El teatro Calderon acoge la presentación de un poemário del abogado motrileño Gaspar Esteva

0
844
DOMINGO LÓPEZ FERNÁNDEZ
De emotivo y sencillo puede catalogarse el acto promovido en el día de ayer por el Aula de Pensamiento Francisco Javier de Burgos al objeto de presentar públicamente el poemario «El nudo de mis pasos», editado en homenaje al desaparecido abogado motrileño Gaspar Esteva Rodríguez. Con total disposición del ayuntamiento de la ciudad y el apoyo incondicional de la familia del hoy reconocido poeta, el Teatro Calderón se vestía de gala para acoger al numeroso público asistente, entre el que se pudieron ver conocidos rostros del mundo de la cultura, la política, la abogacía, la enseñanza, la empresa, el comercio y diversas instituciones públicas y privadas de la localidad.
A la hora señalada, las 20,30 hrs. de la tarde, se iniciaba el acto con la intervención del Presidente del Aula de Pensamiento, quien principiaba su discurso con unos sencillos versos del poeta. Asimismo aludía al momento en que se gestó la publicación, el año 2012, con ocasión del homenaje conferido por dicha institución al también poeta y periodista motrileño Gaspar Esteva Ravassa. Por aquel entonces Gerardo Martín le animaba a salir a la palestra y dar a conocer públicamente algunos de sus poemas y fue así como le hizo intervenir con una bella composición que había dedicado a su bisabuelo, presente en aquel momento en un lienzo que presidía la sala. Gaspar Esteva se mostró entonces como un cantor del alma, de sentimientos profundos y totalmente desconocido para el colectivo de poetas que le acompañaba. El ofrecimiento de la publicación por parte del Aula de Pensamiento fue un acicate para su ilusionado corazón, pero no fue hasta la aparición de la enfermedad cuando se ultimaron todos los preparativos. Lamentablemente, como bien reconoció, Gaspar Esteva no ha podido ver el libro ante su repentina muerte. Momento agridulce, pues, por la añoranza de su ausencia, pero también de alegría pues agradecía el legado que nos deja, que pervivirá para siempre en un libro cuya venta, fiel a los designios del poeta, se destina a una institución solidaria como es Cruz Roja.
La presentación en sí corría a cargo del poeta Antonio Reyes, asimismo prologuista del libro, quien avanzó que era todo un honor intervenir en él por la amistad que le unió y, sencillamente, porque su poesía le emocionaba profundamente. Aludió a la personalidad del poeta, sus sentidos versos, su carácter intimista y la carga social que destilan para mostrar su solidaridad hacia un colectivo de personas que literalmente se juega la vida para conseguir vivir en un mundo más humanizado. Desgranó igualmente la estructura del libro, el epistolario personal de los últimos meses en los que el novel poeta se mostraba agradecido por la iniciativa del Aula de Pensamiento, su colaboración personal y la del editor Jesús González. Tras su intervención tomaban la palabra los poetas Antonio Fernández, Jesús Cabezas y Juan José Cuenca, quienes recitaron algunos de los versos incluidos en el libro. Asimismo se pudo escuchar la conocida canción «De vez en cuando la vida», del artista Juan Manuel Serrat, que fue muy del gusto del poeta desaparecido. Próxima a la conclusión del acto subía hasta el escenario el reputado escultor y pintor Ventura Gómez Rodríguez, autor del busto que la institución patrocinadora otorga anualmente a personas a las que se distinguen por su labor y actividad en favor de la ciudad. En su discurso afirmó que le hubiera gustado conocer en vida al poeta pues su obra le ha conmovido intensamente y le ha inspirado para  componer en EEUU la portada con la que ilustra el libro. Como gesto de atención hacia la familia Ventura Gómez hizo entrega  a su viuda, Teresa Martín, su obra original enmarcada para la ocasión, gesto que fue correspondido con un aplauso multitudinario. Finalmente, Ignacio Esteva,  en representación de la familia agradecía a todos su presencia al acto y recordaba la figura de su padre aludiendo a los últimos años en los que la poesía y la lectura ha sido el refugio de un hombre que ha sabido expresar a la perfección sus sentimientos más sinceros.
«El nudo de mis pasos», la publicación presentada, condensa en 114 pgs. una selección de poemas que aparecen estructurados en cinco epígrafes: «Raíces del alma», «Cielo Rojo, tierra azul», «Pasiones de agua y fuego», «Quejidos» y «Palabras de Amor». Por temática, alterna composiciones de corte sentimental e introspectivo que centra en la tierra que le vio nacer, sus paisajes, su familia,  la amistad, la soledad y temas de diversa índole. La publicación constituye el número II de la colección literaria del Aula de Pensamiento y, en palabras de su presidente, rinde sincero homenaje al poeta desaparecido. No es éste el único poemario que va a reconocer la creación literaria de Gaspar Esteva ya que el editor Jesús González ultima en estos días otro libro que llevará por título «Oscuridad del viento». En esta ocasión el contenido del mismo centra su temática en la cruda realidad de las pateras que surcan el Mediterráneo en una odisea que en numerosas ocasiones acaba de forma trágica. Dos libros, pues, que honraran la figura de un joven poeta del alma que permanecerá siempre en la memoria de esta ciudad.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí