La Policía Nacional activa el protocolo antidron y localiza dos vuelos prohibidos en conciertos multitudinarios celebrados en Granada

0
830

EL FARO

  • Los agentes de la Unidad de Seguridad y Protección Aérea de Granada establecieron sendos dispositivos antidrones con motivo de la celebración de dos conciertos multitudinarios que tuvieron lugar el pasado fin de semana en la ciudad de Granada
  • Se impidieron dos vuelos prohibidos y se localizaron tanto las aeronaves como a los pilotos a quienes se les propuso para sanción administrativa por las presuntas infracciones cometidas contra la Ley de Seguridad Aérea
  • La Policía Nacional y la Agencia Estatal de Seguridad Aérea –A.E.S.A.- recomiendan que antes de realizar alguna operación aérea con drones se consulte la normativa vigente y aquellos lugares en los que se puede volar en la página https://drones.enaire.es/
Dron incautado por la policía.

La Policía Nacional activó el protocolo antidron en dos conciertos multitudinarios que tuvieron lugar el pasado fin de semana en la ciudad de Granada. Fueron dos las aeronaves localizadas por los agentes cuando volaban de manera ilegal por el espacio aéreo granadino cuyos pilotos fueron propuestos para sanción administrativa por incumplimiento de la normativa contra la Ley de Seguridad Aérea.

Con motivo de la celebración de dos conciertos multitudinarios que tuvieron lugar en la capital el pasado fin de semana, la Comisaría Provincial de Granada estableció sendos dispositivos de seguridad con el objetivo de garantizar, la seguridad ciudadana y el orden público, contribuyendo así al normal desarrollo de los mismos. Como parte integrante de los operativos, los agentes de la Unidad de Seguridad y Protección Aérea de Granada, dependientes de la Unidad de Medios Aéreos de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental, establecieron sus protocolos de actuación. La función de estos agentes es hacer cumplir la normativa vigente sobre vuelo de drones en aplicación de lo dispuesto en el Real Decreto 1036/2017, de 15 de diciembre, por el que se regula la utilización civil de las aeronaves pilotadas por control remoto; y de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de Protección de la Seguridad Ciudadana, con el objeto de salvaguardar el cielo de nuestras ciudades de cualquier peligro producido por aeronaves no tripuladas, todo ello dentro de las competencias de policía administrativa de Aviación Civil que realiza la Policía Nacional.

Localizados dos drones y sus pilotos realizando vuelos ilegales

En este contexto, la primera de las intervenciones de los agentes de dicha unidad tuvo lugar el viernes día dos cuando, utilizando los medios de dotación, detectaron un vuelo no autorizado de tipo UAS -(Unmanned Aircraft Systems) o Sistemas de Aeronaves No Tripuladas–. Por este motivo, se desplazaron al lugar donde localizaron “in fraganti” a una persona de nacionalidad italiana volando un dron a una altura de 75 metros. El piloto de esta aeronave fue identificado por encontrarse volando en una zona restringida al vuelo fotográfico y no haberse coordinado con el resto de usuarios del espacio aéreo legalmente establecidos. Por tales hechos, se impidió el vuelo prohibido de manera inmediata y fue propuesto para sanción por una presunta infracción de la Ley de Seguridad Aérea.

La segunda actuación tuvo lugar al día siguiente, en el transcurso del dispositivo establecido con ocasión de otro de los conciertos, cuando descubrieron el vuelo de otro dron a una altura de 87 metros. El piloto fue localizado en el Mirador de San Nicolás, alejado de la zona donde se encontraban los agentes intervinientes quienes, por este motivo, solicitaron el apoyo de agentes del Grupo de Atención al Ciudadano (G.A.C.). El identificado, de nacionalidad holandesa, habría despegado la aeronave ante la presencia de más de 150 personas, por lo que, en el caso de caer al suelo a la altura descrita, el impacto se habría producido a una velocidad de 40 metros por segundo. Los policías intervinieron la aeronave ante el riesgo potencialmente grave para las personas que suponía dicho vuelo. Además, cuando le solicitaron la documentación necesaria para volar, carecía de licencia como piloto UAS y de seguro en vigor. Por otro lado, el dron tampoco disponía del obligado sistema de mitigación de impacto –paracaídas-, obligatorio al ser una aeronave de más de 250 gramos. Finalmente, intervinieron dicho dron ante el riesgo potencialmente grave para las personas y el piloto fue propuesto para sanción ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea –AESA-.

La Policía Nacional y la Agencia Estatal de Seguridad Aérea recomiendan que, antes de realizar alguna operación aérea con drones, y para evitar posibles infracciones, se consulte la página de ENARIE https://drones.enaire.es/ donde comprobar las normas vigentes y los lugares en los que se puede volar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí