Reconocimiento oficial al primer perro de alerta médica de Andalucía

0
283

EL FARO

Este distintivo, pionero en la comunidad, permitirá a ‘Aslan’ acompañar a su dueño, paciente crónico, en su día a día

Reconocimiento oficial a Aslan (EL FARO)

La Delegación territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Granada ha otorgado el primer reconocimiento de perro de asistencia de alerta médica en Andalucía tras la entrada en vigor de la ley que regula el uso de estos animales para asistir a personas con discapacidad en la comunidad. El delegado, Manuel Montalvo, ha entregado la Resolución Provisional a Manuel Gavilán a su perro ‘Aslan’, que ya porta la insignia que le identifica, en este caso, como experto en detectar hipoglucemias.

El delegado provincial ha explicado que “cuando recibimos la petición de Manuel, muy bien fundamentada y con toda la documentación necesaria que estipula la ley en esta materia, nos pusimos en marcha porque creímos necesario realizar los trámites que abrieran la puerta a este tipo de acompañamiento”. En este sentido, Montalvo ha subrayado la utilidad de los perros guía y de asistencia, así como su función beneficiosa para las personas a las que prestan asistencia.

En el caso particular de ‘Aslan’ y su dueño, además de cumplir todos los requisitos estipulados por la ley, se ha tenido en cuenta la importante labor que desempeña el animal en el día a día de su dueño. Con esta nueva acreditación, el animal podrá acompañar en su día a día a su propietario, incluyendo transporte urbano y dependencias hospitalarias.

Manuel Gavilán, el dueño de ‘Aslan’, es una persona con diabetes y alto riesgo de hipoglucemias. Durante su intervención, ha indicado que “pese a contar con una bomba de infusión de insulina de las más actuales del mercado, requiero de un sistema adicional que me alerte de las bajadas de azúcar, ya que son muy bruscas e inesperadas, al no disponer de un órgano tan importante como el páncreas”. En esta situación, la compañía de un perro de asistencia como ‘Aslan’ es clave, puesto que es capaz de detectar estas alteraciones con bastante antelación, cumpliendo “con su función de manera extraordinaria”, ha añadido.

Montalvo ha hecho una mención a la Asociación Amigos del Perro de Utilidad para Discapacitados Físicos y Psíquicos y al instructor de Perros de Utilidad por la Real Sociedad Canina de España, Felipe Villanueva Aguilera, quien ha certificado que ‘Aslan’ ha superado satisfactoriamente la formación para realizar las funciones de perro de asistencia en la especialidad de alerta médica a través de una preparación muy completa.

El delegado ha recordado que la Ley 11/2021 de 28 de Diciembre, por la que se regulan los perros de asistencia para personas con discapacidad en Andalucía, recoge toda la documentación que el usuario debe aportar para obtener esta acreditación y que así se le permita, acceder, permanecer y transitar por lugares públicos y/o privados de uso público en compañía de su perro de asistencia.

“Con esta ley, hemos dado un paso más en la igualdad real entre andaluces y andaluzas, independientemente de su condición”, ha destacado, antes de resaltar que “desde esta Delegación vamos a continuar poniendo en marcha todos los mecanismos de reconocimiento de los perros de asistencia para que estos puedan continuar prestando el servicio tan valioso que prestan a sus dueños, y puedan velar por mejorar su autonomía diaria y su calidad de vida”.

En Andalucía hay inscritos en el Registro Andaluz de Identificación Animal, RAIA, solamente ‘perros guía’, ya que actualmente no existe otra categoría que englobe al resto de perros de asistencia. Se estima que solo en Granada existen casi una quincena de perros de alerta médica como Aslan, que prestan asistencia sanitaria a personas con diabetes.

Perros de asistencia

Los perros de asistencia son animales adiestrados para dar servicio a personas con discapacidad, trastornos del espectro autista, diabetes o epilepsia y contribuyen a mejorar su autonomía personal y su calidad de vida. Existe una norma autonómica, la Ley 11/2021 que estipula la fórmula válida para acreditar esta condición especial del animal y que así se le permita, acceder, permanecer y transitar por lugares públicos y/o privados de uso público en compañía de su perro de asistencia.

Según sus habilidades y aptitudes, los perros de asistencia se clasifican hasta en cinco tipologías distintas: perros guía, que orientan a personas con discapacidad visual y/o auditiva; perros de señalización de sonidos, adiestrados para avisar a las personas con discapacidad auditiva, total o parcial, de diferentes sonidos e indicarles su origen; perros de apoyo o de servicio, que prestan ayuda y auxilio en el desarrollo de las actividades de la vida diaria a aquellas personas con discapacidad que tienen reducida su capacidad motora; perros de trastorno del espectro autista, adiestrados para promover la autonomía de estas personas y guiarlas, preservar su integridad física y controlar situaciones de emergencia.

Todos estos animales siguen un largo proceso de adiestramiento y esta labor, realizada con personal cualificado, es crucial a la hora de expedir el correspondiente certificado oficial de adiestramiento en cada disciplina y los certificados y autorizaciones pertinentes.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí