La hostelería de Granada da una oportunidad laboral a menores infractores del CIMI Genil

0
203

EL FARO

El consejero de Justicia felicita al equipo del centro y a los jóvenes por su formación profesional en restauración, que ha permitido la inserción laboral de cinco chicos y una chica. También se ofertan cursos y talleres de jardinería y monitor de tiempo libre dentro del programa de reeducación

Visita al CIMI de Genil, por parte del consejero José A. Nieto (EL FARO)

El consejero de Justicia, Administración Local y Función Pública, José Antonio Nieto, ha podido conocer algunos de los talleres de formación profesional que se imparten el Centro de Internamiento de Menores Infractores (CIMI) Genil de Granada como parte del trabajo de reeducación de los jóvenes que cumplen medidas judiciales. Durante su reciente visita, Nieto ha felicitado a los profesionales del centro y a los jóvenes por su trabajo especialmente en el área de restauración, gracias al cual actualmente seis han sido contratados por restaurantes, bares y cafeterías de Granada tras formarse en el centro y hacer prácticas en los establecimientos.

El CIMI Genil, que gestiona la Fundación Diagrama, cuenta con 46 plazas masculinas (incluidas 8 en unidades de internamiento terapéutico) y femeninas, ya que cuenta con dos edificios. Actualmente, cumplen medidas en este centro 33 chicos y 10 chicas, una de las cuales ocupa una Unidad de madres, instalaciones específicas con las que cuentan todos los CIMI femeninos donde ejecutan las medidas de internamiento las adolescentes con bebés menores de 3 años.

La formación académica, prelaboral y laboral de las personas menores es parte fundamental de la intervención psicosocioeducativa del centro. Para ello, los jóvenes reciben enseñanza reglada en el mismo centro o en institutos de la zona, en función del régimen impuesto por los jueces, si bien el CIMI oferta también talleres de formación profesional para mejorar su empleabilidad en sectores como la albañilería y mantenimiento de edificios, la carpintería y montaje de muebles, jardinería u hostelería.

“La inversión en los centros y servicios del sistema de Justicia Juvenil es la mejor que puede hacer un gobierno porque gracias a los profesionales que trabajan con estos menores, que en un momento de sus vidas se han visto envueltos en una situación de conflicto, los recuperamos para la sociedad. Para eso su formación y orientación laboral es fundamental, para que vean que tienen un futuro, que pueden desarrollar un proyecto de vida alejado del conflicto”, ha destacado el consejero.

Precisamente, el centro está tramitando con la Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo la acreditación para que los menores que realicen algunos de estos talleres reciban un certificado de capacitación profesional, en concreto en Operaciones Básicas de Restaurante y Bar, así como en Escuela de Ocio y tiempo libre.

Y es que son varios los jóvenes que, tras formarse en este ámbito y gracias a las empresas con las que el CIMI tiene convenios para que realicen prácticas, actualmente están contratados en restaurantes, cafeterías o franquicias de comida rápida. En concreto, actualmente hay seis jóvenes trabajando, tres de ellos han salido recientemente del centro tras cumplir la medida impuesta por los jueces y otros tres aún permanecen en el CIMI.

El Programa de Inserción Laboral del centro ofrece respuesta a las necesidades individuales de cada menor, mediante Itinerarios Individualizados de Inserción. Para ello, los profesionales realizan un diagnóstico y valoración de las actitudes y aptitudes hacia el trabajo de cada joven, ofrecen orientación laboral y formación para la búsqueda activa de empleo, así como distintos talleres propios, muchos de ellos con prácticas, para acercarlos al mercado laboral. En algunos casos, los jóvenes realizan cursos de otras entidades como la Cámara de Comercio, como el que acaba de comenzar de pintura al que acuden algunos menores gracias al acuerdo alcanzado entre ambas entidades.

La intervención incluye también trabajar con las familias, especialmente en casos de violencia filioparental, y se desarrollan programas de prevención y tratamiento de adicciones o trastornos de conducta alimentaria. El CIMI Genil es innovador en la realización de actividades asistidas con animales para los menores en internamiento terapéutico y en el uso de la realidad virtual para abordar la impulsividad y sintomatología ansiosa.

El equipo que trabaja con los chicos está formado por 77 profesionales entre educadores, psicólogos, trabajadores sociales, terapeutas o formadores, mientras que la plantilla del centro femenino está integrada por 40 personas. El consejero aprovechó su visita, acompañado del delegado del Gobierno de la Junta en Granada, Antonio Granados, y del delegado de Justicia, Luis Recuerda, para agradecer a todos ellos su “compromiso y dedicación que va más allá de lo meramente laboral”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí