ESPERANZA

0
1836

ESPERANZA

GABRIEL HERAS…

Decía un conocido sabio que si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. En el último año, los profesionales sanitarios hemos vivido en bucle a lo largo de días infinitos, que ha logrado ponernos en riesgo físico y mental y al borde del precipicio la más férrea de las vocaciones.

En la primera ola, nos jaleaban los aplausos y el reconocimiento masivo, que actualmente queda en sepia, como un recuerdo muy lejano. Con horror vimos el fin del estado de alarma, cuando aún coleaban personas transitando por las UCI y con cuadros de polineuropatía y dependencia tan graves que a duras penas podían levantar las cejas y mostrar su asombro al observar que no podían moverse.

Llegó el verano y quienes gestionan decidieron fomentar el turismo y liberalizar los desplazamientos. “Hemos salido mejores”, decían. Y así llegó una prematura segunda ola, como un parto adelantado y para su sorpresa. Un segundo round en el que alguno llegó a insinuar sin pudor alguno que la culpa era de los sanitarios, que se habían ido de vacaciones.

Y así, llegaron más contagios, más muertes y más confinamientos inverosímiles con el objetivo de “Salvar la Navidad”. Y como no hay dos sin tres llega Enero de 2021, que en esta ocasión es cuesta abajo y sin frenos. Con una peculiaridad muy importante: los pacientes y sus familias aún siguen en primera línea luchando para zafarse de la segunda ola, lo que provoca empezar la tercera con un 30% de las camas de UCI llenas. Por no hablar de las fuerzas mermadas de los equipos, agotados en cuerpo y alma. De esta trampa mortal no nos sacarán los políticos: ha de sacarnos la ciencia.

Por eso nos vacunamos. Porque nos genera esperanza para seguir adelante y confiamos que sea el verdadero principio del fin para salir de estos días y noches eternos en que se ha convertido nuestra vida al servicio de la vuestra.

Por Gabriel Heras

Jefe de Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Comarcal de Santa Ana.

Director de Proyecto HU-CI

Escritor de “En Primera Línea” Un testimonio de la crisis del Coronavirus

(gabi@proyectohuci.com)

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí