Brillante salida del Santísimo Cristo de la Humildad en la Villa de Salobreña

0
1126

                                                                            Domingo A. López Fernández/EL FARO

                                                                               Fotografías: Daniel López Rodríguez

Salobreña entera arropa con fervor y devoción al cortejo penitencial del martes santo

Brillante jornada la vivida en la tarde-noche del día de ayer para recibir en la calle al cortejo del Santísimo Cristo de la Humildad, procesión con la que se inaugura de forma externa la semana santa en la villa. En verdad, una tarde primaveral, con ligera y agradable brisa, hacía saludable la presencia de vecinos y visitantes en la iglesia de Nuestra Señora del Rosario para asistir a la salida procesional de esta corporación penitencial que remonta su existencia al año de 1977 y cuya imagen titular es conocida popularmente como Cristo Atado a la Columna. Sin duda, una esperada y ansiada manifestación de fe que se hizo presente por las antiguas callejas del casco antiguo tras dos años de parón, y en las que familias enteras se apostaron y apretujaron a su paso para recibir con fervor y devoción a esta devota imagen que representa a Cristo con las manos atadas en el mismo momento de su flagelación.

Puntualmente, la cofradía del Santísimo Cristo de la Humildad efectuaba su salida procesional a las 20:00 hrs de la tarde desde el pórtico de la iglesia patronal, abriendo su marcha la cruz guía y dos filas de hermanos nazarenos ataviados con hábito penitencial de color blanco y capa y capillo de color amarillo. A continuación, el estandarte corporativo y el cuerpo de madrinas que antecede al cuerpo de acólitos con ciriales e incensarios que constituyen un auténtico estreno para este año y que han sido donados por varios hermanos. Seguidamente,  la presidencia oficial del cortejo en la que han estado representadas todas las cofradías radicadas en la villa con sus correspondientes varas presidenciales. Finalmente, el paso del Santísimo Cristo de la Humildad, sobre el que se muestra su titular iluminado por cuatro cirios de cera roja y un llamativo exorno floral en el que han destacado cuatro ánforas de claveles de color rojo intenso y una base de “statis” de color morado para significar la inminencia de la muerte del Salvador. Impresionante la imagen titular que fue tallada por el escultor almuñequero Benito Barbero Medina bien entrados los años de posguerra. Tras el paso, ha cerrado la marcha la Banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora de la Victoria de Granada.

Espectacular ha sido, desde luego, la salida del Cristo a la calle, mientras la banda tocaba  la marcha “Ave María”, y la primera “chicotá” que el capataz ha dedicado con entonación al grito de “Gloria al Rosario y la humildad costalera”. El paso ha sido portado por veintiocho costaleros que han sido dirigidos por el capataz Samuel Puertas, asistido en labores de contraguía por Francisco Fernández Villa y Francisco Aguilar.

El itinerario dispuesto por la junta de gobierno de la cofradía ha partido desde la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, para continuar por calle Torre, Gloria, Agrela, Antequera, Carmen, Cochera, Puerta de la Villa, Muralla, Perejil, Plaza del Museo, Bóveda, Martín Recuerda, Estación y proceder desde aquí a su encierro en la iglesia. Enclaves todos, pues, que remiten a un pasado morisco de la localidad en el que se hace remarcar con pasión y sentimiento el paso de una imagen de Cristo en su espiritualidad y sentido penitencial.

Buen estreno, por tanto de la primera cofradía penitencial de la villa, con unas calles y pequeñas plazas plagadas de fieles y numerosos visitantes apostados en las estrechas callejas de la villa. Destacar, igualmente, la sorprendente “nube” que ha caído al paso de la imagen por la tribuna oficial, que afortunadamente ha sido pasajera y ha evitado que el cortejo procesional tenga que ser suspendido. Significativo ha sido, sin duda, el tránsito del Cristo de la Humildad por la calle Perejil, la primera vez que lo hace, y en la que los laterales del paso han librado con extrema justeza las paredes de las viviendas. Asimismo, la “petalá” ofrecida por los vecinos en esta misma calle y la sorprendente “levantá” al cielo en la que los hachones del paso han rozado prácticamente los balcones de las casas. Finalmente, la sentida saeta que ha dedicado el vecino Basilio Campoy al titular de la Humildad, que ha sido muy aplaudida por el público presente.

Hoy, miércoles santo, dos cofradías tienen prevista su salida penitencial, la primera, la del Santísimo Cristo de la Humillación, que lo hará a las 21:00 hrs desde la iglesia de San Juan. Y la otra, la de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Esperanza a las 21:00 hrs desde la iglesia patronal.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí