La Guardia Civil investiga a una pareja por arrojar salchichas con alfileres en una finca

0
1204

EL FARO

    El perro de un vecino cercano tuvo que ser atendido en una clínica veterinaria para extraerle los alfileres tras haber ingerido un trozo de salchicha 

La Guardia Civil investiga a una pareja por arrojar salchichas con alfileres en una finca.

La Guardia Civil ha investigado a un hombre de cuarenta y ocho años de edad y a su mujer de cuarenta y seis, como presuntos autores de un delito contra la flora y la fauna y de un delito contra los animales tras descubrir que habían arrojado trozos de salchichas con alfileres ensartados en un descampado de Alhendín.

A consecuencia de ello el perro de uno de los vecinos de la zona tuvo que ser atendido en una clínica veterinaria de esa localidad tras haber ingerido uno de esos trozos de salchicha para extraerle los alfileres.

Los hechos sucedieron el pasado día 23 de julio. Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Granada acudieron a la localidad de Alhendín porque unas personas habían encontrado trozos de salchicha con alfileres clavados en una finca de olivos junto al Camino del Cementerio, un lugar muy frecuentado por vecinos que sacan a pasear a sus perros.

Los agentes del Seprona inspeccionaron el lugar y encontraron varios trozos de salchicha, y algunos vecinos les entregaron otros más que ellos también habían encontrado. Al diseccionarlos comprobaron que dentro de cada trozo había varios alfileres.

Al investigar quién y por qué habían sembrado el olivar de salchichas con alfileres insertados, trampas que pueden ser mortales no solo para los animales domésticos, sino también para la fauna silvestre como tejones, zorros o incluso algún ave rapaz, los agentes del Seprona localizaron a varios testigos que habían visto a los ocupantes de un turismo de color blanco tirar las salchichas y que les facilitaron la matrícula.

Tras identificar a los ocupantes de este vehículo, el Seprona comprobó que se trataba una pareja que había vivido en una urbanización cercana hasta hace poco tiempo, que habían tenido desavenencias con muchos de sus vecinos y antes de marcharse definitivamente, quisieron agredir a sus perros, porque sabían que los sacaban a pasear por dicho lugar. De hecho, el animal que resultó herido con uno de estos trozos de salchicha es de uno de estos vecinos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí