DE MUERTE Y DE VIDA

0
1937

DE MUERTE Y DE VIDA

Gabriel Heras…

La muerte y la vida son caprichosas e inseparables. En menos de 24 horas puedes estar abatido, conmovido, agotado y también sentir orgullo, ilusión y motivos para nunca parar.

Ayer 25 de Febrero de 2021 falleció Ángel, una pérdida irreparable para Motril y para todas las personas que tuvimos la fortuna de compartir tiempo y espacio con él. La casualidad quiso que pocas semanas después de conocerle en una reunión de amigos comunes, me convirtiera en su médico durante su larga estancia en la Unidad de Cuidados Intensivos. Ángel era una persona tremendamente afable y divertida, todo un disfrutón de la vida que la muerte nos ha arrebatado. Durante sus casi tres meses hospitalizado con nosotros, intentamos darle no solo el mejor tratamiento posible, sino el mejor trato humano. Amante del flamenco y la buena música, nunca dejó de sonar por bulerías su habitación. Hablábamos de arquitectura humanizada, de viajar, de organizar galas benéficas y de algo tan simple como un espeto de sardinas y unas cervezas cuando se recuperara. También procuramos cuidar lo mejor que supimos a su familia y a todos los que de una u otra manera se interesaban por él.

Por desgracia, hay veces que todo no es suficiente, y hay veces que aun haciendo lo imposible, el desenlace es el que nadie hubiera deseado. No soy yo quien tiene que hacerse eco de su curriculum y su paso por la vida y por la muerte. Solo compartiré su eterna sonrisa al verme entrar en su habitación, su mirada plena de confianza y su fe ciega en todo nuestro equipo.

Tras recibir la noticia por parte de Manoli, su esposa, uno tiene que aceptar que el mundo es un sitio peor y que deja un hondo vacío. Sin embargo, no pasa ni un día cuando el Proyecto H-Unidos de Proyecto HU-CI recibe la Bandera de Andalucía 2021 a los Valores Humanos. Un proyecto liderado por José Manuel Velasco en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga que sirvió, a través de una red de voluntarios profesionales, para poner en contacto a los pacientes y sus familias durante las peores etapas de la pandemia y facilitar la comunicación entre ellos. En definitiva, ponerse al servicio de las personas, que es como uno entiende la Asistencia Sanitaria. Que lo urgente no obvie lo esencial.

Por ello, me gustaría dedicar este reconocimiento a todas las personas que transitan por la dificultad de sufrir enfermedades y que son los protagonistas de las historias. Que no son los números de los periódicos. A sus familias, que sin duda han de estar y formar parte del equipo sanador. Y a los profesionales sanitarios que día a día, desde el silencio y la constancia, comparten estas historias de Muerte y de Vida.

Buen viaje, Ángel.

Por Gabriel Heras

Jefe de Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Comarcal de Santa Ana.

Director de Proyecto HU-CI

Escritor de “En Primera Línea” Un testimonio de la crisis del Coronavirus

(gabi@proyectohuci.com)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí