LA IGLESIA ELEVA A LOS ALTARES A DIECISEIS NUEVOS BEATOS GRANADINOS

0
819

Domingo A. López Fernández

Cronista Oficial de la ciudad de Motril

CUATRO DE ELLOS DESEMPEÑARON SU LABOR PASTORAL EN LA COSTA GRANADINA

Cartel conmemorativo de los nuevos beatos que figura en la catedral durante el acto de beatificación.

La catedral de Granada acoge en la mañana de hoy sábado, 26 de febrero, la ceremonia de beatificación de dieciséis mártires granadinos que dieron su vida en la pasada guerra civil en defensa de su fe en Cristo. El proceso que ha dado lugar a esta conmemoración se enmarca en la llamada causa de beatificación del Padre Cayetano Giménez Martínez, párroco de Loja, y quince compañeros entre los que se encuentran cuatro sacerdotes que desempeñaron sus tareas pastorales en nuestra comarca. En concreto se trata de D. Manuel Vázquez Alfalla beneficiado de la iglesia Mayor de Motril, D. Ramón Cervilla Luis, sacerdote de Almuñécar, D. Lorenzo Palomino Villaescusa, coadjutor de Salobreña y párroco de Lobres, y D. Juan Bazaga Palacios, pastor diocesano de la parroquia de la Herradura. La apertura de este proceso que culmina en el día de hoy tuvo su inicio el día el 1 de julio de 1999 y, prácticamente veinte años después, el 29 de noviembre de 2019,  se ha dado por concluido tras la promulgación del decreto de beatificación.

D. Manuel Vázquez Alfalla, nuevo beato de Motril.

Inicialmente, el acto de beatificación de los mártires granadinos había sido previsto para el día 23 de mayo de 2020, pero la pandemia que desde hace dos años nos viene afectando en sucesivas olas dispuso al arzobispado granadino a suspenderla “sine die”, aspecto que con la nueva mejora en los contagios ha determinado su celebración en el día de hoy. El acto en la catedral va a tener lugar a las 11 de la mañana, y va a ser presidido por el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, D. Marcello Semeraro, juntamente con el nuncio del Papa en España, D. Bernardito Auza, y el propio arzobispo de Granada, D. Javier Martínez. Además, estarán presentes en el acto numerosos obispos, entre ellos el Auxiliar de Madrid, Monseñor D. Juan Antonio Martínez Camino, y el arzobispo de Valencia, Monseñor D. Antonio Cañizares, que ya ostentó con anterioridad la titularidad del arzobispado granadino. Se presume, pues un acto multitudinario en el templo metropolitano, máxime si se tiene en cuenta que desde los municipios granadinos originarios de los ya nuevos beatos se han organizado numerosos fletes de autobuses para trasladar a los fieles al ceremonial para congratularse públicamente de la elevación a los altares de los nuevos mártires de la iglesia. Públicamente han programado peregrinaciones de fieles las ciudades de Almuñécar, Motril, Salobreña, Órgiva, Alfornón, Lanjarón, Loja, Alhama de Granada, Coín, Comares y Moreda, entre otras. En el caso concreto de nuestra ciudad, cuna originaria del beneficiado D. Manuel Vázquez Alfalla, se ha organizado un autobús que ha trasladado en peregrinación a numerosos fieles hasta la catedral y, en representación institucional, han marchado igualmente la alcaldesa de la ciudad, Dª. Luisa Mª García Chamorro, D. Inmaculada Torres, Teniente de Alcalde de Asuntos Sociales y el Teniente de Alcalde Urbanismo D. Antonio Escámez. Por su parte y desde distintas instancias oficiales han confirmado su presencia representantes de la Delegación Territorial de Salud y de Educación e Igualdad de la Junta de Andalucía, el presidente de la Audiencia Provincial, el del Consejo Social de la Ciudad, miembros representativos de la Diputación Provincial y alcaldes y concejales de las ciudades donde desempeñaron su labor pastoral los nuevos beatos.

D. Ramón Cervilla Luis, nuevo beato de Almuñécar.

La trayectoria biográfica de los cuatro nuevos beatos de nuestra comarca reseña con sustancial detalle su dedicada labor pastoral, aunque obvia por razones de espacio su profunda labor civil y asistencial sobre los más desfavorecidos. De D. Manuel Vázquez Alfalla se puede destacar que había nacido en Motril en el año de 1863. Cursó sus estudios religiosos en el Seminario de San Cecilio de Granada, siendo ordenado sacerdote el 17 de diciembre de 1892. Sus primeros destinos tuvieron como sede la iglesia Mayor de su ciudad natal, el de coadjutor de Salobreña y, asimismo, el de la parroquia de Lobres. En 1907 marchará a Argentina para desarrollar su labor pastoral en la parroquia de la Inmaculada Concepción de Buenos Aires hasta el año de 1922, desde donde regresará a Motril con el cargo de beneficiado de la iglesia Mayor hasta el momento de su muerte que acaece el día 25 julio de 1936 cuando contaba 73 años de edad.

Almuñécar cuenta igualmente con un nuevo beato de la tierra, D. Ramón Cervilla Luis. Nace en 1865 y desde temprana edad realiza sus estudios en el seminario de San Cecilio de Granada. Culminada su formación es ordenado sacerdote el día 1 de marzo de 1890, ocupando el cargo de coadjutor de Almuñécar, Jete y Zujaira. Al igual que D. Manuel Vázquez Alfalla, es destinado a Argentina para ocupar las parroquias de San Justo y Coronada de Santa Fe. De regreso a España será encargado de la cura espiritual de las Madres Mercedarias que mantienen abierto un pequeño hospital en su ciudad natal. Iniciada la guerra civil, D. Ramón Cervilla será trasladado hasta el cementerio de Salobreña donde fue fusilado cuando contaba 72 años de edad.

D. Lorenzo Palomino Villaescusa, nuevo beato de Salobreña.

Por lo que respecta a Salobreña, su nuevo beato es D. Lorenzo Palomino Villaescusa. Nacido en la villa en el año de 1867, a los veintiún años ingresa en el seminario San Cecilio, desde donde recibirá el presbiterado el día 9 marzo de 1895. Su primer cargo en la iglesia será el de coadjutor en la ciudad de Adra, desde donde pasará a su localidad natal, Salobreña y, posteriormente a Argentina, donde desempeñará el cargo de coadjutor en la parroquia del Pilar de la ciudad de Córdoba. Tras residir allí durante quince años regresará a Salobreña donde ostentará el cargo de coadjutor  y ayuda de parroquia en Lobres. En los primeros días del mes de agosto de 1936 será detenido y fusilado cuando contaba 69 años de edad.

D. Juan Bazaga Palacios, nuevo beato de La Herradura.

Finalmente, el nuevo beato de la localidad de La Herradura es D. Juan Bazaga Palacios. Nace en Benamargosa (Málaga), el 8 de diciembre de 1904. Sus hondos sentimientos religiosos le llevan a ingresar en el Seminario de Málaga y en el de San Dionisio de la Abadía del Sacromonte. Culminados sus estudios es ordenado sacerdote el 21 de septiembre de 1929 para desempeñar sus ocupaciones pastorales en las parroquias de Capileira y La Herradura. En esta última localidad  permanecerá solo unos meses, pues será obligado a marcharse de allí y tras varios intentos para regresar, será fusilado el día 11 de agosto de 1936 en “Rosal de la Fuente Santa”, (Benemocarra), junto al párroco de del pueblo, Francisco Gámez Fernández.

La alcaldesa de Motril y miembros de su gobierno presentes, como regidores institucionales, en el acto en la catedral durante la beatificación.

Tras esta sucinta síntesis biográfica de los nuevos beatos granadinos solo resta decir que la ceremonia en la catedral va a ser retransmitida en directo por la cadena Trece TV, y Virgen de las Angustias TV y, para internet, en el portal vatelevision.com. Igualmente, en medios radiofónicos va a poderse seguir en Radio María, y en la cadena COPE. Con posterioridad, en la mañana del domingo, se celebrará en la misma sede del templo metropolitano una sagrada eucaristía en acción de gracias por los nuevos beatos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí