Contener el gasto, garantizar la calidad en los servicios y la ayuda a los colectivos más vulnerables centrarán el presupuesto para 2013

0
1325
NICOLÁS NAVARRO Y JOSÉ GARCÍA FUENTES

El portavoz del Gobierno municipal, Nicolás Navarro, junto con el teniente de alcalde de Economía del Ayuntamiento de Motril, José García Fuentes, han adelantado las 15 propuestas que se debatirán durante el último pleno de este año, que incluye como punto de mayor relevancia la aprobación del presupuesto 2013.

Navarro ha comenzado ofreciendo un balance de gestión en 2012, «año que a pesar de haber sido complicado hemos conseguido encarar con determinación y compromiso gracias a medidas como la Ley de Estabilidad presupuestaria, que a través del Gobierno central ha insuflado una inyección de dinero a todas las Administraciones con el objetivo de afrontar el pago a empresas, pymes y autónomos de facturas que llevaban años y años en un cajón. Esta medida ha logrado que pervivan muchas empresas que de otro modo tendrían que haber cerrado, sin embargo han logrado continuar y mantener sus puestos de trabajo».

Asimismo, el portavoz del Gobierno ha recordado que 2012 también ha sido un año en el que a través del Plan de fomento del empleo, ‘Motril, futuro a toda Costa’, «hemos impulsado la generación de puestos de trabajo con obras como la de la Rambla de las Brujas, la reactivación de los tramos paralizados en la A-7, la preparación de los terrenos del futuro Centro de Congresos, así como las obras que se están llevando a cabo en distintos puntos de Motril mediante el Plan de Embellecimiento».

Nicolás Navarro ha señalado este último período como una etapa de «compromiso social», en unas circunstancias que han sido delicadas para muchas familias «pero en las que este Gobierno ha sabido estar a la altura».

En este sentido, el responsable municipal ha lanzado un mensaje de «esperanza e ilusión, para que el próximo 2013 sea un año en el que podamos mejorar a través de la unión de las fuerzas de todos».

Por su parte, José García Fuentes, ha detallado las medidas fiscales que regirán el ejercicio de 2013, así como las pautas sobre las que se ha redactado el presupuesto.

García Fuentes ha anunciado que el presupuesto de 2013 es de 51 millones de euros, con un nivel de gasto inferior al de hace cinco años. «En el capítulo 1, que detalla el desembolso en materia de personal, la inversión es de 22 millones de euros, lo que supone el 44,7 % del presupuesto. En este punto hemos logrado ahorrar 2,5 millones de euros del gasto gracias al espíritu de austeridad y la reducción en complementos, sin someter la masa salarial neta a ningún recorte. Esta fórmula unida a que no se han cubierto los puestos de las jubilaciones en los últimos 5 años ha propiciado que pueda efectuarse la disminución en dicho capítulo».

El teniente de alcalde de Economía ha destacado que el capítulo 1 se incrementa solo el 2% debido a la inclusión de la paga extraordinaria de Navidad, que sí se abonará en 2013 y que supone más de un millón de euros.

El edil motrileño ha continuado expresando que además, este presupuesto ha sido elaborado teniendo en cuenta tres ejes: «por un lado, la contención del gasto público manteniendo los servicios y la calidad de los mismos, por otro no subir los impuestos para no cargar a las espaldas de los ciudadanos las consecuencias de esta crisis, pero además, conscientes de la delicada situación, favorecer las exenciones fiscales a los colectivos más vulnerables, aplicables a la tasa del IBI para los parados de larga duración, familias numerosas, personas con discapacidad y mayores, que también se benefician de bonificaciones en la tasa de basura».

Por otro lado, el presupuesto garantiza la pervivencia de todos los puestos de trabajo de la plantilla municipal, así como la asignación a las empresas públicas –RTVM, San Luis y las Entidades Locales-, al tiempo que aumentará la aportación municipal a la empresa Limdeco, «para colaborar en que se reflote». A este respecto, García Fuentes ha expresado que aunque las negociaciones con la empresa de limpieza han sido arduas, finalmente los agentes sociales han hecho un esfuerzo importante, que tenemos que agradecer, para bajarse el sueldo en un 6 %.»

El responsable de Economía ha apuntado además que en el apartado de las ordenanzas fiscales, el Ayuntamiento de Motril cuenta con 33 tasas, impuestos y contribuciones especiales, de las cuales solo 3 de ellas se verán modificadas como consecuencia del Plan de ajuste, en aras a la estabilidad presupuestaria. «Una de ellas es el Impuesto de Actividades Económicas(IAE), que solo afecta a aquellas empresas cuya facturación supera el millón de euros, que va a cambiar el tipo del 1,92 al 2,5».

La segunda ordenanza que se modifica es la del tipo impositivo de la plusvalía –impuesto del incremento de los terrenos de naturaleza urbana- que pasará del 0,19 al 0,25, «solamente para transacciones onerosas», ha destacado el edil, al tiempo que ha puntualizado que en el caso de ser una transmisión por herencia, esta tasa tendrá una bonificación del 95% para el contribuyente, de modo que queda en un impuesto testimonial».

La última de las tasas que alterará su valor es la de la basura, que se incrementa en 90 céntimos de euro mensuales, «una subida que es simbólica y está encaminada a colaborar con la complicada situación de Limdeco».

De entre el resto de ordenanzas, 19 de ellas se congelan «lo que de facto supone una bajada, puesto que no se les aplica el IPC interanual, mientras que las otras 11 incrementan solo el propio IPC».

José García Fuentes ha recordado las medidas puestas en marcha por este Gobierno para dinamizar la actividad económica e incentivar la inversión, tales como la bonificación para la implantación de nuevos establecimientos hoteleros y exenciones para los negocios con más de dos empleados.

«Aún con estos ajustes, durante 2013 lograremos reducir la deuda viva del Consistorio en 7 millones de euros, lo que significa que desde que comenzó la andadura de este Gobierno hemos logrado pasar de 43 millones a 24, millones de euros, que será el resultado de la deuda tras este próximo ejercicio», ha subrayado el responsable municipal.

En cuento al capítulo de inversiones, José García Fuentes ha explicado que este punto gozará de una cantidad simbólica de 58.000 euros, «lo que no significa que sea la única inversión que hagamos en la ciudad, sino que materializaremos los proyectos a través de la gestión municipal, tal como hicimos con el Plan Urban, las subvenciones de la Mancomunidad de Municipios, -por valor de 17 millones de euros-, de la Diputación provincial o de programas como el PFEA.

José García Fuentes ha mostrado su satisfacción por la elaboración del presupuesto de 2013, «que garantiza la estabilidad y demuestra el compromiso del Gobierno con las necesidades de los ciudadanos y la administración responsable de los recursos».

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí