La Guardia Civil descubre un zulo con más de tres mil plantas de cannabis sativa en una vivienda de Moraleda de Zafayona

0
440

EL FARO

  • Al zulo se accedía desde el salón a través de una trampilla con apertura hidráulica
  • En otros dos registros simultáneos la Guardia Civil se incautó de mil setecientas cuarenta y ocho (1748) plantas más de cannabis
Un agente de la Guardia Civil ante una plantación de marihuana (Archivo)

La Guardia Civil, en el marco de la operación de alto impacto Nazarí Ordo Urko, ha desarticulado tres nuevos centros de producción de marihuana en la urbanización Los Tablazos de Moraleda de Zafayona, en los que se ha incautado de más de cinco mil plantas de cannabis sativa.

Los investigadores de la Guardia Civil descubrieron que a uno de estos centros de producción de marihuana se accedía desde el salón de la casa a través de una trampilla con apertura hidráulica perfectamente disimulada en el suelo. El sofá encima de la trampilla también ayudaba a disimular su existencia.

El propietario había excavado todo el bajo de la vivienda y el único acceso estaba en el salón. Lo había acondicionado con todo el aparataje necesario para cultivar cannabis sativa de manera intensiva y había plantado tres mil doscientas cincuenta (3250) plantas que cuando fueron descubiertas por la Guardia Civil ya estaban en avanzado estado de crecimiento.

Si el acceso al centro de producción de marihuana ya fue una sorpresa para los agentes; la segunda sorpresa fue encontrar un enorme grupo electrógeno alimentado por gasoil que servía para generar la electricidad que requería esta enorme plantación. El detenido, además, contaba con una doble acometida ilegal a la red eléctrica.

El detenido pretendía dificultar a la Guardia Civil la localización de la plantación, ya que una de las primeras pistas para los investigadores es el alto consumo eléctrico, que quedaba minorado al utilizar el grupo electrógeno. 

La Guardia Civil también se incautó en este centro de producción de doscientos veinte (220) gramos de marihuana y de cuatro mil trescientos cincuenta (4350) euros procedentes de la venta de la droga.

Los propietarios de la vivienda, un hombre de cuarenta y cinco años de edad y una mujer de treinta y siete, ambos con antecedentes policiales, han sido detenidos por un delito contra la salud pública por cultivo, elaboración y tráfico de droga, además de por defraudación de electricidad.

Intervención de mil setecientas cuarenta y ocho (1748) plantas más de cannabis en otros dos centros de producción

A la vez que esto ocurría, la Guardia Civil realizaba otros dos registros en dos viviendas de esta misma urbanización y descubría otras dos importantes plantaciones con ochocientas noventa y cinco (895) y ochocientas cincuenta y tres (853) plantas de cannabis sativa respectivamente.

La Guardia Civil, como en otras operaciones similares, descubrió con la ayuda de los técnicos de la compañía eléctrica suministradora que existían enganches fraudulentos a la red eléctrica en las tres viviendas registradas, y ante la sospecha de que las personas que vivían en dichos domicilios pudieran estar cultivando cannabis sativa de manera intensiva, la Guardia Civil procedió a su registro registro.

Estas actuaciones de la Guardia Civil se incardinan en la operación Miller, una operación que está desarrollando la Guardia Civil a nivel nacional contra el cultivo y tráfico ilegal de marihuana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí