CULTOS EN HONOR DE LA DIVINA PASTORA EN SU 275 ANIVERSARIO

0
2326

Domingo A. López Fernández

Fotos: EL FARO

UN ROSARIO VESPERTINO CON RAÍCES HISTÓRICAS RECORRE LAS CALLES DE LA CIUDAD

Durante esta semana, la ciudad ha asistido a los solemnes cultos que la Real Hermandad de la Divina Pastora ha celebrado en varios templos de la localidad en conmemoración del 275 aniversario de la llegada de la sagrada imagen a Motril. A este fin, la junta de gobierno que preside su hermano mayor, Eloy Ibar, ha programado un denso programa de actos en el que juntamente con los actos litúrgicos se han recordado algunos hechos que la historia tiene atestiguados para su devoción.  En verdad, la historia de la Divina Pastora en Motril comenzaba un 24 de abril del año de 1747, jornada en la que la sagrada imagen llegaba en loor de multitud a la ensenada del Varadero. Desde allí, en procesión, sería trasladada  hasta la casa del licenciado Joseph Ruiz Cubero, preclaro bienhechor de la orden tercera, que fue quien había encargado la talla al insigne escultor Fernando Ortiz. Y, en este domicilio, permanecerá durante un año y treinta y siete días, concretamente hasta el 31 de mayo de 1748, jornada en la que la imagen será trasladada hasta el convento de las Madres Agustinas Nazarenas para ser venerada durante dos días hasta su definitivo traslado a la iglesia de Capuchinos.

Con este trasfondo histórico, los sagrados cultos programados principiaban en el templo de Capuchinos el pasado 30 de mayo, figurando la Virgen con un sorpresivo aderezo en el que sus dos vestidores, Txema Díaz y Juan José Guidet, se han afanado en los últimos días. Como bien referían a EL FARO, “dicha vestimenta se inspira en una vieja fotografía de principios del siglo XX en la que la Virgen figura con el manto recogido y una corona de flores silvestres con una lazada en su regazo. Igualmente, su pamela hace un guiño a la historia al aparecer caída hacia un lado para evocar su apostura en la referida  fotografía”. Mención aparte merece la novedad de los borreguitos de armiño que se sitúan a sus pies y que artísticamente se han podido lograr tras un exhaustivo estudio de las técnicas pictóricas.

Con este aderezo, tenía lugar el pasado día 30 la solemne función  en la iglesia de Capuchinos, que ha presidido su consiliario, D. Antonio Rodríguez Hervás. Finalizada la misma, la sagrada imagen era trasladada hasta la iglesia de Nuestra Señora de la Visitación para ser entronizada en un altar de cultos que había sido erigido junto al crucero. El día 31 de mayo, y en presencia de las RR. MM. Nazarenas, se verificaba una solemne eucaristía que quedaba a cargo de D. Alberto Sedano, con la que se pretendía rememorar  el acto de su bendición. Ya en el día 1 de junio, a las 19:00 hrs, se organizaba desde el templo de la Visitación el rosario vespertino que su hermandad había dispuesto y que  ha llevado a la Virgen por calles nunca antes transitadas en su tradicional procesión del mes de octubre. Finalmente, su recorrido concluía en la iglesia de la Encarnación, donde igualmente va a permanecer durante dos días expuesta a la veneración de los fieles.

En ella, el viernes, 2 de junio, se celebraba una función de iglesia que ha sido concelebrada por su consiliario, D. Antonio Rodríguez Hervás y el párroco de la misma, D. José Albaladejo Hernández. Finalmente, el día 3, tendrá lugar desde el templo Mayor la salida extraordinaria con la que se concluyen los actos conmemorativos que durante un año han fomentado la historia y la devoción de la titular mariana.

El cortejo del Santo Rosario abría su marcha con la cruz parroquial y dos ciriales, a los que seguían dos filas de devotos portando velas en sus manos. Tras ellos, el estandarte mariano y un quinteto de música constituida por clarinetes que pertenecen a la banda de música de Zamarrilla de Málaga y que ha interpretado conocidas composiciones de corte religioso. Tras ellos, el cuerpo de acólitos e incensarios que preceden las andas de la Divina Pastora, portada por su tradicional cuerpo de costaleros que se ha podido ir turnando en sucesivas tandas para su porte. Finalmente, ha marchado el consiliario de la hermandad acompañado de numerosos feligreses de Motril, muchos de ellos con dificultades para su movilidad, que han traído hasta la memoria histórica de la hermandad la enorme devoción mariana a la Virgen titular de Capuchinos y su señalado milagro a Juana Peñalver en el año de su llegada a Motril.

Tras el recorrido marcado por la junta de gobierno de la hermandad se daba por concluido el rosario vespertino a las 21:30 hrs, momento en el que la Divina Pastora de las Almas era ubicada en el altar mayor, a la vez que se reiteraban los vítores y loas a la Madre del Hijo de Dios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí