SEGÚN DEL LADO DE LOS 50 CM

0
644

AHORA QUE YA HE VUELTO

Manuel María -Articulista-

Ahora que ya he vuelto me apetece volver denunciando o poniendo en conocimiento de quien corresponda.

Existe una farola en la calle Posta. Que ni es farola ni es nada, pues a saber: no alumbra. Es decir no cumple con su cometido, no brilla, no luce.

Y no vale poner de excusa el que hay más, pues es tal la distancia entre ellas que lo agravan, envés de mejorarlo. Provocando una situación límite de oscuridad, sobre todo de madrugada, que por otro lado es cuando más se necesita, su luz.

Y vamos a por otra puesta en conocimiento:

Existe en la travesía de la calle -crema- Ancha, la fea costumbre de no respetar las señales de tráfico. Me explico.

Existe en una de estas travesías una reserva de acceso a entrada a vivienda. O como se diga. Junto con un vado, pues bien, ninguna se respeta. Y dirán ustedes: ¿cómo se hace eso? Pues bien fácil, aparcando donde se encuentran los discos. Y ¿cómo? Pues yo tampoco lo sé. El caso es que pasa. Y no debería.

Y vamos con la penúltima:

Quién ha sido el lumbreras de técnico, que ha autorizado una rampa, justo en medio de la acera, cuando es sabido por todos nosotros que no se puede ocupar la vía pública. Independiente del estado del individuo o de la individua.

Bueno, deber cumplido.

Y ahora vamos a lo nuestro. Se acercan fechas entrañables. Fechas llenas de buenos sentimientos. De buenos instintos. Fechas que hacen llorar al corazón del más pintado. Fechas con buenos deseos y mejores principios. Fechas llenas de ilusión y de cariño. Fechas con buenos recuerdos. Y ahí es donde yo quería llegar a los recuerdos. Recuerdos de otros tiempos. Recuerdos de otros seres que ya no están con nosotros. De otros seres, sí, de otros seres queridos, y mucho. Esas sillas vacías… De otros lugares, que van llenando otros que vienen…. Y domo decía la canción:

… unos que vienen, otros se van….

… la vida sigue igual…

Más o menos la recuerdan, aunque para todo hay otro tema:

… cuando un amigo se va……

Deja un vacío en el alma, que no lo puede llenar la llegada de otro amigo.

¿Y de esta se acuerdan?

Bueno, sin cansarles más, solamente desearles que lo pasen lo mejor que puedan y FELICES FIESTAS a todos,…..

Un abrazo cordial, (evocando a un amigo que nunca lo fue, VIRTUAL, Por supuesto).

Ah, y no olviden INTERACTUAR.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí