La Divina Pastora ya luce la Medalla de Oro de la Ciudad de Motril

0
2249

                                                                                  Por, Domingo A. López Fernández

En la tarde-noche del pasado sábado, el barrio de Capuchinos se vestía de gala para asistir al acto institucional fijado por la junta de gobierno de la Real Hermandad de la Divina Pastora en el que se había de imponer la medalla de oro de la ciudad a su imagen titular. Han sido días de enorme intensidad los vividos en esta última semana por parte de todos los hermanos pastoreños que consideran a este primer día del mes de febrero de 2020 como una jornada histórica que refrenda su intensa devoción y la pasión mariana que ha venido secundando la ciudad a su Madre y Patrona desde hace 273 años. En realidad el solemne acto no hacía más que dar cumplimiento al acuerdo plenario tomado por la corporación municipal en fecha de 16 de octubre de 2019 y por el que dos imágenes sagradas, la de Nuestra Señora de las Angustias y la Divina Pastora de las Almas eran distinguidas con la referida medalla en atención al fervor y la raigambre popular que han venido atesorando a lo largo de más de dos siglos de historia.

En este señalado día la Divina Pastora de Capuchinos ha permanecido expuesta en la embocadura del arco que da entrada a su capilla en un espléndido altar portátil que ha sido aderezado por su propia hermandad. Muestra éste a la Virgen sobre un frontal tapizado con ricos tejidos de color granate que aparece rematado con la corona que  identifica a la titular como Reina del Cielo. Asimismo, para la ocasión, la Divina Pastora de la Almas muestra el estreno de una espléndida saya bordada en oro fino que recupera bordados franceses del siglo XIX y un lazo con bordados igualmente del siglo XIX. Dicha saya ha sido confeccionada por el bordador granadino Juan José Guidet Gómez y ha sido donada a la hermandad por el hermano David  Fuertes.

Cumpliendo el protocolo, el acto de bendición e imposición de la medalla de oro tenía lugar a la conclusión de la solemne función de iglesia que se ha verificado a las 19:00 hrs. de la tarde en el templo capuchino y que ha quedado a cargo de su director espiritual, D. Antonio Rodríguez Hervás. En lugares de honor se han hecho presentes los miembros representativos de la corporación municipal con su primera autoridad al frente, Luis María García Chamorro, y la junta de gobierno de la Real Hermandad de la Divina Pastora, en la que por razones de enfermedad grave ha excusado su presencia su hermano mayor, Víctor Manuel Martínez. Junto a ellos se han ubicado en lugares preferenciales el resto de corporaciones  que han sido invitadas expresamente al acto, entre ellas la cofradía del Santo Sepulcro, la de Nuestro Padre Jesús Nazareno, la hermandad de Nuestra Señora de la Cabeza Coronada, la de Nuestra Señora de las Angustias o la de Nuestra Señora del Carmen del Varadero, entre otras. Igualmente hay que destacar la presencia de hermanos pastoreños venidos de otras localidades entre los que hay señalar a D. Pedro García Pertínez, miembro de la junta de gobierno de la Divina Pastora de Sevilla, o la representación de la hermandad de la Divina Pastora de Jaén. El templo ha quedado igualmente abarrotado de feligreses del barrio y motrileños en general que no han querido perderse este acto en honor a la Virgen que ya ha quedado plasmado para los anales de la ciudad. A destacar igualmente que la solemne función de iglesia ha contado con la participación de la Agrupación Coral Armiz, que ha brindado escogidas composiciones religiosas a los fieles presentes.

Concluida la santa misa, D. Antonio Rodríguez Hervás ha procedido a la bendición de la medalla, presea que durante la ceremonia ha permanecido prendida en un cojín de terciopelo de color granate en el que figura plasmado el anagrama de la Virgen María y la corona de su realeza. Dando continuación al protocolo, la Ilustrísima Srª Alcaldesa de Motril ha portado la medalla de oro de la ciudad, que con solemnidad ha prendido en el pecherín de la Virgen mientras en el exterior sonaba una atronadora salva de cohetes. En ese preciso instante han surgido espontáneamente los incesantes aplausos que el pueblo devoto ha dedicado a su Madre, a la vez que surgían aplausos y vítores a la que consideran como Reina y Pastora de Capuchinos. Posteriormente la primera autoridad local ha subido al presbiterio para dirigir unas breves palabras a los feligreses presentes en el que con gran sentimiento ha manifestado que: “Ya luce la Divina Pastora la Medalla de Oro de la Muy Noble y Leal Ciudad de Motril, para orgullo de todos los pastoreños y de todos los vecinos del Barrio de Capuchinos, su barrio, mi barrio. La Divina Pastora de Capuchinos ha sido y es la referencia espiritual e íntima de un barrio que la adoptó desde el principio como su más preciado tesoro devocional. Ella, que llegó por mar y se quedó para siempre, ha custodiado desde hace casi tres siglos las almas de los motrileños en general y de los habitantes del que fue el barrio más humilde de la ciudad.  Hoy, el barrio de Capuchinos se mira a sí mismo emocionado y consciente de su propia historia, una historia contemplada en el tiempo por la mirada dulce y llena de misericordia de nuestra Virgen Pastoreña. Viva la Virgen de la Pastora Viva la Reina de Capuchinos”.

Con un aplauso general de todos los presentes los miembros y hermanos de la hermandad de la Divina Pastora han sido felicitados por el resto de cofradías de la ciudad y vecinos del barrio en esta jornada que consideran ya para la posteridad como una efeméride a recordar en años futuros. En la intensidad del momento, uno de los hermanos de la hermandad, Txema Díaz, prioste y vestidor de la Virgen, ha dedicado a EL FARO unas breves palabras de agradecimiento en las que ha mostrado públicamente “la satisfacción enorme que supone el acto de hoy y el inmenso orgullo que supone que el pueblo de Motril le tenga tanto cariño y tanta devoción a la Divina Pastora”.

Finalizado el acto han sido muy numerosas las personas y hermanos pastoreños que han querido plasmar en fotografías este instante histórico junto a la Divina Pastora de las Almas luciendo ya el flamante reconocimiento de la ciudad. Con posterioridad ha tenido lugar un solemne besamanos solidario que ha de tener su continuación en la mañana del domingo y que ha lleva implícito la recogida de alimentos que próximamente serán entregados en el comedor social de Jesús Abandonado.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí