A tus pies se postra Motril, Señora de la Cabeza

0
1883

Domingo A. López Fernández

Cronista Oficial de la Ciudad de Motril

Fotos: EL FARO

Sin procesión de alabanza los motrileños muestran públicamente su fe a la Patrona

El día 15 de agosto, fiesta de la Asunción de la Virgen, es jornada excelsa en la costa granadina. Dos de las poblaciones más representativas de la comarca, Motril y Almuñécar, celebran sus fiestas patronales en honor de las dos advocaciones que por tradición e historia han arraigado desde remotos tiempos en el corazón de sus lugareños, Nuestra Señora de la Cabeza y la Virgen de la Antigua. Así ha sido desde tiempos inmemoriales, pero la excepcionalidad ha hecho mella en este año de 2020 dado que por causa del covid-19 las tradicionales fiestas estivales han sido suspendidas. Sin embargo, el verdadero significado de la festividad ha quedado remarcado en los tradicionales cultos a ambas imágenes marianas, aunque con cambios sustanciales con respecto a años anteriores. En Motril, por ejemplo, la tradicional ofrenda floral del día 13 no se ha verificado en el Parque de los Pueblos de América, sino en el interior del Santuario, y en Almuñécar, asimismo, la eucaristía que se iba a celebrar en el parque del Majuelo ha tenido que ser trasladada al templo de la Encarnación. La historia ha de recordar, pues este aciago año de 2020 en el que las efigies de ambas patronas no han podido efectuar su enraizada procesión de alabanza por las calles para gratificar las almas de los feligreses.

En Motril, atendiendo a los actos religiosos programados, este día 15 de agosto se han celebrado en el Santuario cuatro eucaristías, dos en la mañana, a las 9 y 10:30 hrs, y otra a las 12:00 hrs, que es la función principal de instituto y que ha presidido el vicario y párroco de la ermita, D. Juan Bautista Amat. Como es obligada costumbre, en ella ha estado presente la representación oficial de la institución municipal con su primera autoridad a la cabeza y, asimismo, ha gozado de la participación músico-vocal de la Coral Armiz. Ya en la tarde, la santa misa ha tenido lugar a las 20:30 hrs, verificándose a su término el encendido de un castillo de fuegos artificiales que ha hecho tronar toda la ciudad. Con posterioridad se ha verificado la ofrenda de fe de los motrileños a su Patrona, acto pleno de sentimiento en el que los feligreses han podido acceder al altar de cultos por la puerta oeste del Santuario. Allí se encontraban presentes jóvenes componentes del cuerpo de horquilleros de la Virgen para ordenar el tránsito y extremar las medidas de seguridad. En la nave principal de la ermita se ha podido formar una ordenada fila de devotos que ha guardado respetuoso silencio hasta el momento en el que se han postrado frente a la imagen de la Patrona para orar durante breves minutos. Junto a altar ha estado presente en todo momento María José Garrido, hermana mayor de la hermandad de la Virgen, acompañada del resto de su junta de gobierno, quienes han permanecido junto a la imagen hasta minutos antes de las 0:00 hrs, momento en el que los últimos feligreses han abandonado el recinto eclesial tras finalizar sus rezos.

Clausurado el acto de fe, María José Garrido ha dedicado unas breves palabras a EL FARO en las que hacía destacar que este día 15 de agosto “ha sido muy especial porque es el día de la Virgen y los motrileños lo celebramos a bombo y platillo, aunque debido a la pandemia dos tercios de la iglesia se han tenido que ocupar siguiendo las medidas de seguridad para evitar el contagio”. Igualmente trasladaba a esta redacción “como la gente se ha organizado perfectamente en sus espacios y con sus distancias reglamentarias. La respuesta de los motrileños ha sido ejemplar y muy concienciada. Por tanto he de significar que saco un balance muy positivo porque los motrileños han mostrado públicamente la devoción a su Patrona, pues en tiempos difíciles siempre acudimos a ella como Nuestra Madre”. Finalmente ha querido destacar que en este día, hace ya veinte años, la Patrona de Motril era coronada canónicamente por el Ilmo. Sr arzobispo de Granada, D. Antonio Cañizares, efeméride que como bien dice, ya ha quedado para los anales de la ciudad y, desde luego, forma parte ya de su historia.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí