CTO DE ESPAÑA ABSOLUTO AL AIRE LIBRE. PAMPLONA.

0
328

IRENE OCETE, CUARTA DE ESPAÑA

Por

EMILIO HIDALGO.

Tras la disputa de los Juegos Olímpicos de Londres el atletismo español disputaba su campeonato de España Absoluto en Pamplona una decisión muy discutible, ya que ha retrasado enormemente el fin de una temporada para muchos atletas que su único objetivo era participar en este campeonato. Sin embargo la mayoría de los atletas que participan, a pesar de haber estado mucho tiempo sin competir se han esforzado enormemente y han disputado un gran campeonato.

Y entre ellos los motrileños Irene Ocete, perteneciente al Ciudad de Motril y Alejandro Estévez que compite con el Playas de Castellón. Con esta competición ponen el punto y final a sus temporadas que iniciaron con la pista cubierta tanto para sus campeonatos de categorías como con el Absoluto y han finalizado en el mes de Agosto. Ahora tendrán su merecido descanso para preparar una nueva temporada que tendrán que afrontar con más ilusión porque ya han dado el gran salto hacia el nivel absoluto, algo que muy pocos de los atletas que empiezan, incluso con grandes resultados, luego consiguen. Ahora saben que al inicio de la temporada sus objetivos ya no son menores, si no que por marcas, tienen que empezar a aspirar a cotas mayores.

Irene Ocete participaba con el claro objetivo de disputar la final en la prueba de 100 mv algo asumible pero que había que alcanzar tras disputar una clasificatoria por la mañana del sábado. Lo consiguió clasificándose por tiempos ahorrando parte de su energía para la tarde. Ya en la final consiguió el mejor resultado obtenido por una atleta femenina motrileña en un Campeonato de España Absoluto de atletismo ya que fue finalmente la cuarta clasificada con una marca de 14″65 y que confirma que ha llegado para quedarse. En los próximos años nos tendremos que acostumbrar a ver a Irene por la pantalla de televisión como en este, algo que ha conseguido con un enorme trabajo y constancia, un trabajo silencioso y una constancia que sólo los grandes atletas saben tener.

Alejandro Estévez acudía también con la ilusión de alcanzar una final en un campeonato de España Absoluto en la prueba de 800 que además contaba con la presencia de atletas olímpicos en Londres. Sin embargo no tuvo mucha suerte, aunque la suerte siempre es relativa, ya que disputó la primera serie clasificatoria lo que supone que si no entras por puestos los demás rivales ya conocen tus tiempos para intentar clasificarse. Al entrar en la cuarta posición tenía que esperar a los tiempos de los demás algo que en la segunda serie no superaron pero si en la tercera. Tampoco le ayudó el parón de la salida, por problemas técnicos por lo que el calentamiento no fue el adecuado.

Ahora les corresponde un merecido descanso. El próximo año tienen un gran reto como puede ser asistir al europeo promesa, categoría en la que ambos atletas militan. Alejandro ha sido internacional en todas las categorías pero para Irene puede ser una gran ocasión para seguir creciendo como atleta.

Ahora sólo quedan los campeonatos de clubes de Septiembre, aunque ya los atletas lo ven como otra temporada. Los grandes campeonatos individuales han puesto su punto y final. Recordar ahora todo lo conseguido en el ámbito deportivo sería inacabable, para eso se hacen los resúmenes, pero difícilmente se pueda alcanzar una temporada como la pasada…bueno eso decimos año tras año y siempre, estos atletas motrileños lo superan. Pero esta temporada tan ilusionante nos lleva a continuación a momentos de tristeza ya que posiblemente estemos hablando también del fin del atletismo motrileño, al menos en el apartado de clubes. Los tiempos que se ciernen sobre los clubes de base, si no llegan las subvenciones prometidas al acabar la temporada hacen inviable poder sacar a competición a los atletas motrileños para la próxima temporada.

Será una pena que la temporada más laureada del atletismo motrileño de su historia sea también su última temporada. Queda poco tiempo para el inicio de la nueva temporada, con el desembolso en renovación de licencias, liquidación de transportes, etc y, a día de hoy, es inviable esta situación. La capacidad de generar ingresos de un club modesto puede dar para soportar una temporada sin recibir las subvenciones comprometidas pero no dos. El próximo año puede ser el fin de nuestro atletismo, el fin de 25 años de historia.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí