MEMORIA ÍNTIMA

0
673
CONCHA CASAS

Anoche Motril se rindió ante uno de sus hijos predilectos. No sé si por primera vez, pero desde luego fue de las pocas ocasiones en las que el teatro Calderón se llenó hasta la bandera. Lleno absoluto en una noche en la que las emociones estuvieron a flor de piel.

Fulgencio Spa, Cortés por su madre, como a él le gusta decir, recibió el cálido homenaje de su familia, amigos, conocidos y autoridades.
Todos ellos se volcaron para convertir en inolvidable el cuidado y magnífico acto que sirvió para presentar el libro «Memoria íntima». En él se recogen cuarenta artículos que tratan de resumir, dificilmente, la obra del autor y empresario.
Y digo dificilmente porque ¿cómo se resumen cuarenta años de escritos, de la historia vertida en ellos, en apenas cuarenta textos?. Contó el editor, Jesús  González conocido por todos como «El Pica», cómo el trabajo de selección fue arduo y dificil. Puedo imaginármelo. Pero el empeño mereció la pena, a la criatura resultante no se le puede poner un pero.
En el acto estuvieron presentes parte de quienes participaron en su presentación, ya que varios autores pusieron su pluma a disposición del compañero escritor.
Especialemte emotivas fueron las intervenciones de su hija, Loreto Spa, que ensalzó la figura de su progenitor desde la cercanía y el cariño que solo una hija puede mostrar ante un padre, y la del director de este medio, Vicente  Fernandez Guerrero, que además de hacer un completísimo, bello y merecido retrato de Fulgencio Spa, pidió ante un público entusiasmado con la idea, a la alcaldesa allí presente que se le otorgue la Medalla de Oro de la Ciudad de Motril. Sin duda merecida con creces. Testigo que Luisa María García Chamorro recogió entusiasmada, prometiendo tal dsitinción para el próximo 3 de Junio del 2014.
Celebraremos con él dicha concesión porque si Don Fulgencio Spa no tiene esa medalla, ¿quién merece tenerla?
La música del trio Albeniz, mientras se leían algunos de los textos más íntimos y bellos del libro, puso el colofón a una noche emotiva como pocas.
Dicen que nadie es profeta en su tierra, Fulgencio anoche lo fue. Ganado se lo tiene. Persona buena y entrañable donde las haya, genoroso como nadie, poeta de prosas inolvidables, pintor de mundos que ya no existen, genial y único como él solo.
Ha sido una gran alegría poder compartir con él tan merecido homenaje, que afortunadamente llega cuando pude disfrutarlo, como debería ser siempre.
Desde aquí mi más sincera felicitación, una más de las que tantas y tan cálidas, recibió anoche.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí