El graffiti colorea los derechos humanos

0
547

Los derechos humanos no tienen nacionalidad. Tampoco edad ni color. Por eso, hoy ha inspirado a medio centenar de jóvenes españoles e italianos a dibujar en graffiti palabras y símbolos relacionados con su cumplimiento, expresando así el deseo de que tales derechos sean una realidad  y no sólo un decreto. Lo han hecho al aire libre, en la céntrica Plaza Nueva, donde la Diputación de Granada, en colaboración con el Centro Creativo Joven y la Asociación REC, ha organizado unos talleres de graffiti, ciencia experimental y break dance, entre otros. De este modo, “se hace visible que las actividades y las políticas juveniles deben partir desde la participación y la implicación de los propios jóvenes y no desde la imposición”, ha explicado la diputada de Cultura y Juventud, María Asunción Pérez Cotarelo.

La actividad no es un hecho aislado. Se trata de una más del intenso programa de convivencia que desde el pasado lunes y hasta mañana viven jóvenes italianos y granadinos en el marco de unas jornadas trasnacionales que, a su vez, forman parte de Metrópoli, un proyecto que la institución provincial lidera junto a otros países europeos y cuyo objetivo es impulsar el intercambio de experiencias y políticas juveniles basadas en la democracia participativa, esto es, “que los propios jóvenes participen activamente en la toma de decisiones de las que ellos son los protagonistas”, añade la diputada.

En este sentido, el trabajo que el área de Juventud de la Diputación lleva a cabo desde hace más de tres años empieza a dar sus frutos. Así opina Alessandro Biaccini, uno de los jóvenes italianos que participan en el encuentro trasnacional y miembro de la cooperativa Folias de la provincia romana Monterotondo. “La forma de trabajar con los jóvenes y de concebir las políticas juveniles por parte de esta institución es pionera en Europa y debe servir de ejemplo para desarrollarla en muchas otras zonas”, explica Alessandro, a quien acompaña Roberta Marciano, para quien la idea de “crear asambleas juveniles en las que todos puedan participar, debatir y planificar asuntos de interés e importancia es excelente. Por eso, durante estos días observamos cómo se llevan a cabo aquí para extrapolar el modelo a nuestro región”, explica la joven italiana.

La base sobre la que se cimenta este proyecto, que hace especial hincapié en los municipios del área metropolitana, es la de una metodología de aprendizaje experiencial, de modo que los “jóvenes desarrollen la responsabilidad ciudadana a través del respeto a la diversidad, la igualdad, la tolerancia, la empatía y la solidaridad, y así adquirir habilidades sociales para tomar decisiones y resolver conflictos”, subraya la diputada.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí