EFEMÉRIDES DE FIN DE SEMANA

0
556

Domingo, 9 de enero de 2022

Antonio Gómez Romera

59 AÑOS DEL PRIMER PROGRAMA TELEVISADO EN MUNDOVISIÓN

Satélite “Telstar I”.

Estamos tan acostumbrados a ver en directo imágenes de cualquier parte del mundo, que las jóvenes generaciones pueden llegar a creer que siempre fue así. Más esa capacidad de “comunicación visual mundial” hay que decir quetuvo un comienzo relativamente reciente. El miércoles, 9 de enero de 1963, hace ya 59 años, se emite el primer programa televisado en “Mundovisión”. El “Telstar I”, el primer satélite artificial norteamericano destinado a las telecomunicaciones, fue lanzado por la NASA a bordo de un cohete Delta desde Cabo Cañaveral, el martes, 10 de Julio de 1962 y representó el primer paso de la era de la “Mundovisión”: la retransmisión a todo el mundo de un mismo programa televisivo. Transmite con éxito a través del espacio las primeras imágenes de televisión, llamadas telefónicas e imágenes de telégrafo, y proporciona la primera transmisión de televisión transatlántica en vivo. El “Telstar I” es casi esférico, mide 876,3 mm (34,5 pulgadas) de longitud y pesa casi 77 kilogramos. Su capa exterior está cubierta con células solares capaces de generar 14 vatios de potencia eléctrica y se coloca en una órbita elíptica (completada una vez cada 2 horas y 37 minutos), inclinada en un ángulo de 45 grados con respecto al Ecuador, con perigeo a unos 952 kilómetros de la Tierra y apogeo alrededor de 5.933 kilómetros de la Tierra. Curiosamente, además de nombrar al satélite artificial, “Telstar” también dio nombre a un club de fútbol holandés, el “Telstar Velsen”, fundado el 17 de junio de 1963, a un balón “Adidas” utilizado en la Copa Mundial de Fútbol de 1970 celebrada en México, y en la de 1974, celebrada en Alemania Federal, a una consola de videojuegos fabricada por Coleco en junio de 1976, y a una canción instrumental interpretada por la banda inglesa “The Tornados”. Las pruebas de “Telstar”, demostraron que los satélites tenían un futuro comercial en las telecomunicaciones mundiales y fue el presagio de la introducción de novedosos servicios, que hoy en día, damos por sentados.

Balón Adidas Telstar – Copa Mundial de Fútbol de 1.970 – México.

Treinta años antes, ya se había logrado que un programa de radio fuera escuchado en todo el mundo, pero la barrera de los idiomas impidió que éste tipo de emisión tuviera amplia difusión. En cambio, el lenguaje de la imagen es internacional y todos pueden comprenderlo. Cuando fue lanzado el “Telstar I”, ya estaban instaladas las primeras antenas destinadas a emitir y recibir las imágenes, que eran enormes. Estas antenas eran las de la Estación Terrestre de Andover(Maine, Estados Unidos), la de Goonhilly Downs(en el Suroeste de Gran Bretaña) y la de Pleumeur-Bodou(en el Noroeste de Francia). Tanto la antena de Andover, como la de Pleumeur-Bodou, son de cuerpo cónico horizontal con un reflector parabólico en su boca. Tienen una longitud de 53´95 metros y un peso de 100 toneladas y estaban alojadas en radomos del tamaño de un edificio de oficinas de 14 pisos. Por el contrario, la antena GPO en Goonhilly Downs de Gran Bretaña era un paraboloide convencional de 26 metros de diámetro y 1.118 toneladas de peso y era conocida popularmente como “Arthur”, en homenaje al famoso Rey Arturo de los “Caballeros de la mesa redonda”, que vivió en el siglo V en Cornualles, en el extremo occidental de Inglaterra, que es donde se encuentra la antena. El ingeniero de radiocomunicaciones británico John Bray (1911-2004) desempeña un papel fundamental en el diseño y la explotación de “Arthur”, o “Goonhilly Antenna One”, y como bien reconoció: “La construcción de la estación terrena británica fue una tarea abrumadora” (…) “Era una época de tensiones considerables, ya que el complejo equipo no podía probarse totalmente antes de que Telstar apareciese por encima del horizonte por primera vez y debimos hacerlo todo con millones de telespectadores esperando a ambos lados del Atlántico”.

Antena “Arthur” o “Goonhilly Antenna One” –  Foto: Lauren Fearn.

El 13 de diciembre de 1962 fue puesto en órbita el segundo satélite destinado a las telecomunicaciones, el “Relay I”, de 78 kilogramos de peso, 1 más que el “Telstar I”, y dotado de 8.125 células fotoeléctricas. El “Relay I” presentaba diversas ventajas sobre su antecesor, entre ellas las de tener más alta su órbita y mayor el ángulo orbital sobre el Ecuador. Concretamente tenía un Apogeo de 7.440 km (4.620 millas), un Perigeo de 1.319 km (819 millas), una Inclinación de 47,50 grados y un Período de 185,10 min.

Satélite de comunicaciones “Relay I”.

El funcionamiento del “Relay I” durante los primeros días fue decepcionante, pues sus pilas se descargaban. Sin embargo, pudo superarse ésta dificultad y el 9 de enero de 1963 éste satélite artificial permitió que se realizara el primer programa televisivo en “mundovisión”. El “Relay I” permaneció en activo durante largo tiempo, pues el ácido que podría corroer su cable principal no actuó a causa del frío, de ahí que junto con el “Relay II” y el “Sycom III”, que escoltaba a éste por el Pacífico, participará en la retransmisión a Europa, en Octubre de 1.964, de las Olimpiadas de Tokio. Dos días después de las primeras transmisiones de televisión en directo entre Estados Unidos y Europa, se utilizó el enlace de satélite para la primera llamada telefónica internacional. Frederick Kappel (1902-1994), Presidente de AT&T (propietaria de Telstar), llamó a Lyndon B. Johnson (1908-1973), entonces Vicepresidente de EE.UU. La realidad es que Telstar podía transmitir un canal de TV a la vez, o 500 llamadas telefónicas. El escritor y científico Arthur C. Clarke (1917-2008) ya vaticinó en 1945 esos grandes avances de las comunicaciones cuando declaró en su artículo técnico “Extra-terrestrial Relays”, publicado en la revista especializada “Wireless World”, que las señales radioeléctricas de microondas podrían transmitirse en todo el mundo haciéndolas rebotar en un satélite en órbita. Los satélites actuales pueden transmitir 500 canales de TV y miles de circuitos de datos. El mundo entero estaba ya en condiciones de captar las emisiones de televisión.

Primera emisión vía satélite en directo – “Our World” – “All you need is love”.

Como colofón se puede concluir que el domingo, 25 de Junio de 1967, en los estudios Abbey Road de Londres, las cámaras muestran a “The Beatles” y a un puñado de amigos (Mick Jagger, Keith Richards, Eric Clapton, Graham Nash, Keith Moon, Marianne Faithfull y Gary Leeds, que hacen los coros) en la primera emisión vía satélite en directo para todo el mundo. La retransmisión forma parte del programa “Our World”, presentado por el actor Peter Ustinov, que es dado a conocer a 700 millones de personas en 24 países, cantando una canción con mensaje positivo: “All you need is love”. Era ésta la respuesta “hippy” de John Lennon, al inquietante final de la década de 1960, con la Guerra del Vietnam desangrando a la juventud norteamericana y las dos grandes potencias mundiales (EE.UU. y URSS) en una enloquecida carrera para fabricar las armas más letales.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí