¿Cómo ha afectado la pandemia a los jóvenes de la Costa Tropical en las pruebas de acceso a la Universidad?

0
1444

Reportaje EL FARO

Por, Marina Cuenca -Estudiante de Periodismo-

La PEvAU 2021, marcada por la crisis sanitaria, causa «estragos» entre los más jóvenes

Marina Cuenca -Estudiante de Periodismo-

La crisis sanitaria provocada por el COVID19 ha causado, desde sus inicios, «numerosos estragos» en el mundo entero. Independientemente de la edad, el sexo, la condición o el empleo, todos hemos sufrido las consecuencias de una pandemia que todavía, hoy en día, parece ser interminable.

Los más jóvenes tampoco han salido ilesos de esta devastadora situación. La pandemia ha marcado a los adolescentes psicológica y socialmente, pero también ha causado desastres en el ámbito educativo. Así se ha demostrado con los resultados de los últimos exámenes de Pruebas de Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (PEvAU). Estas pruebas miden los conocimientos adquiridos por los alumnos en sus años de Bachillerato y son determinantes para poder estudiar una carrera universitaria. Los estudiantes, además de llevar meses inmersos en una bimodalidad caótica y marcada por una gran falta de coordinación -según algunos testimonios-, se han tenido que presentar a unos complejos exámenes que han dado mucho que hablar en las últimas semanas.

Los alumnos de la Costa Tropical realizaron la PEvAU los días 15, 16 y 17 de junio sometidos a las obligatorias y lógicas medidas anticovid establecidas por las autoridades. “Ha sido un curso estresante. La semipresencialidad del primer trimestre hizo que nos costase mucho avanzar, pero a partir del segundo trimestre todo empezó a ir mejor”, explica Paula Ruiz, estudiante de bachillerato del instituto Francisco Giner de los Ríos. Diferente es la opinión de Jesús García, estudiante en I.E.S José Martín Recuerda, instituto en el que todo el curso ha sido presencial, “Las clases no se han visto afectadas por la situación, los métodos de estudio han sido los mismos de todos los años y, salvo alguna excepción, por lo general lo hemos llevado todos bastante bien”, afirma.

El trabajo del equipo docente ha sido clave para el correcto desarrollo académico de los alumnos y, por consiguiente, para la preparación de los exámenes de la PEvAU. Alejandro Montes, estudiante del I.E.S Francisco Giner de los Ríos, admite que toda la situación ha influido negativamente en su rendimiento académico, pero resalta la importancia que ha tenido el profesorado para hacerlo todo más “llevadero” y subraya lo importante que ha sido que los docentes se hayan adaptado a “las nuevas tecnologías”. Paula Ruiz no cree que los cambios le hayan afectado académicamente, pero sí cree que lo hizo la cuarentena, “los exámenes online hicieron que perdiese el hábito de estudio y eso hizo que a principios de este curso me costase mucho más ponerme a estudiar”, explica.

Aulas preparadas para las pruebas de PEvAU con motivo de la pandemia (Archivo)

Los exámenes de la PEvAU fueron el desenlace de un curso fatídico y anómalo y los resultados de los mismos demuestran la falta de coordinación entre los diferentes institutos y profesores, en algunos casos. Todos los años ha habido dos opciones de examen y había que elegir una de ellas, pero, este año, con la novedad de poder elegir preguntas de las dos opciones y mezclarlas, todo ha sido mucho más sencillo. “Han dado más facilidades que en otros años, ya que se podía escoger diferentes preguntas”, explica Paula, “aunque es verdad que han sido muy estrictos a la hora de corregir”, concluye. Jesús, por su parte, no cree que este cambio haya sido necesario, ya que cree que el estudio no ha sido afectado a lo largo del curso y que no había ninguna necesidad de poner las cosas más fáciles, “aun así, todo lo que sea beneficioso para nosotros es bienvenido”, recalca.

Ahora, después de un curso marcado por nervios y estrés, los alumnos empiezan una etapa cargada de cambios: la etapa universitaria. Ninguno tiene claro si está preparado para comenzar una carrera, “lo veo un paso muy grande”, afirma Alejandro, pero todos tienen claro lo que quieren estudiar y dónde quieren hacerlo.  Y aunque a Jesús le preocupe el cambio tan grande respecto a las asignaturas y a Paula le asuste que los profesores “no se sepan ni su nombre”, todos, a pesar de sus miedos y desconfianzas, tienen clara una cosa: el miedo, a pesar de influir en las decisiones que tomamos en nuestras vidas, nunca va a poder con las ganas de luchar por aquello que queremos conseguir.  

Han sido tiempos complicados que toda la comunidad educativa en su conjunto ha intentado llevar de la mejor forma posible, ante una pandemia que puso patas arriba la normal cotidianidad de nuestras vidas. Ahora, toca esperar que aquellos jóvenes que no han superado la prueba en junio, lo puedan hacer en este mes de julio y, así, poder cumplir sus sueños de acceder al ciclo educativo universitario, y habrá que hacer balance global de aprobados en la cita PEvAU 2021.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí