Las indemnizaciones previstas se consideran un insulto para los agricultores

0
1763

ALFONSO ZAMORA REINOSO

La Federación Andaluza de Empresas Comercializadoras Hortofrutícolas de Andalucía (ECOHAL ANDALUCIA) estima que las indemnizaciones previstas para resarcir los daños generados por la crisis del E. Colli, y que según las datos publicados por la Junta de Andalucía ascienden a 65,4 millones de euros son un insulto para los agricultores, especialmente, para los productores de melón, sandía, berenjena y judía, y especialmente para las empresas comercializadoras, las cuales no percibirán ni un solo euro por los cuantiosos daños generados por la falsa alerta. Que las empresas de comercialización no perciban nada de indemnización solo puede tener dos lecturas. Bien el gobierno español no ha defendido en Europa los intereses de las empresas como una parte mas del sector, o bien y en caso de haberlas solicitado, demostraría el poco peso de España en la Unión Europea. Desde ECOHAL se considera que dejar fuera de las indemnizaciones a una parte muy importante de productos como a las empresas es indigno para España, como miembro de la Unión Europea.

La cantidad dada a conocer en el día de ayer, supone que solo se va a cubrir en base al Reglamento Europeo que recoge las indemnizaciones, en torno a un 40% de las pérdidas reales sufridas por el conjunto del sector hortícola. En reiteradas ocasiones tanto el Gobierno Central como la Administración Autonómica manifestaron que se cubriría el 100% de los daños provocados. Sin embargo pocos días después se confirman las sospechas más pesimistas, esto es, que las indemnizaciones no llegaran a todos los realmente afectados (agricultores y empresas) ni por todos los productos afectados.

Por parte de ECOHAL ANDALUCIA, en reunión mantenida el pasado miércoles 6 julio con la Viceconsejera de Agricultura, Dª Mabel Salinas, se solicito que el gobierno autonómico pelee de forma contundente y ante cualquier instancia para que las empresas sean indemnizadas por los daños realmente sufridos, tal y como se comprometieron desde un principio los dirigentes políticos nacionales y autonómicos,. Además se instó a la Junta de Andalucía para que adopte otras medidas que sí están en su mano y que podrían paliar, en cierta medida, el daño producido, y como podría ser la reducción para varios ejercicios del tramo autonómico del Impuesto de Sociedades.

Ecohal Andalucía valora en 10 millones de Euros las pérdidas sufridas por sus asociados, por la devolución de pedidos, desvío a otros destinos a precio muy inferior, costes de retirada y destrucción del producto. A esta cantidad habría que sumarle la pérdida de mercado sufrido. A la vista de que las empresas finalmente no van a tener ningún tipo de indemnización y la fuerte caída de los pedidos se esta estudiando la posibilidad de realizar Expedientes de Regulación de Empleo suspensivos, por un plazo de 4-5 meses, y que especialmente afectaría a trabajadores fijos cualificados de los departamentos técnicos, calidad, administración… Dada la distinta incidencia según la empresa, no todas tendrán que presentar estos ERES, pero en un estudio inicial se estima que podrían alcanzar entre 15-18 los expedientes y afectar a entre 120-140 trabajadores. Estas bajas se unirían a los mas de 1.000 trabajadores fijos discontinuos y eventuales que ya vieron finalizar la campaña mucho tiempo antes de lo habitual debido a la drástica bajada de los pedidos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí