PASION EJERCITA SU ESTACIÓN DE PENITENCIA EN LA TARDE NOCHE DEL JUEVES SANTO

0
529

Domingo A. López Fernández

Fotos: EL FARO

Es la primera hermandad motrileña que ha podido pedir la venia por carrera oficial

La trayectoria seguida en estos días por nuestra semana santa no deja de ser anómala en cuanto a la práctica de los desfiles procesionales en las calles. No se recuerda un inicio de Semana Santa como este de 2024, en el que los tres días de su inicio han sufrido las incidencias típicas de las continuas precipitaciones: suspensión en unos casos y anticipación de la clausura en el templo en otros. Llegamos con ello a la fiesta grande del jueves santo, jornada que marca ya el fin de la cuaresma y que tiene su punto de inflexión en los prolegómenos a la misa de la Cena del Señor en la jornada vespertina del día. Desde el punto de vista litúrgico, se inician con ello los pasajes más representativos de la pasión, muerte y resurrección de Cristo. Concretamente, tras la Última Cena, el viernes santo se mostrará la crucifixión del Señor, el sábado, la Soledad de María tras la muerte de Cristo y, finalmente la Resurrección en la vigilia pascual de la noche y la mañana del domingo.

Las tres cofradías actuantes en el día han estado pendientes del tiempo durante toda la jornada, pues aunque los pronósticos meteorológicos eran favorables, el tiempo se mostraba todavía inestable y podía dar alguna sorpresa. Según el portal de la Agencia Española de Meteorología, para la mañana del jueves se preveía lluvia en la franja horaria de las 12:00 hrs a las 18:00 hrs, con una probabilidad del 55% de acierto, como así fue. Para la tarde se preveían nubes, pero ausencia de lluvia en una probabilidad del 10%. Afortunadamente se cumplieron  todos los pronósticos y los tres desfiles procesionales se efectuaron sin ningún tipo de incidencia.

Con los auspicios señalados, la tarde se mostraba muy apacible, aunque con un ligero viento que no suponía molestia alguna para la contemplación de los pasos. Con este estado del tiempo tenía lugar la salida penitencial del primer cortejo de la tarde, el de la hermandad de penitencia de Nuestro Padre Jesús de Pasión, que tenía previsto su inicio para las 19:00 hrs de la tarde. En Motril había ganas y deseos de poder contemplar al completo el primer desfile procesional en la ciudad y así quedaba demostrado en los aledaños de la bajada del Cerro de la Virgen, con una ingente cantidad de público que llama a la espectacularidad del momento y, por supuesto, a la devoción.

Con puntualidad exquisita, se acercaba hasta las puertas del templo de Nuestra Señora de la Cabeza la persona designada por la junta de gobierno para llamar a la procesión a salir a la calle. Se trata de María Carmen Jiménez Artillo, antigua hermana mayor de la cofradía del Santo Sepulcro, que va acompañada por Esperanza Herrera en su calidad de pertenencia a la junta de gobierno de la hermandad. Con los tres toques consabidos se abrían las puertas y comenzaba a desfilar el primer cortejo penitencial de la tarde, figurando a su cabeza la cruz guía escoltada por dos faroles de frente de procesión. Tras ellos, las dos filas de hermanos penitenciales que llevan cirios de cera roja en sus manos. Los hermanos de luz están revestidos de los colores que le son típicos a la hermandad, hábito y capillo de color granate y cíngulo dorado. Se exhibe junto a ellos el emblema del “Senatus” que lleva impreso el acrónimo SPQR que le identifica con el pueblo de Roma, y que va flanqueado por dos soldados romanos que trasladan a la ciudadanía que la sentencia de Jesús de Nazaret ha sido impuesta bajo la corte de Roma. Marcha a continuación el libro de reglas de la hermandad y la bandera pasionista y, seguidamente, el estandarte corporativo con la imagen pintada del titular en su óvalo central. Y, tras él, dos filas de hermanos con cruces penitenciales al hombro para mostrar públicamente las enseñanzas del evangelio de San Mateo que refiere en su pasaje como Jesús les dijo a sus discípulos: “Si alguno quiere venir detrás de mí, que se niegue a sí mismo, que tome su cruz y que me siga. Porque el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mí, la encontrará”.

El siguiente tramo procesional queda abierto por las bocinas que presentan el escudo bordado de la hermandad. Las bocinas representan en el cortejo el elemento sonoro que anuncia la llegada del Reo de Reyes en la antigua Judea. Los dos emblemas dan paso a la “pavera” infantil que presenta un numero bastante elevado de niños revestidos de hábito. Y, seguidamente, la “bacalá” orlada en oro con motivos vegetales, que deja ver en su centro el escudo corporativo. Con ello se inicia el tramo de las representaciones invitadas, que ostentan las hermandades de Nuestra Señora de las Angustias y la Divina Pastora, ambas en traje de mantilla, además de la “Borriquita” y la Santa Cena, esta última revestida de traje penitencial. A continuación, la representación del Cuerpo de la Policía Nacional, hermanos honorarios, que lo hace en traje de gala y con el guion de los miembros veteranos al frente. Finalmente, el cuerpo de acólitos e incensarios preceden el paso de Jesús de Pasión, obra del granadino Antonio Barbero Gor que fue realizada en el año 1986. La imagen plasma al hijo de Dios en una de sus caídas y marcha ataviado con túnica de salida de color azul y extraordinarios bordados en oro en el pecho y bocamanga. El paso del “Maestro” ha renovado para este año su cuerpo directivo, figurando en labores de capataz Pablo Rincón Correa, asistido en labores auxiliares por Fabián Aijón y Carlos González. Tras el mismo ha marchado la representación eclesiástica que ostenta el padre consiliario, D. Daniel Barranco Rodríguez, acompañado por hermanos de la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, el hermano mayor de la hermandad de Nuestra Señora de la Cabeza Coronada y el Comisario del  Cuerpo de la Policía Nacional. Cierra este tramo de representaciones tres hermanos de hermandad en hábito penitencial que marchan descalzos arrastrando pesadas cadenas por el pavimento.

Finalmente, en la clausura del cortejo, se ha dispuesto la Banda de Cornetas y Tambores Flor entre Espinas de Loja, con su guion al frente, que ha interpretado un completo repertorio de marchas procesionales. Concretamente, a la salida del templo, se ha dejado oír “La Pasión”, en tribuna oficial “Ahí queó” y “Madre” (María Santísima del Rocío), en Plaza de España “Amor de Madre” y “Bendición” y, para su encierro “El desprecio de Herodes”. Buen sonido, pues el de esta joven banda que ha tenido el reconocimiento del público en cada una de sus interpretaciones.

Fiel al protocolo establecido, la procesión ha efectuado su recorrido procesional por un extenso itinerario del centro de la ciudad, verificándose su encierro en su sede canónica a las 22:40 hrs de la noche.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí