HONORES Y DISTINCIONES DE LA CIUDAD DE MOTRIL

0
1312

Por, Domingo López -Cronista Oficial de la Ciudad de Motril-

HONORES Y DISTINCIONES DE LA CIUDAD DE MOTRIL

Juan Carlos Garvayo, Antonio Carvajal y Gerardo Rodríguez (La foto está fechada el 25 de enero de 2019 en el Teatro Calderón y corresponde a un acto conmemorativo del 50 aniversario de la publicación del primer poemario de Antonio Carvajal que lleva por título ‘Tigres en el Jardín’)

Febrero es un mes muy especial para los andaluces. Desde hace años, el último día del mes, fiesta de Andalucía,  ha quedado institucionalizado por la Junta que rige sus destinos como señera jornada para la entrega de los reconocimientos a personas, empresas e instituciones que han brillado por su labor y profesionalidad en los distintos ámbitos que les ha tocado vivir. A nivel local, Motril ha seguido igualmente su senda, pues días pasados se hacía pública la lista de personas e instituciones que habían sido reconocidos por llevar el nombre de la ciudad allende de nuestras fronteras, entre otras particularidades. Se trata de una honrosa distinción que ensalza y enaltece a los galardonados, pues ninguno de ellos, en su trayectoria, ha actuado de forma consciente para reclamar tales nominaciones. El acto público de entrega de dichas nominaciones tendrá lugar el día 3 de junio, fecha en la que Motril conmemora la concesión del título de ciudad por el rey Felipe IV.

Así pues, tras meses de trabajo y la incoación de los respectivos expedientes que se requieren, la corporación local difundía días pasados las distinciones que este año honran y ennoblecen a los galardonados. En el ámbito de las medallas de oro, tres han sido las otorgadas para este año de 2021, siendo dos de ellas a instituciones y una a nivel personal. La primera de ellas ha sido concedida a la agrupación musical Melaza, grupo surgido en el año de 1990 a iniciativa de motrileños a los que les unía el ritmo melódico de la música popular y latina. Melaza recuperaba por aquel entonces un nombre de clara raigambre motrileña, el del peculiar zumo producto de la caña de azúcar que todavía era característico en  nuestra ciudad, sin pensar que un día sólo sería un recuerdo de su pasado. Desde entonces Melaza ha sido el grupo músico-vocal que ha llevado el nombre de la antigua ciudad de los cañares por media España para encandilarla con ritmo de habaneras, boleros o joropos, entre otros. Precisamente, el año pasado, el grupo era el protagonista principal del tradicional encuentro de Pulso y Púa “Ciudad del Azúcar” que se celebra en nuestra ciudad y ya por aquel entonces la señora alcaldesa, María Luisa García Chamorro, le reconocía su mérito al definir a todos sus miembros como “auténticos embajadores de la cultura y tradición motrileña, de nuestras raíces y de la esencia de lo más popular de esta tierra”. Bien ganada, pues esta distinción para este grupo músico-vocal que ostenta en su nombre lo más genuino de nuestro pasado agrícola e industrial.

La segunda medalla de oro de la ciudad ha correspondido conjuntamente al Hospital Comarcal y todos los Centros Sanitarios de Motril por su labor en la lucha diaria y sostenida contra la cruel pandemia que nos afecta desde prácticamente un año atrás. La medalla tiene igualmente un cierto sabor reivindicativo y de agradecimiento a todos las personas que durante más de una década lucharon por la concesión de un Centro Hospitalario que salvara la vida de motrileños y residentes en los pueblos comarcanos. Hasta entonces el trayecto de la carretera a Granada fue la triste senda en la que quedaron numerosas personas por falta de atención médica y, sobre todo, por las reiteradas demoras en tratamientos e intervenciones. Por tanto, puede decirse que la aprobación del Hospital fue todo un logro para la ciudadanía. El Hospital de Santa Ana abría finalmente sus puertas en el año 1988 convirtiéndose desde entonces en el ángel protector de la vida de todos los vecinos. Atrás quedaron años reivindicativos de huelgas y manifestaciones que fueron duramente reprimidas por las autoridades de entonces y que, afortunadamente, solo forman ya parte del olvido. La realidad se impone hoy en día y Motril cuenta con un puntero centro hospitalario que está luchando contra esta cruel pandemia que nos afecta. Sirva igualmente la medalla de oro de la institución para recordar a cuantas personas no han podido superar la enfermedad, entre ellas la última que se ha contabilizado en nuestra ciudad, la del motrileño Ángel Gijón, presidente de la Cámara de Comercio Local y conocido arquitecto, a cuya familia queremos trasladar desde estas líneas nuestro más sincero pésame. El Hospital Comarcal cuenta, pues desde hoy del reconocimiento de la ciudad al concederle esta medalla de oro que hace historia y, sobre todo, que dignifica a una institución que vela por la salud de todos nosotros.

Finalmente, la tercera medalla de oro le ha sido otorgada al motrileño Luis Manuel Rubiales Béjar, actual presidente de la Federación Española de Fútbol y vicepresidente de la UEFA. La institución municipal ha tenido a bien reconocer toda su carrera profesional en el deporte del futbol y su labor en defensa del colectivo al que ha pertenecido y que finalmente le ha llevado a ocupar el cargo que actualmente ostenta. En su trayectoria vital, Luis Manuel Rubiales iniciaba sus primeros pasos deportivos en el club de su ciudad natal para seguir con los años una fulgurante trayectoria que le hizo fichar por clubes de la talla del Valencia, Atlético de Madrid, Granada 74, Mallorca B, Lleida, Jerez y Levante, equipo éste último con el que consiguió ascender a la máxima categoría del futbol profesional en el año 2004. El otorgamiento de esta distinción le reconoce, pues como motrileño de pro y como bien reconoce la institución municipal, “su éxito profesional y personal es nuestro orgullo como ciudad y es todo un honor contar con un deportista, una persona y una institución como Luis, que ha llegado a alcanzar una de las mayores metas que un deportista motrileño puede soñar”.

En el apartado de Hijos adoptivos de la ciudad dos han sido las personas distinguidas con este título que viene a reconocer su trayectoria en el campo profesional y que les ha ligado permanentemente a la ciudad de Motril. El primero de ellos ha sido otorgado al laureado poeta Antonio Carvajal Milena, insigne hombre de letras que decidió trasladar su residencia a nuestra ciudad hace unos años y que desde entonces se encuentra plenamente integrado en la dinámica social y cultural de Motril. Hombre de cultura suprema, de bondad infinita, de trato afable y exquisita educación, le han convertido en personaje de lujo en todos cuantos actos culturales les han tenido presente dado que son innumerables los colectivos de la ciudad que requieren su presencia. El poeta Antonio Carvajal es natural  de Albolote y a lo largo de su vida ha desarrollado una prolífica producción poética que ha sido granjeada por incontables premios y galardones. Al margen de ello es doctor en Filología Románica por la Universidad de Granada y Académico Supernumerario de la Academia de Buenas Letras de Granada. Además, entre otros cargos, ha desempeñado la dirección de la Catedra  Federico García Lorca, la del Aula de Poesía de la Universidad de Granada y la de la colección “Genil de Literatura” de la Diputación Provincial. En cuanto a premios y por citar solo algunos, cuenta en su haber con el de la Ciudad de Baeza (1987), el Premio Andalucía de la Crítica en 2012 y el Premio Nacional de Poesía que le otorga el Ministerio de Cultura en ese mismo año. Así pues, con su nominación, Motril  ennoblece su galería de personajes ilustres con este sencillo hombre de letras que ha encumbrado la poesía con su exquisita pluma para honra y gloria del arte contemporáneo.

La otra persona encumbrada con el título de Hijo adoptivo de Motril ha sido la orgiveña  Mari Nieves Montero de Espinosa Rodríguez, médico forense que ha ejercido con gran profesionalidad su cargo en nuestra ciudad a lo largo de dieciocho años. Mari Nieves Montero atesora un extraordinario currículo profesional en el que se ha de destacar el de ser artífice de la puesta en marcha del Instituto de Medicina Legal de Granada, la coordinación de la Unidad de Valoración Integral de Violencia de Género y, últimamente, el de ostentar la Dirección del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Granada. En el desempeño de su cargo y durante su estancia en Motril Mari Nieves Montero ha recibido igualmente numerosos galardones en reconocimiento a su labor profesional, entre ellos el del Club Unesco de Motril, el de la Asociación de Mujeres Progresistas Victoria Kent y el del Consejo Municipal de la Mujer, institución que le hizo entrega del “Premio Horizonte” en el año 2006.

Finalmente, dos distinciones más completan esta señera galería de honores para personajes motrileños. La primera de ellas corresponde al genial pianista Juan Carlos Garvayo, ya que desde el día de Andalucía el espacio escénico que se localiza en el Centro de Desarrollo Turístico ha de llevar su nombre. Nacido en Motril en 1969, Juan Carlos Garvayo ha desarrollado una prolífica trayectoria en el campo musical y hoy por hoy es reconocido como uno de los “grandes pianistas” a nivel mundial. En su etapa formativa inició sus estudios en el Real Conservatorio Victoria Eugenia de Granada, institución en la que con el tiempo logró dejar una estela imborrable, lo que le llevará a proseguir su formación en la Rutgers University de New Jersey y la State University of New York. Desde entonces su trayectoria ha sido espectacular tanto desde el punto de vista de la interpretación musical como en el de la investigación, labor ésta última en la que ha podido recuperar innumerables obras que hasta entonces se encontraban perdidas. La profesionalidad de Juan Carlos Garvayo ha sido igualmente reconocida en el plano nacional, el provincial y el local, pues en 2013 fue galardonado por el Ministerio de Cultura con el Premio Nacional de Música en la modalidad de interpretación. El reconocimiento a su labor artística continuaba en 2016 al otorgársele la Medalla de Oro de la ciudad de Motril en correspondencia a su brillante carrera musical y, asimismo, la provincia granadina le confería el título de Hijo Predilecto en el año 2018. En la actualidad Juan Carlos Garvayo prosigue sus actuaciones en reputadas salas, teatros, auditorios y reconocidos festivales mundiales, juntamente con el desempeño de la cátedra de Música de Cámara en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y su actividad docente en la Universidad Autónoma de Madrid. Bien ganado, pues este nuevo reconocimiento en la patria chica de este genial pianista que desde el domingo brillará con luz propia en el rotulo del Centro de Desarrollo Turístico de la Costa Tropical.

Finalmente, el último reconocimiento ha sido al desaparecido industrial Damián Carmona Maldonado, nombre que desde hoy ha de intitular el vial que va desde el Puente Toledano hasta la rotonda de la futura Ronda Sur. Damián Carmona ha sido todo un referente empresarial en nuestra ciudad siempre unido a la marca comercial de Cafés Sol y Crema, nombre que va ligado desde su creación a Motril y que es difundido publicitariamente a nivel nacional por la cadena Cope con la voz inconfundible del locutor Carlos Herrera. Para la institución municipal Damián Carmona es “todo un referente geográfico, comercial y turístico al haber puesto a la ciudad de Motril como epicentro de su razón de ser y crear un auténtico producto propio, el café”, que no hemos de olvidar es de la tierra  y tiene un aroma y sabor que enamora.

Finalmente solo resta decir que la corporación municipal va a celebrar el día de Andalucía con dos actos institucionales bien diferenciados. Concretamente, el primero de ellos tendrá lugar a las 12:00 hrs del domingo en el Parque de los Pueblos de América, lugar en el que será inaugurada la escultura de la ”Fuente de la Esperanza” que recuerda a las víctimas del Covid-19. Posteriormente, de forma protocolaria, será izada la bandera de Andalucía a la vez que se interpreta el himno de Andalucía. Ya en la tarde, a las 19:00 hrs y en la sede del Centro de Desarrollo Turístico tendrá lugar el descubrimiento de la placa que otorga el nombre del Auditorio al motrileño Juan Carlos Garvayo. A continuación tendrá lugar el concierto del Trío Arbós que ha de actuar junto al cantaor Rafael de Utrera y el percusionista Pakito González. En el desarrollo de todos estos actos se va a contar con estrictas medidas de control a los asistentes para prevenir el contagio del Covid-19.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí