EFEMÉRIDES DE FIN DE SEMANA

0
373

Antonio Gómez Romera

Domingo, 21 de enero de 2024

En el LXX aniversario de la botadura del primer submarino atómico, el USS «NAUTILUS»

Placa del USS «NAUTILUS».

Hoy domingo, 21 de enero, festividad de Santa Inés de Roma (291 – 304), joven virgen mártir, decapitada durante la persecución del emperador Diocleciano, tercera semana del año 2.024, se cumplen 70 años (jueves, 1.954), de la botadura en los astilleros Groton de la General Dynamics Electric Boat Company (Connecticut, Estados Unidos) del SSN-571, el primer submarino atómico.

A primera vista, nada parece diferenciarlo de sus predecesores. No es más largo (97’5 metros), ni más ancho (8’50 metros), ni más alto (7’9 metros de calado). Está dotado de una torreta oval y su casco es un cilindro de acero semejante a los de centenares de submarinos que se han construido desde hace 50 años. Lo impulsa un reactor de agua a presión y equipa seis tubos lanzatorpedos; pesa más de 3.000 toneladas y está dotado con una tripulación de 13 oficiales y 92 marineros. En realidad, éste submarino sólo se diferencia de los demás en un punto, está propulsado por energía nuclear. Y ésta diferencia es esencial, pues los submarinos clásicos pueden llevar a bordo una cantidad limitada de combustible y su radio de acción es proporcional a esa cantidad, 10.000 millas de autonomía en el caso de los mayores; además, sólo pueden permanecer pocas horas sumergidos. En cambio, el submarino atómico, gracias a que el reactor nuclear no ha de recargarse más que una vez cada 2 años aproximadamente, puede navegar durante meses enteros sin regresar a su base, y el único límite a la duración de sus inmersiones está determinado por la fatiga de la tripulación. Puede navegar hasta 140.000 kilómetros a una velocidad de crucero de 23 nudos.

Bautizo del SSN-571.

El SSN-571 recibe el nombre de “Nautilus”. Pintado de color blanco, es el sexto buque de la US Navy que lleva este nombre, siendo dos de ellos también submarinos. Es diseñado por John Burnham, y bautizado el martes, 21 de septiembre de 1.954 y botado en el río Támesis (Connecticut), amadrinado por Mamie Eisenhower (1.896-1.979), la esposa del presidente Dwight David Eisenhower (1.890-1.969).

Tres años después de ser autorizado por el Congreso (1.951), el USS “Nautilus” entra en servicio el jueves, 30 de septiembre de 1.954 y su primer capitán es el comandante Eugene Parks Wilkinson (1.918-2.013). El submarino va a permanecer en el muelle para realizar más pruebas durante los siguientes meses.

Botadura del SSN-571 Primer submarino atómico.

El lunes, 17 de enero de 1.955, comienza las pruebas en el mar. El martes, 10 de mayo, se dirige al sur, hacia Puerto Rico, y permanece sumergido recorriendo 1.381 millas en 89,8 horas, el crucero sumergido más largo realizado por un submarino hasta esa fecha, y la velocidad sumergida sostenida más alta jamás registrada durante un período de más de una hora de duración. En julio y agosto, lleva a cabo ejercicios rigurosos con grupos de cazadores-asesinos en la Bahía de Narragansett, Rhode Island y frente a las Bermudas. Completa el año visitando varias bases de la Armada de la costa este, una batería de pruebas de disparo de torpedos y pruebas de estandarización.

Al año siguiente (1.956), opera desde la Base Naval de Submarinos de New London (Connecticut), donde hace prácticas de guerra antisubmarina. El estudio encuentra que las prácticas anti submarinas, como las utilizadas durante la Segunda Guerra Mundial, son ineficaces contra un submarino que no necesita salir a la superficie, puede sumergirse más profundamente y puede despejar un área de búsqueda en un tiempo récord. El lunes, 4 de febrero de 1.957, el Nautilus recorre su milla náutica número 60.000. Y, poco después, en la División Electric Boat Company de General Dynamics Corporation en Groton, se le reemplaza el núcleo de combustible nuclear de su reactor térmico submarino Westinghouse Electric.

El vicealmirante Charles A. Lockwood (izquierda) y el almirante de flota Chester Nimitz a bordo del USS NAUTILUS.

A principios de abril, hace maniobras frente a las Islas Bermudas con el USS “Seawolf” (SSN-575), el segundo submarino de propulsión nuclear, antes de partir hacia la costa oeste de Estados Unidos el 15 de mayo, donde participa en múltiples ejercicios diseñados para familiarizar a las unidades de la Flota del Pacífico con las capacidades de los submarinos nucleares y, el 21 de julio, regresa a New London.

El 25 de abril de 1.958, se dirige a la costa oeste de Estados Unidos, donde hace escalas en San Diego, San Francisco y Seattle. El miércoles, 23 de julio de 1.958, zarpa desde Pearl Harbor con rumbo norte, para cumplir una misión secreta (“Operación Sunshine”). Comandado por William Robert Anderson (1.921-2.007), lleva a bordo 116 hombres, 4 de ellos científicos que han sido asignados para registrar la expedición. Recorre 1.600 kilómetros por debajo de la capa de hielo del océano más frío y pequeño de la Tierra hasta llegar al Polo Norte. Y, el domingo, 3 de agosto de 1.958, a las 11:15 horas, al pasar por el Polo Norte, el comandante Anderson dice a su tripulación: «Por el mundo, nuestro país y la Armada: el Polo Norte». Atraviesa el estrecho de Bering, se sumerge a 150 metros y navega por debajo de una capa de hasta 15 metros de hielo sólido.

El SSN-571 en alta mar en noviembre de 1.955.

Por primera vez una embarcación pasa del océano Pacífico al Atlántico sin pasar el Canal de Panamá o el Cabo de Hornos. Posteriormente, el oficial al mando, el comandante William R. Anderson, y la tripulación son felicitados personalmente por el presidente Dwight D. Eisenhower y galardonados con la Mención Presidencial. Desde el Ártico, zarpa hacia el Atlántico oriental para participar en ejercicios de la OTAN frente a Noruega y visitar varios puertos británicos y franceses.

A principios de 1.959, entra en el Astillero Naval de Portsmouth para su primera revisión completa. Las actualizaciones incluyen el segundo reemplazo del núcleo del reactor, revisión de casi toda la maquinaria, nuevos sensores y otros equipos. Y el 24 de octubre de 1.960, parte de Portsmouth para su primer despliegue con la Sexta Flota en el Mediterráneo, visitando Rota (España), La Valeta (Malta), y La Spezia (Italia). Regresará a su puerto base de New London el 16 de Diciembre.

En el otoño de 1.962, participa en la “cuarentena” de Cuba durante la “Crisis de los Misiles”. En agosto de 1.963, se dirige hacia el este, para una navegación de dos meses por el mar Mediterráneo antes de regresar al Astillero Naval de Portsmouth para una revisión exhaustiva. La reforma tarda 27 meses en completarse y el submarino regresa finalmente al puerto base el 2 de mayo de 1.966.

En la primavera de 1.966, vuelve a entrar en los libros de récords al recorrer la milla número 300.000. El 9 de abril de 1.979, parte de Groton, en su último viaje, navegando hacia el sur hasta el Canal de Panamá a través de la Bahía de Guantánamo y Cartagena (Colombia). Desde allí, navega hacia el norte y llega al Astillero Naval de Mare Island (Vallejo, California), el 26 de mayo.

USS Nautilus (SSN-571). Pintura, acuarela sobre papel, de Albert Murray, 1959.

Colofón

El SSN-571, el primer submarino atómico, es desarmado y dado de baja de las listas de la Marina de los Estados Unidos el 3 de marzo de 1.980, tras cumplir 25 años de servicio. El futuro del “Nautilus” queda asegurado cuando el Secretario del Interior designa al submarino como “Monumento Histórico Nacional” el 20 de mayo de 1.982.

Hoy su casco, amarrado en la “Naval Submarine Base New London” en la ciudad de Groton (Connecticut), en el mismo lugar donde fue construido, alberga un museo honorífico de la Marina de los Estados Unidos que abrió al público el 11 de abril de 1.986. Este barco museo sigue sirviendo como una muestra histórica de la Guerra Fría y del nacimiento de la Era Nuclear.

El comandante William R. Anderson.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí