Sábado de Pasión en la ermita de San Antonio

0
1029

                                                                     Por, Domingo Aº López Fernández

                                                                       Cronista Oficial de la ciudad de Motril

            LA SANTA CENA CELEBRA SU FUNCIÓN PRINCIPAL DE INSTITUTO

Celebración de la función principal de instituto de la Santa Cena (EL FARO)

En la tarde del sábado de pasión la ermita de San Antonio, sede canónica de la hermandad de la Santa Cena, servía de escenario sacro para impartir a todos los hermanos de hermandad y a los feligreses del barrio la función principal de la corporación. En este día en el que la institución debería estar en la calle poniendo en práctica su función de penitencia,  la junta de gobierno que preside Antonio Jesús Sánchez había acordado  celebrar este solemne acto que pretende reafirmar la fe de la iglesia con esta liturgia que reconforta la piedad popular de sus asociados y la devoción  a sus sagrados titulares.

La hora de comienzo de este sentido acto había sido programada para las 18:30 hrs, momento en el que ya se encontraba cubierto todo el aforo permitido en el interior del templo, de forma que numerosos feligreses hubieron de trasladarse hasta el coro para seguir la función. Con un moderado retraso y con la suntuosidad propia del momento hacía su entrada en el templo el vicario territorial, D. Juan Bautista Amat, acompañado del consiliario de la hermandad, D. Alberto Sedano, representantes eclesiásticos que han laborado conjuntamente por el engrandecimiento de la corporación cofrade. Al acto ha asistido igualmente una representación de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa que han personalizado el vice-tesorero de la institución, Carlos Vázquez y el vocal de cultos, Javier Carrasco, quienes han ocupado lugares preferenciales en unión del hermano mayor de la hermandad.

En la función sacra, que ha podido ser seguida en directo a través del perfil oficial de la hermandad, D. Juan Bautista Amat, vicario territorial que actualmente desempeña su labor pastoral en Granada, concretamente en la iglesia de San José de Calasanz, ha recordado los momentos vividos en la parroquia y su trayectoria de largos años en los que ha luchado codo a codo con los representantes de la corporación hasta hacerla oficial y verla plenamente integrada en la Agrupación de Hermandades y Cofradías de la ciudad. A destacar, igualmente, la lectura del evangelio que de forma conjunta ha sido interpretada por miembros de la hermandad y el propio oficiante en las escenas clave de la pasión y muerte de Cristo.

Altar de la Santa Cena de Motril (EL FARO)

Concluida la función principal, hermanos y feligreses han podido posar para la posteridad junto al altar efímero que la corporación ha erigido en la antigua capilla de San Antonio. Se trata de una obra de arte  devocional en la que preside la mesa de la última cena el Cristo de la Fe junto a su madre, María Santísima del Amor, y los cinco apóstoles que cuenta ya la hermandad, concretamente San Pedro, San Andrés, San Juan Evangelista, Santiago el Mayor y San Mateo. Especial mención merece el aderezo de las imágenes, siendo de destacar en su titular mariana el estreno de un encaje de Bruselas en el rostrillo y dos broches, uno formado con piedras de Rosas de Francia que es imitación del siglo XVII y otro esmaltado con forma de racimo de uvas, símbolo de la vid que es tan propio de la hermandad. Igualmente hay que señalar la corona de reina gloriosa que posa sus sienes y los tres rosarios que porta entre sus manos. Por lo que respecta al Cristo de la Fe también estrena un broche en forma de custodia de metal plateado y dorado que simboliza la eucaristía.

La función principal de instituto se dio por terminada a las 17:30 hrs, momento en el que hermanos, cofrades y fieles en general felicitaron públicamente a la junta de gobierno de la corporación por su buen hacer durante la cuaresma de este año y, especialmente, por la erección del altar que está siendo muy visitado por los círculos cofrades de la ciudad. Destacar, igualmente el reconocimiento que ha tenido la hermandad sobre uno de los hermanos más activos en su seno, Juan Manuel Calderón Florido, vestidor del Cristo de la Fe, que recibió un cuadro representativo en agradecimiento a sus desvelos en pro de la corporación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí