El consejo rector de faeca se reúne en la cooperativa Carchuna-La Palma

0
753

En línea con uno de sus recientes acuerdos, el Consejo Rector de la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (FAECA) ha celebrado hoy una de sus reuniones ordinarias en las instalaciones de la cooperativa hortofrutícola Granada La Palma. Se trata de la segunda visita que los consejeros protagonizan en los últimos meses a cooperativas de la región, con el objetivo de profundizar en los distintos sectores y sus problemáticas.

En esta ocasión, los consejeros, encabezados por el presidente de FAECA, Jerónimo Molina Herrera, han podido conocer de primera mano las infraestructuras de la mayor productora mundial de tomate cherry y especialidades de tomate, así como de la empresa hortofrutícola más importante de la provincia de Granada.

La cooperativa, fundada en 1973, está integrada por 555 agricultores con una superficie de producción cercana a las 600 hectáreas. Además de tomates, comercializa también pepinos y cuenta con cuatro plantas de envasado en la provincia, ubicándose la principal en Carchuna.

Es allí donde el presidente de Granada La Palma, Pedro Ruiz García, a su vez miembro del Consejo Rector de FAECA, ha guiado al resto de consejeros por unas instalaciones modélicas, entre las que ha destacado el invernadero experimental de variedades de tomate. Asimismo, los representantes de la Federación se han informado de los diferentes formatos de comercialización y de los numerosos protocolos de seguridad alimentaria implantados y aplicados.

En otro orden de cosas, la reunión posterior mantenida por los miembros del Consejo Rector de FAECA ha servido para tratar, entre otros asuntos, el recientemente aprobado Protocolo Agrícola del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Marruecos y para buscar líneas de actuación futura en el nuevo marco de competitividad.

En este sentido, se ha puesto de manifiesto la necesidad de lograr compensaciones para los sectores hortofrutícola y oleícola –los más afectados- a través de la reforma de la Política Agraria Común, así como mediante el fomento de grupos de comercialización cada vez más industrializados.

Otras herramientas que, a juicio de FAECA, urge poner en marcha en el sector agroalimentario, en general, son mecanismos de regulación de mercado, ayudas a la inversión y herramientas que faciliten el acceso al canal de comercialización, entre otras.

Finalmente, los consejeros han subrayado el trabajo desarrollado por la cooperativa granadina La Palma que, con casi cuarenta años de historia, ha conseguido posicionarse y diferenciarse en el competitivo sector hortofrutícola no sólo de la provincia sino también a nivel mundial.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí