Mondera con ramo

1
1764

José Manuel González/EL FARO

La estatua que preside la rotonda de entrada a Motril luce esta tarde un ramo de flores en su mano derecha

LA MONDERA CON UN RAMO DE FLORES EN SU MANO DERECHA (Foto: El Faro)

Habitualmente te la encuentras a la entrada oeste de la ciudad con su imponente imagen de mujer fuerte y tonalidades oscuras, pero desde hace unos días luce distinta. Algo que sorprende en el paisaje si bordeamos la rotonda mientras subimos la Avenida de Salobreña.

Es cierto que la rotonda que la rodea mantiene un pequeño pero florido vergel, incluso, un empleado municipal trata de mantener semanalmente vivas un puñado de cañas de azúcar, que resaltan por el verdor de sus hojas.

A la protagonista de esta historia la hemos visto esta tarde con un toque nada habitual, pues en su mano derecha queda ceñido un bonito ramo de flores que, dicho sea de paso, está atado elegantemente con una fina y suave cinta de color blanco. El ramo contiene una variedad de pequeñas margaritas blancas y amarillas envueltas en una tela transparente que las arropa cuidadosamente. Con mimo.

LA MONDERA CON UN RAMO DE FLORES EN SU MANO DERECHA (Foto: El Faro)

Sí, hoy la Mondera parece sonreír -palabra clave- con este inesperado detalle que podríamos enmarcar en un romance a la antigua usanza al final del verano, en la señal de un firme pero tímido apuesto enamorado, en la promesa de una novia llenar de amor o, por el contrario, despechada, e incluso, en una simple chiquillada de un mozo atrevido en una tarde de sábado. O quizá no. Siga leyendo, por favor.

Al igual que Motril quiso homenajear al Mondero y a la Mondera para rememorar nuestro pasado azucarero, hoy un ciudadano ha cumplido su promesa de colocar un toque florido a la sufrida mujer en tiempos de Monda, de Zafra. Pensemos que con la que está cayendo un gesto como este, nos pone, si quiera por un momento, una sonrisa en la cara, porque el sentido de todo el detalle en forma de ramo, en su conjunto, siempre estuvo envuelto en una sonrisa.

Si tuviéramos que ver la imagen pintada en un cuadro y titularlo, bien podría llamarse, ‘Mondera con ramo’, que no pasará a la historia para algulnos, pero que recordaremos pasado el tiempo rememorando un peculiar hecho ocurrido pasado el ecuador del mes de septiembre de 2020, que a su vez, nos trae recuerdos de hechos y personas de nuestro propio pasado.

Pues ahora que han leído la noticia hasta este punto, todo tiene un gran y bonito sentido. Ese ramo, -al igual que Motril le dedicó la rotonda-, es para María Adela Muñoz, de la que hace unos días se cumplía un año de su triste fallecimiento y a la que recordamos todos, con siempre, con una sonrisa en la boca de mujer alegre, llena de vida y activa en decenas de acciones sociales y lúdicas. Así que desde aquí, vaya nuestro mejor recuerdo hacia ella y, como no, el abrazo para toda su familia.

Gracias por haber llegado hasta el final de la historia. Y nuestro recuerdo a María Adela… que seguro vuelve a sacar su risa imborrable al ver el relato expresado.

1 Comentario

  1. Gracias a José Manuel González y al periódico faro de motril por esas palabras o relato como diría Maria Adela hacia la mondera y hacia Maria Adela no tengo palabras para agradeces este detalle gracias Juan Manuel rueda. marido de María Adela

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí