La Cofradía Virgen de los Dolores de Almuñécar ya tiene su propia Casa de Hermanad

0
797

EL FARO

El Arzobispo de Granada bendijo la instalación que se ubica en la plaza de la Victoria de la localidad sexitana

El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez Fernández, acompañado del Hermano Mayor de la Cofradía de Nuestra Señora  Virgen de los Dolores de Almuñécar, Rafael Manzano Morales fueron los encargados de descubrir la noche del sábado la placa inaugural de la Casa Hermandad de ésta cofradía  que se ubica en la sexitana plaza de la Victoria.

El acto contó con la presencia de Cura Párroco, Vicente Guerrero, una representación municipal,  encabezada por la teniente de alcalde, Beatriz González y, por supuesto del mundo cofrade de la localidad almuñequera que fueron testigos de la bendición, tras la apertura de puerta principal, de un proyecto que se ha hecho realidad tras casi 30 años desde inicio, tal y como recordó el Hermano Mayor en su intervención.

Rafael Manzano Morales, tras sus palabras de bienvenida a las autoridades  eclesiásticas, municipales, civiles, militares, mundo cofrade y vecinos sexitanos, quiso recordar a todos los hermanos mayores que le habían precedido y colaborado para hacer realidad este proyecto. En este sentido, desde Rafael Banderas, que fue el primer hermano fundador de la Cofradía, pasando por Antonio Díaz Aragón, José Jiménez Martín, Miguel Reinoso, Antonio Portillo Santaella, así como el mismo, después de casi 5 años al frente de la misma. Entre todos colaboraron y pusieron su granito de arena para hacerla realidad.

La teniente de alcalde, Beatriz González, tras la felicitación, destacó la importancia que supone la nueva Casa Hermandad  “como referente del mundo cofrade de Almuñécar,  no solamente para la propia Cofradía, sino para todos los vecinos. Esto ha sido un sueño hecho realidad y que continuará, porque que supone un impulso de la sociedad almuñequera a sus tradiciones y que este caso tiene como referente a la Virgen”,

El cura párroco, Vicente Guerrero, recordó el proyecto de la Casa de Hermandad desde que llegó a la parroquia de Almuñécar y que se hace realidad por fin. El párroco destacó el papel que realizan las cofradías locales durante los 365 días del año, primero para su estación de penitencia durante   la Semana Santa, pero también para ser motor de evangelización en la localidad. Que este proyecto sirva para que nuestro pueblo sea un poquito más cristiano, más hermano y que tenga muy presente a su Madre y a su Hijo, que  siempre cuida de nosotros”, dijo antes de desearle lo mejor a la Cofradía y Casa de Hermandad.

El arzobispo Francisco Javier Martínez, después de las palabras de rigor en este tipo de actos terminó pidiendo a la Virgen de los Dolores la protección de  los cofrades que trabajen, preparen la salida procesional o vuelvan tras la estación de penitencia a la Casa Hermandad.

Casa Hermandad

La Casa Hermandad de la Cofradía Virgen de los Dolores se levanta sobre un solar de unos 70 metros cuadrados  que ocupaba una vieja vivienda que fue adquirida a la familia Carbonell. La tramitación administrativa fue larga y compleja al estar situada en el casco antiguo. Esto hizo que requiriera permisos de Cultura, excavaciones arqueológicas. En este sentido el proyecto requirió también un pilotaje del perímetro para levantarse sobre cuatro pilares, tal y como explicó el arquitecto Antonio Redondo,  que ha concluido el proyecto que en su día hizo María Ángeles Vasco, en 2003 aunque la licencia no llegó hasta 2008.

Antonio Redonda ha resultado un proyecto sencillo, elegante, funcional y clásico. Aquí hemos utilizado un lenguaje arquitectónico  más apropiado para el tipo de edificio que es.

El edificio, donde se han invertido unos 230.000 euros, costa de bajo, dos plantas y ático.  En la planta baja salón del trono, aseos y accesos La primera planta  ocupa el trono, con una galería alrededor. A ello se suma una sala juntas,  dos despachos y un baño. En el ático está el camerino de la Virgen y una terraza.

Destacar que la  puerta tiene 5,80 metros de altura. Ha sido   realizada por  Hermanos Cervilla. Es metálica revestida de madera. En la estructura, tras los pilotajes trabajó la empresa local Tropicosta y la albañilería estuvo a cargo Paco Páramo. Todos ellos relacionados con la Cofradía de los Dolores, relata el arquitecto técnico José Jiménez. 

Recordar que siendo Hermano Mayor José Jiménez, tuvo lugar la adquisición del solar en febrero del 1993 para hacer realidad la Casa Hermandad casi 30 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí