José Luis Chica, Ana Rubia y Ángela Nadal se marchan del proyecto político MOTRIL.ES

0
1216

EL FARO

Argumentan tener “tristeza de ver cómo un proyecto que nació ilusionante haya derivado en un enaltecimiento unipersonal” de determinados miembros que con su actitud han provocado esta ruptura

Foto de familia de cuando se presentó la formación y donde aún estaban Chica, Rubia y Nadal (Archivo EL FARO)

Los miembros de la formación política ‘MOTRIL PUNTO ES’, José Luis Chica López, Ana Rubia Villa y Ángela Nadal Sáez, que venían ostentando desde el comienzo de la constitución del partido las responsabilidades de presidente, vicepresidenta y vocal de la citada formación, han decidido abandonar el partido, y han expresado en un comunicado público su “tristeza de ver cómo un proyecto que nació ilusionante haya derivado en un enaltecimiento unipersonal” de determinados miembros que con su actitud han provocado esta ruptura.

Les trasladamos el comunicado íntegro de Chica, Rubia y Nadal, en el que expresan los desencuentros vividos y los porqués de desligarse definitivamente de MOTRIL.ES

Comunicado 

“Queremos expresar desde esta nota de prensa los abajo firmantes nuestro abandono del proyecto político MOTRIL.ES, y lo hacemos con el convencimiento de que es lo más adecuado para dejarlos según su forma y criterio de actuar crecer como partido político.

Las tres personas abajo firmantes formábamos parte del organigrama local del partido; uno como presidente, visepresidenta y otra como vocal. Desde un principio todo fue un cúmulo de prisas por elaborar una lista electoral; lejos de primero crear un consejo electoral, un coordinador electoral y lo más importante, una línea a seguir para presentar un programa municipalista que fuese atractivo al votante.

Estamos en el convencimiento que las prisas por elaborar una lista electoral eran por el claro interés del que será candidato a la alcaldía al ver que cuanto antes se elaboraran más posibilidades tenía (salgo elegido con el grupo que controlo y no me expongo a una votación democrática entre los afiliados del partido más adelante).

Esta votación tuvo lugar antes de la presentación del partido y siendo consciente de la falta de legalidad de la misma no hizo pública esa “elección de candidatura”; sin embargo, empezó a ejercer de líder del partido, como poder paralelo al establecido por los Estatutos.

Dada su condición de sindicalista y el grueso del partido se nutre de ellos, tenía toda las ventajas en todos los sentidos. Dónde en esa elaboración de la lista podía votar cualquiera, ya fuese militante, familiar o simpatizante. Todo ello preparado dos días después de que el partido fuese legalizado administrativamente.

Evidentemente ante ese panorama solo nos cabía optar a puestos secundarios al no darnos tiempo para sintonizar y empatizar con los votantes a la lista. Todo ya estaba cocinado. A raíz de nuestra queja en modo y forma por el proceso electoral desarrollado ya todo fue una vorágine de ”yo ordenó y mando” por parte el candidato, acaparando las asambleas por su persona y relegando nuestras propuestas y acciones electorales a luz de gas.

Y ya el sumun de los despropósitos fue en la última reunión de la ejecutiva del partido, dónde este candidato trató de vetar a simpatizantes invitados que simplemente querían dar su opinión, para luego dejar desarrollar la reunión por los cauces establecidos.

Cuando los abajo firmantes le recriminemos tamaña actitud ya simplemente volvió el ”yo ordenó y mando” socavando el papel de José Luis Chica como presidente del partido y coordinador de las reuniones. Dónde el candidato apela a lo escrito en los estatutos según vea que va en su interés y obvia los que deslegitiman el proceder del partido y su persona.

Como es de lógica y de fácil entendimiento nuestra labor dentro del partido solo se resumía a un número y a ser palmeros del candidato, cosa lejos de nuestro pensamiento dentro de un partido supuestamente ”plural y abierto” y que a todas luces ni de cerca se acerca a ese dogma.

Expresar también nuestra tristeza de ver cómo un proyecto que nació ilusionante haya derivado en un enaltecimiento unipersonal, donde se niegan reuniones con asociaciones de vecinos o colectivos sociales en los que reclamaban nuestra presencia.

A los que simplemente se hacía oídos sordos porque eso se hace ”mejor en campaña”. Ya por último, decir que los abajo firmantes seguimos con nuestra firme idea de seguir luchando por un Motril moderno, urbanita y solidario».

Firman: José Luis Chica López. Ana Rubia Villa. Ángela Nadal Sáez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí