LA COFRADIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD PRESENTA EL CARTEL CONMEMORATIVO DE SU LXXV ANIVERSARIO FUNDACIONAL

0
2947

Domingo A. López Fernández

Fotos: EL FARO

NOTAS COFRADES: LA COFRADIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD PRESENTA EL CARTEL CONMEMORATIVO DE SU LXXV ANIVERSARIO FUNDACIONAL

El pasado sábado, seis de mayo, la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Santísimo Cristo Yacente hacía público el cartel conmemorativo de su LXXV aniversario fundacional, así como del logotipo que le representa, acto con el que se inicia una intensa programación de actuaciones que van a tener lugar a lo largo de todo el año. Se verificaba éste en su sede canónica, la iglesia de Capuchinos, donde se hacían presentes numerosos hermanos de hermandad, feligreses del barrio y cofradías de la ciudad, tanto penitenciales como de gloria, que asistían al descubrimiento de la obra de la que es autor el artista motrileño Jesús Ortega Fernández.

El acto de la presentación tenía lugar tras la solemne misa que ha presidido su consiliario, D. Antonio Rodríguez Hervás, en cuyo transcurso se ha recordado la efeméride que se conmemora y el acto que esa misma mañana se había celebrado en la catedral de Granada ante más de 2.500 fieles y en el que se ha beatificado a la joven granadina Conchita Barrecheguren, fallecida el 13 de mayo de 1927. Asimismo, durante la eucaristía, también se ha celebrado la renovación de votos matrimoniales del conocido empresario motrileño Juan Molina Manzano y Ángeles García Fernández al cumplirse en este mes sus bodas de plata.

Finalizada la santa misa tenía lugar el acto de la presentación en sí, momento en el que el hermano mayor, Reinaldo Tarragona, recordaba desde el altar el momento de la fundación haciendo público el nombre de todos y cada uno de los miembros que compusieron la primera junta de gobierno en el año de 1948. Asimismo, finalizaba su intervención dando a conocer la salida extraordinaria de la imagen de Nuestra Señora de la Soledad que tendrá lugar el sábado, 23 de septiembre, y que constituye uno de los actos más representativos de su aniversario.

Efectivamente, la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad quedaba instituida en Motril el día 24 de abril de 1948 en la propia sacristía de la parroquia de Capuchinos y ante su titular, D. Antonio Romero Arias, constituyendo, por aquel entonces, la tercera corporación penitencial que gratificaba los actos externos de la semana santa en la ciudad. Tras un año de intenso trabajo, efectuará su primera salida penitencial el día 15 de abril de 1949, confiriendo a la noche del viernes santo una solemnidad plena ya que se van a poder ver en las calles dos procesiones de fe, una en la tarde, la que organiza la cofradía del Santo Sepulcro desde la iglesia Mayor parroquial y, la otra, la de Nuestra Señora de la Soledad, que efectúa su salida en la noche desde la iglesia de Capuchinos. Ésta última lo hace con un único paso, el de su titular mariana, hasta el año de 1952, momento en el que la Virgen de la Soledad se verá acompañada con una imagen de Cristo Yacente que es adquirida al granadino Enrique del Moral. Finalmente, en 1956, la cofradía acordará trasladar su ejercicio penitencial al día del sábado santo para evitar las complejidades que suscitan en la ciudad dos ejercicios penitenciales con escasas horas de diferencia.

Tras la intervención del hermano mayor accedía al ambón Abraham Ortega Moreno, hermano de hermandad, que ha sido la persona encargada de presentar este inicio de aniversario y al autor del cartel y el logotipo conmemorativo de la efeméride. Como presentador del aniversario, sus primeras palabras le hicieron protagonista de una época en la que siendo niño en Motril solo existían tres cofradías penitenciales en las que siempre estuvo presente de la mano de su familia que fue quien le inculcó el sentimiento  cofrade que atesora en su persona.

Entrando de lleno en la presentación del autor del cartel, Jesús Ortega Fernández,  aludió primeramente a todo ese ambiente de espiritualidad que se mueve en el interior de una iglesia, en este caso la ermita de Nuestra Señora de las Angustias, en la que todos los años, siendo adolescente, Jesús Ortega acudía a los actos preparativos de su procesión.

De sus rasgos biográficos Abraham Ortega destacaba que nace en Motril en 1995 y ya, desde los primeros años de su infancia, muestra su fervor por la semana santa, pues confecciona en plastilina los principales pasos procesionales de la ciudad. Esta innata creatividad le lleva a cursar el grado de Conservación y Restauración de Bienes Culturales en la Universidad de Granada y, en el año 2018, realiza, igualmente, un Máster en Museología y Museos. Paralelamente, comienza a desarrollar su producción artística editando en el año de 2015 su primer cartel para la hermandad de Nuestra Señora de las Angustias y, en 2016, los de la hermandad de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y la Virgen del Carmen de Castell de Ferro.

En el año 2019 Jesús Ortega realiza en Motril un curso de acuarela en el estudio de Mar Aragón que le decanta por seguir esta modalidad pictórica y, siguiendo su técnica, acomete el cartel del III centenario de la construcción de la ermita de la Virgen de las Angustias. En su otra vertiente artística Jesús Ortega ha restaurado señaladas imágenes devocionales, entre ellas la Virgen del Mar, Patrona de La Rábita, San José de la Malahá y Jesús Nazareno de Albuñol. Alterna esta labor con la edición de carteles para cofradías, hermandades y parroquias, siendo de destacar el dedicado a la Patrona de Motril, el 75 aniversario del Nazareno de Albuñol, la Borriquita o la Feria de Arte cofrade de la ciudad de Motril en el año de 2022, entre otros. Y con ello, la realización de trabajos en pintura sobre tela, entre los que destacan el repostero de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Motril, orlas de cultos, tapas de pregones, estandartes, guiones, papeletas de sitio y escudos tales como el de la hermandad del Gran Poder o el de Santa Rita de Casia. Abraham Ortega también incidió en la faceta de Jesús como vestidor de imágenes religiosas, entre las que destacan la Virgen del Mayor Dolor, Nuestra Señora del Mayor Consuelo, la Virgen de las Angustias, Nuestra Señora de la Soledad y Santa Rita de Casia, todas ellas de Motril, y Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Esperanza de Salobreña, la Virgen de la Aurora de Guájar Alto, la Virgen de los Dolores de Castell de Ferro y la Virgen de los Dolores de Albuñol.

Finalizada su intervención, accedía al ambón el autor del cartel, Jesús Ortega, quien en sus primeras palabras supo agradecer a la junta de gobierno su designación para este cometido, así como a su presentador por glosar toda su trayectoria artística. Sin más, se descubría el logotipo conmemorativo del aniversario, al que definió  por su sencillez y simplicidad. Como bien reconoció, se inspira en el primitivo escudo corporativo, en el que “aparece en color negro la cruz rodeada por una corona de espinas en color burdeos, y, en la parte central, en lugar de aparecer el corazón traspasado, aparecen las manos entrelazadas de la Virgen”, que constituyen su seña de identidad.

Respecto al cartel, reconocía su autor que ha sido todo un reto, pues se trataba de resumir en una imagen plástica los 75 años de historia de la cofradía. El cartel está presidido por la imagen de Nuestra Señora de la Soledad sobre un fondo oscuro, de tinieblas, que representa la salida  de la imagen en la noche del viernes santo en los años treinta del pasado siglo, procesión que era conocida con el nombre del Silencio. Esa oscuridad, como bien explicaba su protagonista, se ve desplazada por la claridad del día que surge por la parte inferior de la obra, que es signo de Cristo Resucitado, ya que al momento del encierro de la procesión de la Soledad se está encendiendo la luz del Cirio Pascual, preludio de la gloria de la Resurrección. Asimismo, aparece la imagen del Santísimo Cristo Yacente, que fue adquirida en el año 1952.  Y, a ambos lados de la Virgen, aparecen en blanco y negro las dos fachadas de la iglesia de la Divina Pastora, una en su aspecto actual y otra con el anterior y su campanario. A modo de collage aparece igualmente un pergamino que refleja un recorte de prensa con unas palabras de Laureano Rodríguez  Barbero, uno de sus fundadores, donde expone públicamente que no se puede permitir que el viernes santo  no salga en procesión la Virgen de la Soledad por no tener cofradía que la respalde. En el cartel también aparecen las significativas plumas de la “Chia”, figura señera de esta procesión, y las imágenes secundarias que años atrás identificaban el paso de misterio, así como una granada traspasada por la cruz antigua de salida con los destellos de pan de oro que representa a la imagen de la Divina Pastora que también celebra este año su 275 aniversario de la llegada a la ciudad.

Finalizada su intervención, Jesús Ortega recibía el largo aplauso de todos los presentes y la cálida felicitación de los miembros de la junta de gobierno de la cofradía. Seguidamente, por parte de vice hermana mayor, María Luisa Prieto, se procedía a entregar al presentador y autor del cartel un cuadro conmemorativo de la titular mariana, siéndole entregada igualmente a Jesús Ortega la medalla corporativa enmarcada. El acto de la presentación se daba por concluido aquí, aunque se pudo prolongar durante bastantes minutos en la propia iglesia ya que se siguieron reiterando las felicitaciones y los enriquecedores comentarios alusivos a las dos obras presentadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí