La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) acredita la Consulta del Sueño del Hospital de Motril

0
598

EL FARO

Esta consulta, ubicada en el área de Neumología, es la primera acreditada en un Hospital Comarcal

Equipo de Neumólogos del Hospital de Motril (EL FARO)

La Consulta del Sueño de la Sección de Neumología del Hospital Santa Ana de Motril, ha sido acreditada por La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) como Unidad Básica en Patología Respiratoria del Sueño, lo que la convierte en la primera consulta de estas características acreditada en un hospital comarcal en Andalucía.

Para obtener dicha acreditación, la Unidad del Sueño ha tenido que cumplir una serie de criterios y requisitos indispensables relacionados principalmente con los recursos materiales y humanos disponibles, la actividad asistencial desarrollada y la formación de los profesionales del equipo de Neumología, quienes dedican parte de su trabajo al estudio de estas patologías respiratorias.

Se trata de un reconocimiento que pone de manifiesto el buen trabajo que se desarrolla en la unidad y asegura un marco de calidad asistencial en el nivel de cuidado de los pacientes.

Con la consulta de Neumología específica para el estudio de la Apnea Obstructiva del Sueño (AOS), puesta en funcionamiento a principios de 2020, el Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada ha dado respuesta a un importante número de pacientes que ya no tienen que desplazarse al hospital de referencia en Granada, ni requieren ingreso hospitalario para la realización del estudio del sueño gracias a la utilización de poligrafías respiratorias domiciliarias.

En el último año se han realizado más de 600 estudios de sueño en pacientes que han sido derivados por sospecha de AOS, tanto desde atención primaria como de otras especialidades. Esta actividad ha permitido reducir notablemente la espera de los pacientes pendientes de este tipo de estudios relacionados con los trastornos respiratorios del sueño y especialmente con AOS.

Desde la Unidad del Sueño también se desarrollan actuaciones para realizar la titulación de la presión optima en los aparatos de presión positiva de la vía aérea, denominados CPAP.

La acreditación de esta consulta como Unidad básica del Sueño ha sido posible gracias al esfuerzo del equipo de profesionales que conforman la sección de Neumología y a la confianza y apoyo por parte de la dirección gerencia del hospital para el crecimiento y desarrollo de esta especialidad.

El Síndrome de apnea-hipopnea del sueño (SAHS)

Es una enfermedad muy prevalente que se calcula afecta entre un 4-6 por ciento de hombres y un 2-4 por ciento de mujeres en la población general adulta. Por otra parte, se ha demostrado su asociación con el deterioro de la calidad de vida, la aparición de hipertensión arterial, enfermedad cardiovascular y cerebrovascular, así como a accidentes de tráfico. Se debe a un colapso de la vía aérea superior que afecta a las personas mientras duermen.

Este colapso, produce una pausa total o parcial del aire que entra y sale de los pulmones, lo que se denomina apneas respiratorias. Su incidencia aumenta conforme avanza la edad y los síntomas más frecuentes son el cansancio intenso y la hipersomnia diurna en situaciones activas y pasivas (la tendencia a quedarse dormido en las actividades de la vida cotidiana, incluso mientras conducimos). Se trata de una patología fácilmente reconocible por la persona que duerme con quien la padece, que relata ronquido muy intenso que finaliza en un silencio absoluto del ruido respiratorio.

Los factores que predisponen a padecer una AOS son muy variados, entre ellos podemos destacar el exceso de peso, ya que la grasa se acumula especialmente en el cuello, el consumo de alcohol, el hábito tabáquico y los malos hábitos de sueño. Todos ellos son factores que pueden agravar la enfermedad. La posición ‘boca arriba’ para dormir favorece asimismo las pausas respiratorias.

Para poder diagnosticar la enfermedad lo más importante es reconocer las manifestaciones más frecuentes: la existencia de ronquidos intensos y la constatación de que se producen pausas respiratorias durante el sueño son motivos suficientes para realizar un estudio de sueño que permita registrar las pausas respiratorias y su repercusión en otros órganos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí