AxSí señala que la negativa del Gobierno central a dar una fecha para la licitación del espigón de Motril confirma que no es una prioridad

0
285

EL FARO

David Martín ha manifestado que en las últimas décadas, el gobierno central ha gastado más dinero en mover arena entre las playas para parchear que lo que hubiera costado hacer los espigones y las defensas previstas en un proyecto que ya ha quedado desfasado al no contemplar la realidad actual como ocurre con Carchuna y Almuñécar

Efectos del temporal en Playa Granada (Archivo El Faro)

El portavoz de Andalucía Por Sí en el Ayuntamiento de Motril, David Martín, ha recordado que la Costa Tropical no tiene aún sus espigones en marcha por culpa del bipartidismo ya que ni PP ni PSOE cuando han tenido las riendas del gobierno central han impulsado esta intervención.

El concejal andalucista ha recordado que el Estado tenía que haber comenzado el proyecto de la defensa del litoral, sobre todo de Salobreña y Motril, en el momento en el que la presa de Rules cortó la aportación de arena de las avenidas del Guadalfeo, ya que son playas formadas en el delta del río. Además, el cambio climático, y la presión urbanística en la primera línea de playa están contribuyendo a que cada año las riberas de la Costa Tropical vayan en regresión, como ha ocurrido en Carchuna.

Martín ha afirmado que las declaraciones del flamante subdelegado del gobierno en Granada, el histórico dirigente socialista José Antonio Montilla, demuestra que el ejecutivo de Sánchez, no puede dar una fecha concreta ni aproximada de cuando se iniciará la licitación del espigón de Motril “sencillamente porque para el gobierno central ni Andalucía en general ni mucho menos la comarca de la Costa son su prioridad”.

Por último, el concejal andalucista ha manifestado que en las últimas décadas, el gobierno central ha gastado más dinero en mover arena entre las playas parcheando que lo que hubiera costado hacer los espigones y las defensas previstas en un proyecto que ya ha quedado desfasado al no contemplar la realidad actual.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí