profesional”. En definitiva, una formación científico-técnica, cargada de humanidad, algo en lo que también ha incidido el tutor de Medicina Familiar y Comunitaria, Carlos Sánchez, y la jefa de estudios, María José Cruz, quienes han señalado que a veces una sonrisa, o una palabra amable, son la mejor medicina o que, en palabras de Maimonides, no se trata de atender la enfermedad, sino a la persona que la padece.

Tanto el director médico como la directora de cuidados han resaltado la gran oportunidad que supone para ambas partes este periodo de formación. Para ellos, la práctica diaria en un hospital comarcal les posibilitará desarrollar muchas habilidades y hacerlo en un ambiente cercano, cálido y con un apoyo permanente. Para el área sanitaria y los profesionales que la componen, supone consolidar su apuesta por la innovación y la mejora continua a través de las inquietudes y propuestas de los jóvenes residentes.

Durante su formación, los EIR cumplirán funciones asistenciales, docentes e investigadoras, al tiempo que completan su formación. Estas tareas serán siempre supervisadas por sus tutores que evaluarán su desempeño de forma continuada.

El AGS Sur de Granada recibe a 29 nuevos especialistas residentes y homenajea a los que terminan su formación (EL FARO)

Homenaje de despedida

El acto de bienvenida ha comenzado con un emotivo homenaje dirigido a los 16 especialistas internos residentes que durante años se han formado en los centros del Área Sanitaria Sur de Granada y finalizan ahora su especialización.

Estos profesionales han cumplido funciones asistenciales, rotando por los diferentes servicios hospitalarios y centros de salud, al tiempo que han completado su formación bajo la supervisión de una tutoría. Así mismo, han estado sometidos a una evaluación continuada durante el periodo que han permanecido en el área y han superado una evaluación anual y otra final al concluir su ciclo formativo. La tutela de este proceso está en manos de una Unidad de Docencia, entre cuyas funciones figura la de velar por el cumplimiento de los programas de formación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí