Los ecos del ‘Paro General’ resonarán en Sevilla y Madrid

0
804

EL FARO

Los convocantes -regantes y agricultores- del 14-D exigen a las administraciones soluciones, no promesas

Manifestación pidiendo agua para el campo, en Sevilla (Archivo EL FARO)

Está lloviendo y el negro horizonte que se cierne sobre el futuro de nuestra agricultura se ha despejado un poco, pero no podemos bajar la guardia. Los acuíferos siguen salinizados, con sus aguas no se puede regar, mientras las administraciones públicas siguen sin dar respuestas adecuadas a la extrema gravedad de nuestro problema.

Necesitamos imperiosamente que nuestra situación de emergencia rompa el “muro de silencio” y sea una prioridad en las agendas de los políticos de Madrid y Sevilla.

Tras semanas de intensa campaña informativa con los agricultores y empresas del sector, tras haber reclamado la solidaridad de comerciantes, hosteleros y empresas de servicios y el apoyo del movimiento asociativo y de la comunidad educativa, las asociaciones convocantes piden un último esfuerzo.

“Que nadie se quede atrás, nos jugamos nuestro futuro y el de nuestros hijos. El paro general no está convocado contra nadie, sino que es un grito de socorro para exigir soluciones a quienes las tienen en sus manos”, manifiesta José Luis Rodríguez Olivares.

Joaquín Cabrera insiste, “debemos tomar conciencia de que solo una presión constante y sostenida obligará a las administraciones públicas a poner encima de la mesa soluciones. Nuestras reivindicaciones son justas, nuestra fuerza somos nosotros mismos, y vamos a seguir presionando hasta que tengamos el agua del Guadalfeo”.

Por último las asociaciones Agua para el Campo y Verde, Seco y Jate exponen sus reivindicaciones. La Junta de Andalucía nos ha marginado dejándonos fuera de los decretos de sequía, no invirtiendo un solo euro para resolver nuestra angustiosa situación, frente a las millonarias inversiones en Málaga y Almería. Negándose a pagar la recarga del acuífero incumpliendo la ley de aguas andaluza. No teniendo previsto un solo euro para los proyectos de la red secundaria que deben conectar las canalizaciones con nuestras tuberías de riego. Y lo más grave, en el Plan Hidrológico que está tramitando, sólo se contempla la concesión de 1/3 de nuestras demandas de agua agrícola a partir del año 2039, el resto deberemos seguir sacándola de los pozos y la depuradora.

El gobierno de Madrid ha priorizado el desglosado 9 de las canalizaciones que corresponden a Motril y Salobreña y donde no hay problema alguno, sobre el 3 que es el que nos afecta y donde los agricultores estamos al borde de la ruina, la administración central debe reformular sus previsiones para el mismo, declarándolo de urgencia, financiándolo con fondos europeos que garanticen su ejecución sin demoras, y consignando la totalidad de su importe entre los años 2023, 2024 y 2025.

“Seguiremos presionando mientras que obtengamos una respuesta justa a nuestras reivindicaciones y las máquinas estén trabajando”, concluyen los dos presidentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí