CCOO y UGT reclaman pasar de las palabras a los hechos en las empresas para alcanzar la igualdad real de la mujer en el ámbito laboral

0
505

EL FARO

Han participado, esta mañana, en una concentración en la sede de los sindicatos, con motivo del Dia Internacional de la Mujer. El acto sindical de esta mañana contra el machismo y en defensa de la igualdad entre hombres y mujeres, «desgraciadamente, se ha visto salpicado por los intentos de boicot de un partido de extrema derecha»

Concentración en la sede de los sindicatos, con motivo del Dia Internacional de la Mujer (EL FARO)

La secretaria de la Mujer de CCOO Granada, Clara Castarnado, ha denunciado los sesgos de género que afectan en gran medida a las mujeres, empezando por la parcialidad como “fórmula de contratación” predominante. Concretamente, en Granada, las mujeres soportan un 27% de parcialidad frente al 8% de los hombres. En su opinión, las mujeres sufren la desigualdad laboral, primero, en el acceso al trabajo, con peores contratos, más jornadas parciales, en ocupaciones y sectores claramente feminizados; segundo, en la promoción y la trayectoria laboral con “techos de cristal” que les impiden promocionar. Un dato a destacar, explica Castarnado (CCOO) es el de las excedencias por cuidados de familiares que recaen mayoritariamente sobre las mujeres, concretamente de 625 que se solicitaron en Granada en 2020, 571 fueron solicitadas por ellas. Desde CCOO, exigimos políticas públicas valiosas, valientes y eficaces para el sector de los cuidados, cuyo alto valor, aseguró Castarnado (CCOO), “debe compensarse con protección social y buenas condiciones de trabajo.

En materia salarial, afirma la responsable de Mujer de CCO Granada, el salario medio anual de los hombres en Granada supera en 2.700 euros al de las mujeres, lo que se traduce en una brecha salarial de género del 15% y, consecuentemente, ellas cobran menores pensiones al finalizar su vida laboral (en Granada la brecha en materia de pensiones es del 22%).

Por todo ello, urge la aplicación cuanto antes de la reforma laboral que incluye la vuelta a la prevalencia del convenio del sector sobre el de empresa. Para Castarnado (CCOO)  “la aplicación de estas condiciones salariales en las subcontratas, y la recuperación de la ultraactividad mejorarán el salario de las actividades de subcontratación feminizadas”. Asimismo, ha destacado la responsable de Mujer de CCOO Granada la obligatoriedad de los planes de igualdad en las empresas con más de 50 trabajadores como “herramienta fundamental para hacer frente a la brecha salarial”.

Por su parte, Elisenda Sánchez, Secretaria de Igualdad de UGT Granada,  ha subrayado que, a pesar de los avances en materia de igualdad,  siguen siendo necesarias medidas para luchar contra la feminización de la precariedad y la temporalidad. Sanchez ha incidido en que el acuerdo sobre la reforma laboral y la nueva subida del SMI beneficiarán especialmente a las mujeres, que son quienes más sufren la precariedad laboral y tienen los salarios más bajos, pero siguen siendo necesarias medidas específicas dirigidas a fomentar el empleo de las mujeres y reducir las brechas por género, como, por ejemplo, actuar de manera decidida contra la feminización del contrato a tiempo parcial, dirigido mayoritariamente a las mujeres.

La reforma laboral, opina la ugetista, es un acuerdo muy positivo ya que supone avances en muchos ámbitos, de hecho, con esta reforma se recupera la plena ultraactividad y el convenio de empresa deja de tener prioridad en materia salarial y esto, supondrá un claro beneficio para las mujeres. Además, añade, el hecho de que el convenio sectorial recupere su posición de supremacía en materia salarial, y en las subcontratas solo prevalezca el convenio de empresa si tiene mejores condiciones salariales que el sectorial, es fundamental para mejorar las condiciones de las personas trabajadoras en general y de las mujeres en especial.

Y ha finalizado subrayando que los avances legislativos son primordiales pero que es necesario que las empresas cumplan con la ley, para lo que es imprescindible no sólo impulsar la inspección de trabajo y endurecer las sanciones, sino dotar de los recursos necesarios al desarrollo de las medidas de igualdad, porque si el trabajo de las mujeres se valora igual que el de los hombres será bueno para el impulso de la economía y el empleo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí