La UGC de Pediatría del Área Sanitaria Sur de Granada organiza un ciclo formativo de actualización de esta especialidad

0
920

EL FARO

La formación, organizada en colaboración con el Hospital Universitario Clínico San Cecilio, se desarrollará en sesiones trimestrales

La UGC de Pediatría del Área Sanitaria Sur de Granada organiza un ciclo formativo de actualización de esta especialidad (EL FARO)

La Unidad de Gestión Clínica de Pediatría del Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada ha organizado el ciclo formativo ‘Actualización en Pediatría’. El mismo cuenta con la colaboración del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Clínico San Cecilio, y  se dirige tanto a pediatras de Atención Primaria como de Hospital y a residentes en formación. 

La primera sesión, realizada el 9 de junio, se centró en la Actualización en talla baja y contó con la presencia de José María Gómez Vida y Ricardo Pérez Iáñez, ambos pediatras de la Unidad de Endocrinología infantil del Hospital Clínico San Cecilio, quienes hablaron de ‘Abordaje diferencial en talla baja. Indicaciones de tratamiento’ y ‘Aproximación diagnóstica al síndrome de Noonan, nuevas alternativas terapéuticas’.

Durante la formación, que se desarrollará con carácter trimestral, se abordarán diversos temas de interés pediátrico como ‘La patología tiroidea del niño’ o ‘Utilidades de nuevos tipos de insulina en pediatría’, entre otros.

Talla Baja

La talla baja (TB) es la causa más frecuente por la que un niño es remitido a la consulta de Endocrinología Pediátrica. La mayoría de ellos serían diagnosticados de talla baja idiopática (TBI) si nos atenemos al concepto internacionalmente aceptado de TBI.

Dicho concepto es el resultado de un consenso entre expertos de las sociedades Americana y Europea de Endocrinología Pediátrica que definieron la TBI, como una condición en la que la talla de un individuo se encuentra más de dos desviaciones standard por debajo de la media para su edad, sexo y grupo de población, sin evidencia de anomalías o enfermedades que la generen.

Alrededor del 60-70% de los pacientes diagnosticados de TBI alcanzan una talla adulta dentro de la normalidad por lo que es sumamente importante el seguimiento de estos niños en las consultas de pediatría con el fin de excluir la existencia de alteraciones hormonales o patologías, sin las cuales, el paciente no requerirá tratamientos innecesarios, sumamente costosos y con posibles efectos secundarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí